Filmada en 1933, la película muestra a Benjamin, el último tilacino en cautiverio del mundo.

Tigre de Tasmania.

Hace casi un siglo, un cineasta capturó una película corta en blanco y negro del último tilacino conocido —llamado popularmente tigre de Tasmania— mientras deambulaba por su recinto en el zoológico de Beaumaris en Hobart, Australia. Ahora, ese animal muerto hace mucho tiempo, al que sus cuidadores llamaron Benjamin, ha «vuelto a la vida» en una nueva versión coloreada del metraje.

En las imágenes mejoradas, que el Archivo Nacional de Cine y Sonido (NFSA) de Australia compartió en YouTube la semana pasada, Benjamin tiene un pelaje amarillento con rayas de color marrón oscuro en la espalda y el trasero. Cuando abre sus mandíbulas asombrosamente largas en un bostezo que estira la cabeza, su lengua y el interior de su boca adquieren un delicado tono rosado.

El naturalista australiano David Fleay capturó el metraje en una película de 35 milímetros en diciembre de 1933. La película y el negativo están en la colección de la NFSA, y el negativo fue escaneado recientemente a una resolución de 4K (resolución horizontal de al menos 4.000 píxeles) y luego coloreado bajo supervisión del productor de cine Samuel François-Steininger de Composite Films en París.

Colorear el metraje a una resolución tan alta fue un desafío porque el pelaje del tilacino era extremadamente denso, «y una gran cantidad de cabello tenía que ser detallada y animada», dijo François-Steininger en el comunicado de la NFSA.

Los expertos de Composite Films hicieron referencia a pieles de tilacino preservadas en museos para asegurarse de que los nuevos colores de la película fueran precisos. También leyeron descripciones científicas de los animales y revisaron ilustraciones y pinturas de tilacino. Luego, recurrieron a herramientas digitales y algoritmos de inteligencia artificial para integrar a la perfección el color en cada cuadro del negativo.

«Se necesitaron más de 200 horas de trabajo para lograr este resultado», precisó François-Steininger.

Si bien los tilacinos (Thylacinus cynocephalus) se conocen comúnmente como tigres de Tasmania o lobos de Tasmania, no eran ni lobos ni tigres. Más bien, estos animales extintos fueron una vez los marsupiales carnívoros más grandes del mundo, con adultos que pesan hasta 66 libras (30 kilogramos) y miden hasta 77 pulgadas (195 centímetros) de largo desde la nariz hasta la punta de sus largas colas.

El naturalista David Fleay, c.1933. Cortesía: Rosemary Fleay Thomson y la Colección de Historia Natural de David Fleay.

Los tigres de Tasmania alguna vez pulularon por Australia, pero hace unos 2.000 años, se encontraron solo en la isla de Tasmania, donde aproximadamente 5.000 tilacinos permanecían cuando los europeos colonizaron el continente a fines del siglo XVIII, según el Museo Nacional de Australia. A mediados de la década de 1930, los avistamientos de tilacinos en la naturaleza eran extremadamente raros. Después de la muerte solitaria de Benjamin en el zoológico de Hobart en 1936, los intentos de capturar otro tilacino no tuvieron éxito y la especie fue declarada oficialmente extinta en 1986.

Solo se conocen 10 clips de películas de tilacinos vivos, y el metraje de Fleay es el más largo, con un tiempo de ejecución de aproximadamente 80 segundos. Pero incluso un minuto de filmación puede haber sido demasiado para el tema del tilacino de Fleay; poco después de que el cineasta capturara las imágenes de Benjamin, el tigre de Tasmania mordió a Fleay en las nalgas.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Sep 13, 2021
2:29
#1 HORACIO:

Que bello animal......cuanta pena perder su especie....

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario