En Ojo de Agua, Santiago del Estero, Argentina, un hombre le dijo a la policía que parte de su ganado fue masacrado por una «fuerza» de otro planeta. Un grupo de vecinos de la misma localidad ya había denunciado la presencia de ovnis, con luces rojas, que descendieron en la zona.

Foto gentileza Nuevo Diario de Santiago del Estero.

Foto gentileza Nuevo Diario de Santiago del Estero.

El denunciante, Raúl Gustavo Baez, un jubilado de 73 años, expuso ante la policía que encontró una decena de sus animales (ocho vacas, una vaquillona y un ternero) mutilados, sin lengua, sin ojos y sin parte del aparato reproductor, desconociendo el motivo de la muerte.

El texto presentado por el hombre manifiesta que «no se observó sangre en el lugar, ni huellas de pisada ni otro rastro de vehículo en la zona» que pueda delatar al autor o autores.

Según reporta el diario Crónica, el fiscal de turno Dr. Julio Vidal fue informado del anormal incidente disponiendo que se instruya una Información Sumaria Judicial a fin de establecer los causales de los decesos de los animales denunciados oportunamente.

Foto gentileza Nuevo Diario de Santiago del Estero.

Al igual que en otros casos de mutilación de ganado, ningún animal carroñero se acercó a los restos. Tampoco se observó sangre en el lugar, ni huellas de pisada ni otro rastro de vehículo en la zona. Foto: Nuevo Diario de Santiago del Estero.

Fue así como el comisario Guzmán Báez y personal de la sección criminalística juntamente con el médico veterinario Renzo Capellini se dirigieron al lugar exacto de los acontecimientos para dar cumplimento a lo ordenado por la fiscalía, entrevistándose con el casero Don Roque Mendoza, mayor de edad, con domicilio en Paraje La Totorilla, Dpto. Ojo de Agua, quien supo manifestar que «hace aproximadamente quince días atrás en circunstancias que reunió los animales vacunos del monte se dio con la novedad de que diez de ellos se encontraban muertos y cuatro de ellos le faltaba la lengua y tenían cortes en la zona genital (ano) y no tenían sangre, informando de esto al Ciudadano Báez propietario de los vacunos».

También se enteró que sus vecinos llamados Tomas Fidel Acosta y Florencio Villarruel habrían sufrido la muerte de sus animales vacunos, de los cuales algunos se encontraban mutilados.

«Se hace notar que el Médico Veterinario Capellini de SENASA no pudo extraer muestras para analizar en el laboratorio por el grado de descomposición de los animales, manifestando que nunca había visto mutilaciones de ese tipo y podría tratarse de un caso paranormal (sic), acotando que ese tipo de incisiones únicamente lo realiza un bisturí láser y evacuaría informe a la brevedad», concluyó la denuncia.

1 comentario
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Sep 20, 2018
20:44
#1 HORACIO:

HAY QUE MATAR A LOS MURCIELAGOS DE LA ZONA….JAJJJAJJA

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario