El Papa Francisco expresó su cercanía y apoyo a más de 300 exorcistas de diversas partes del mundo que se reunieron en Roma para analizar la difusión y consecuencias del ocultismo, el satanismo y el esoterismo.

«Los exorcismos reales no son tan dramáticos como muestran las películas de Hollywood, pero sí están basadas en eventos que en verdad sucedieron».

«Los exorcismos reales no son tan dramáticos como muestran las películas de Hollywood, pero sí están basadas en eventos que en verdad sucedieron».

El pontífice envió un mensaje a Francesco Bamonte, presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, cuyos miembros participan estos días en su primer congreso tras el reconocimiento jurídico de parte de la Congregación para el Clero del Vaticano, en junio pasado.

El líder católico pidió que los exorcistas «en el particular ministerio ejercitado» y «en comunión con los propios obispos» manifiesten «el amor y la acogida de la Iglesia hacia quienes sufren a causa de las acciones del maligno».

Según Valter Cascioli, portavoz de la asociación, el ocultismo y el esoterismo son prácticas que abren el camino a la «actividad demoníaca extraordinaria», que corresponde a las posesiones diabólicas extremas y violentas, así como son reflejadas en diversas películas.

«El número de las personas que usan estas prácticas con graves daños sociales, psicológicos, espirituales y morales, está en constante aumento y esto nos preocupa por que, como consecuencia, tenemos un aumento de la actividad demoníaca extraordinaria, en modo particular vejaciones, obsesiones o, sobre todo, posesiones diabólicas», indicó en declaraciones a la Radio Vaticana.

Cascioli constató que muchas veces no se toman en serio los riesgos de la «actividad demoníaca ordinaria», es decir las tentaciones cotidianas y sencillas que inducen a los pecados menos grave.

Aseguró que el tiempo actual es «particularmente crítico», porque la superficialidad, el individualismo exasperado, la secularización, parecen casi dominar nuestra sociedad. Por eso, estableció, la lucha contra el mal y el maligno «se está volviendo cada vez más una emergencia».

«Esto claramente es debido, además que a la acción directa del enemigo de Dios, del enfriarse de la fe, la armonía, es decir la falta de valores y el relativismo cultural que campea», explicó.

«Asistimos a un continuo proliferar de mensajes mediáticos, libros, programas televisivos, programas cinematográficos, que en alguna manera por el sensacionalismo incentivan, sobre todo en las nuevas generaciones, a ocuparse de ocultismo, satanismo, e incluso a practicarlo», ponderó.

Como cirugía cerebral para el reino espiritual

El exorcismo «es un ministerio altamente inusual para la condición humana, es muy raro, pero está creciendo en frecuencia», dijo el Padre Dwight Longenecker de la parroquia Nuestra Señora del Rosario en Greenville, Carolina del Sur —quién no es exorcista pero apoya la práctica.

«Es como cirugía cerebral para el reino espiritual. Los exorcismos reales no son tan dramáticos como muestran las películas de Hollywood, pero sí están basadas en eventos que en verdad sucedieron», explica Longenecker.

Los exorcismos se remontan a los tiempos de Jesús, quien —según la Biblia— tenía el poder para expulsar demonios y liberar eficazmente a las víctimas que estaban sujetos a ellos.

Los exorcismos se remontan a los tiempos de Jesús, quien —según la Biblia— tenía el poder para expulsar demonios y liberar eficazmente a las víctimas que estaban sujetos a ellos.

Las señales que indican que una persona está poseída, a pesar que la ciencia nunca lo ha podido probar, incluyen aversión a cualquier cosa que tenga que ver con la Iglesia, como agua bendita o crucifijos; fuerza supernatural o conocimiento insólito; voces alteradas; y la levitación entre otros fenómenos paranormales. Al respecto, Longenecker expresa: «Siempre buscamos explicaciones naturales primero, como desórdenes mentales o problemas de adicción».

Los exorcistas modernos normalmente tienen experiencia tanto en el campo de la psicología como en asuntos espirituales, y el trabajo requiere un entrenamiento especializado.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Nov 4, 2014
13:33
#1 jose pablo rodriguez:

conosco mucho del tema porque yo estuve poseído y de a partir de hay
me dedique al estudio que es real mente lo que llamamos demonios
pues dejenme decirles algo el demonio como queremos verlo no existe
la posesión son almas enfermas que andan en el mundo asrtal y que el ser humano a alimentarse de una sociedad distorsionada se contamina de esas almas que estan en el ambiente osea que viene por una mala alimentación fisica , como psíquica asi que una persona que se alimente de pensamientos positivos va a traer almas elevadas asi de sencillo el tema es que muchos gobiernos tienen el conocimiento y lo unico que hace es estimular lo negativo para que pase lo que esta pasando para dominar masas ya que hay un plan macabro para tenernos a todos dominados , ellos no quieren que te des cuenta quien eres tu realmente cosa que no salgas nunca de la esclavitud en la que te sometiste o te sometieron es mas las religiones tambien an echo lo mismo de diferente manera pero lo han echo así que te pido que abras la ventana y mires el sol hay esta dios . mira tu perrito hay esta dios, mira tu vecino hay esta dios, mirate a ti hay esta dios

Reply to this commentResponder

Nov 6, 2014
2:33

@jose pablo rodriguez: Querido José Pablo (y mirá que tenés nombres divinos) .
No conzco la poseción, por lo tanto no puedo emitir juicio al respecto.
Pero debo, sí, en este contexto que se me ofrace (divinamente ¿porqué no? remitirme a los antiguas y siempre vigentes, enseñanzas de Jesús.
“El ser humano es el artífice de su propio destino” dijo José Ingenieros en sus “FUERZAS MORALES”.
Las cosas pasan…. y pasan y pesan, a pesar de todo !!!
Asumir la responsabilidad por las consecuencia, fruto de nuestro desarrollo de esas fuerzas morales, no es divino: es humano y pensante.
Si nos esforzamos por ser y representar la verdad de nuestro espíritu, Lucifer huirá aterrorizado de nuestro ámbito social, económico, etc.etc
Voy más allá, aún…¿acaso es necesario?
La sujeción del pensamiento a conceptos inverosímiles se torna nrcio y cobarde.
Solo quiero recordarte, a tí y a todos los que lean estas páginas, nuestro amigo Jesús murió en la cruz para llevarse consigo todos nuestros pecados… A partir de entonces, el mundo debería haber sido…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario