Quinto, hasta en las situaciones más complicadas, y no sabe este Sr. Peris hasta que extremos, un comandante de vuelo mantiene el control y la serenidad, sabe evaluar perfectamente sus capacidades, responsabilidad y actuación.

Sexto, echar a los perros al Control de Vuelo de Barcelona es una afirmación gratuita e irresponsable. En un control de vuelo se está jugando con la vida de todo un pasaje, cientos de personas, y todos estos profesionales saben muy bien su “modus operandi” ante una situación de estas características, tachar de esto a estos profesionales es desconocer todo sobre la profesionalidad y responsabilidad de un Control de Vuelo en nuestra navegación aérea, me parece una soberana estupidez.

Séptimo, lo de la inversión de temperatura es una fantochada, creo que eso lo dice todo.

Octavo, toda la gente se equivocó en opinión del Sr. Fernández Peris, todo el mundo estaba equivocado y vio lo mismo, aquí el único que sabe lo que dice es él, pues a mí me parece que él tiene mucho que aprender aún y que el equivocado es él... A lo mejor este señor sabe “tantísimo” por que iba en la cabina del Supercaravelle...

*Pero, ¿alguien se debió de equivocar?

-Posiblemente, pero ¿todos se equivocan? Pilotos super-profesionales y con miles de horas de vuelo, personal, controladores, pasajeros, espectadores, militares... me parece a mí que el que se equivoca es este señor. Yo no sé si lo visto aquella noche fueron OVNIs o no, me da lo mismo ya que no creo en estas cosas pero si me molesta en extremo que se dude de la profesionalidad de personas que él ni conoce ni sabe cual es su trabajo y que encima te lo quiera explicar argumentándolo con sus explicaciones que no valen para nada. Sencillamente en este caso habla de forma gratuita...

*¿Y que me dices del estudio realizado?

-Pues que es una visión parcialista dominada por su opinión y por su conjetura que te lleva a donde él quiere, es decir, a su explicación. Esta orientado a una parte concreta de lectores... Cualquier profesional del aire que lea este libro lo rebatiría en poco tiempo, nada más leerlo...

Por último decir que aunque en España gustaran mucho los OVNIs en aquella época, ¿qué pasa? Que todos los implicados eran unos fanáticos de los OVNIs mentalmente influenciados por toda esa temática y literatura ufológica, todo el mundo estaba afectado... pues ¡que bien!

*¿Algo más?

-Sí, ya que me dejas, decirle a la gente de nuestro país que viaje en coche ya que con estos profesionales del aire en opinión del Sr. Fernández Peris se está más seguro abajo que arriba... aquí en España te dan el título de piloto o controlador con el envoltorio de los chicles, ¿qué me dices?

*Pues creo que más o menos hemos finalizado, muchas gracias por tu ayuda, contribución y opinión en torno a todo este polémico caso.

-Pues nada José, gracias a vosotros por enseñarme algo nuevo, voy a recomendar que a todos los pasajeros de los vuelos se les facilite un paracaídas y un valium-10... La verdad es que es indignante leer todo este cúmulo de tonterías. Afortunadamente no es cierto y sabemos que está equivocado. Cualquier profesional del aire o relacionado con el mismo merece todos los respetos y consideraciones. Todavía no he puesto yo en duda a ningún ingeniero agrícola o a su trabajo...

Me ha gustado mucho compartir este ratito con vosotros, me habéis demostrado que no todos los ufólogos sois iguales (¡otro que se da cuenta!) y que estáis en una línea de investigación muy seria, rigurosa y objetiva. Merece la pena conoceros un poquito mejor. Gracias a vosotros. Creo que son pocos los investigadores que hacen un trabajo tan largo y prolongado como el vuestro sólo por descubrir la verdad de un caso. Felicidades.

(FIN DE LA ENTREVISTA)

En comunicación con un contacto en el control de vuelo de Sevilla las conclusiones que se obtienen son prácticamente análogas y con el mismo y evidente enfado. Parece que hay una “total” unanimidad con respecto a esto. “Me parece despreciable y muy poco ético dudar de la profesionalidad o conocimientos de unos profesionales, es sencillamente deplorable, a esto lo considero yo un insulto. He hablado en numerosas ocasiones con compañeros sobre este caso, e incluso compañeros implicados directamente en él y todos me dicen lo mismo, que aquella noche allí pasó algo muy raro, no sé si OVNIs o no pero desde luego no era ni Sirio, ni las estrellas, ni Venus, y mucho menos Escombreras, todo esto es ridículo. Y si era tan fácil resolver este asunto ¿por qué lo hace ahora al cabo de 20 y tantos años, por qué no antes, por qué no como contrarréplica a lo escrito por el Sr. J. J. Benítez?”.

Como información añadida y compartiendo el mismo punto de vista que nuestro dos anteriores profesionales encuestados encontramos a D. Pablo J. Díaz Moreda (ATC SUPERVISOR del Aeropuerto Internacional de Barajas-MADRID). En la prestigiosa revista española “KARMA-7” del mes de Marzo del 2000 en su sección de CARTAS se manifestaba de la siguiente forma:

“He escuchado el CD que la revista nacional KARMA-7 facilitaba junto con su correspondiente ejemplar. He de comentar que se me han puesto los pelos de punta. Lo mejor de él, en mi opinión, ocurre a partir del minuto 11:15 de su única pista de audio. En Abril de 1976, conseguí en una Oposición al Cuerpo Especial de Controladores de la Circulación Aérea (CECCA), una plaza para realizar el correspondiente curso de formación, que empezó en Septiembre de ese mismo año. Desde Mayo de 1978 presto mis servicios como tal (actualmente supervisor) en la torre de control de vuelo del aeropuerto de Madrid/Barajas.

”Cualquier controlador de tránsito aéreo que escuche el contenido de este CD (como un todo: expresiones, referencias a posiciones de luces, conversaciones telefónicas entre dependencias de control; la más interesante, para mí, es aquella en la que un controlador de Barcelona ACC habla con otro de Valencia ACC en la que éste último le dice que han salido a la terraza y han visto dos luces rojas con prismáticos, con el Caravelle a una 19 NM –Millas Náuticas– del campo) sabe positivamente que la tripulación del vuelo en cuestión se estaba enfrentando a un riesgo de colisión real, sea cual fuere... Cuando la tripulación del vuelo dice, al principio de la grabación, que tiene dos luces rojas a las 10 de su posición (60º a la izquierda del avión) en ruta IBZ (Ibiza) ALT (Alicante), cerca de Ibiza, no puede referirse, de ningún modo, a las luces de la refinería de Escombreras, ya que estarían, de existir, unos 10º, como mucho, a la izquierda del morro del avión... Tengo muy claro que el Sr. Fernández Peris, con todos mis respetos, es un claro desinformador, como lo es el señor Ballester-Olmos que durante algún tiempo, en 1990, intentó, sin éxito, entrar en contacto conmigo; o esa extraña especie de Manuel Toharia, ex hombre del tiempo, y autoproclamado científico o especialista en no-se-qué. ¿!Qué más puedo decir sobre el asunto!?”

Comunicado Oficial del Cuartel General de Aire

Respuesta de la División de operaciones, Sección Espacio Aéreo con objeto de dar respuesta a la interpretación de Enrique Múgica Herzog:

“Las causas que obligaron a desviar la noche del 11 de Noviembre de 1979 al avión Caravelle de la TAE no se debieron a ningún tipo de avión, ignorándose la naturaleza del objeto en cuestión, que bien pudo ser una ilusión óptica. Por otro lado es un hecho cierto que no se tuvo contacto radar con él, ni desde tierra ni desde el aire en ningún momento, lo que indica la inexistencia de un objeto sólido en la zona durante el periodo de tiempo estudiado.

”No hubo tres tráficos durante cuatro horas en el cielo español, sino la apreciación de unas luces de dudosa identificación que, en ningún momento se demostró que fuesen objetos consistentes, garantizándose que no era ningún tipo de avión, por lo que no puede calificarse de ‘tráficos’.

”No existió ningún aparato que obligase a un despegue de un F-1 desde Albacete, sino que fue la comunicación telefónica hecha desde Valencia sobre la observación de unas luces en la zona, lo que indujo al Jefe de Servicio del MACOM a ordenar la salida del F-1 (Mirage) al objeto de comprobar si dichas luces correspondían a algún avión u objeto volante que, por otro lado, no había sido detectado por el radar de tierra.”

¿Y por qué abrió un expediente y clasificó esta información durante tantos años (25 años) en el Ministerio de Defensa? ¿Si no tenía tanta importancia ni constituía ningún riesgo o peligro, ¿por qué tanto misterio y clasificación de expedientes? Muchas preguntas aún, demasiadas...

Parece que la polémica en torno a todo este apasionante caso sigue firme a las creencias de unos y otros en nuestra Ufología. Desde nuestra publicación hemos tratado de aportar un poco más de información al “INCIDENTE EN MANISES”. Desconocemos lo que aquella noche de Noviembre del año 1979 pudo afectar al Supercaravelle para forzar su aterrizaje en el aeropuerto de Manises en Valencia y no vamos a ser nosotros los que aportemos la solución ya que –¿por qué no decirlo?– la desconocemos..., en vista y tras haber analizado el caso y sus explicaciones a favor y en contra sólo podemos afirmar que, atendiendo taxativamente a su definición, un/os Objeto/s Volador/es No Identidicado/s obligó a desviar y alterar su rumbo y plan de vuelo al comandante del JK-297 Sr. D. Francisco Javier Lerdo de Tejada hasta aterrizar en el citado aeropuerto. Esto es evidente y es un hecho constatado, todo lo demás son simples conjeturas.

Fuente: EDENEX

     Manises (1,1 MiB, 527 hits)
    Descripción de archivo: Estos archivos comprimidos (zip), contienen los audios del Caso Manises. En total son 8 archivos de audio mp3 en los que se puede escuchar las conversaciones que mantiene el piloto del avión con la torre de control y con otro avión, en la cual éste advierte que un OVNI le está persiguiendo.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 11, 2019
11:48
#1 Javier Pérez Carrió:

Escombreras en València? Ya os vale!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario