Una de ellas es la espada más larga jamás descubierta en una antigua tumba nipona, mientras que la otra se distingue por tener la empuñadura forrada con piel de una raya látigo o pastinaca. Esta última espada se ha convertido en el ítem decorado con piel rajiforme más antiguo encontrado en Oriente.

El mango de una de las espadas halladas está recubierto con piel de raya.

El mango de una de las espadas halladas está recubierto con piel de raya.

Según reporta The Asahi Shimbun, las espadas fueron halladas junto con huesos humanos, armas y arneses de caballo, en una tumba clásica de finales del período Kofun (siglo XI d.C.), en la actual ciudad de Ebino, prefectura de Miyazaki, Kyushu, Japón.

Una vez retiradas de la tumba durante trabajos de excavación llevados a cabo el año pasado, las espadas fueron llevadas al Instituto Gangoji para Investigación y Propiedad Cultural en Nara con el objetivo de analizarlas y conservarlas.

El instituto reveló que la espada larga tenía un pomo de madera y que la vaina estaba decorada con exquisitos motivos (tatenishiki). Actualmente mide 142 cm, aunque en su condición original alcanzaba el metro y medio, lo que la convierte en la espada más grande extraída de una tumba antigua en Japón.

La espada larga junto con un fragmento de su vaina.

La espada larga junto con un fragmento de su vaina.

La segunda espada mide cerca de 85 cm, tiene un pomo decorado con plata y una empuñadura recubierta con piel de raya.

Japón fue uno de los primeros países en donde se utilizó la piel de raya en empuñaduras de espadas, dado que es un material extraordinariamente fuerte y resistente a los cortes, quemaduras y desgarros, además de ser a prueba de agua.

«Las espadas sugieren que su dueño era una persona poderosa del sur de Kyushu, quien podría haber servido directamente a alguien de rango superior, muy cercano al rey de Yamato», concluyó Tatsuya Hashimoto, profesor adjunto del Museo de la Universidad de Kagoshima, quien colaboró en la investigación.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario