Cuatro de cada diez personas afirman haber experimentado este tipo de presentimiento.

Son muchas las personas que afirman haber podido presentir la muerte de un ser querido o de alguien conocido. Es uno de aquellos fenómenos paranormales más extendidos en la sociedad y goza de una gran aceptación incluso entre las personas que no están interesadas en esta clase de temas.

Durante largos años dedicado a la divulgación de casos y experiencias paranormales de todo tipo, he podido descubrir que la mayor parte de las personas que afirman haber sido testigos de algún fenómeno paranormal, lo son dentro de este tipo de sucesos de predicción, y no precisamente de catástrofes, sino enfocadas a un entorno muy cercano y limitado.

He podido, en muchas ocasiones, profundizar en sus presentimientos y extraer determinados patrones en común. Patrones bastante significativos y que nos aportan luz sobre cómo la sociedad vive este tipo de sucesos. Además, normalmente quien ha podido sentir este fenómeno lo ha hecho varias veces.

Sueños

Es sin duda la vía preferida para el fenómeno y por donde los testigos reciben la premonición.

Normalmente la gente sueña con el familiar o el amigo de una forma traumática: o bien sueña que tiene un accidente o bien lo ven dentro de un ataúd. Normalmente, según las personas, suelen pasar 24 o 48 horas entre que se produce el sueño y muere el protagonista.

Situación de nervios o ansiedad momentáneos

En este caso la persona no suele tener en mente a nadie, pero muchos testigos afirman que, tras pasar por un episodio de este tipo sin motivo aparente, suele seguir de la muerte de alguien cercano. En este caso, al contrario que los sueños, la muerte suele suceder prácticamente al momento.

Fenómenos paranormales físicos a su alrededor

Otra de las formas comunes en que la gente puede presentir la muerte de alguien de su entorno es la aparición de fenómenos paranormales físicos en su domicilio. En este caso, suelen manifestarse, por ejemplo, estando el testigo en su cama y sintiendo que alguien se sienta a su lado. En tales ocasiones los testigos suelen tener constancia de que la persona que fallece se encuentra ingresada en el hospital o en fase terminal.

En este punto, el catálogo de fenómenos es tan amplio que debemos destacar algunos, como pueden ser apariciones en el domicilio, relojes que se paran justo a la hora del fallecimiento, la foto del fallecido que aparece caída entre el resto, etc…

Telepatía como hipótesis este fenómeno

No sería descabellado plantear la hipótesis de la telepatía para explicar este fenómeno. En parapsicología, la telepatía es la capacidad que el ser humano tiene para transmitir mensajes, sentimientos, etc… a otro individuo a través de la mente.

Diferentes experimentos con animales llevados a cabo a lo largo del s. XX parecen apoyar esta teoría. Y no parece del todo descabellada, puesto que en humanos se tiene plena constancia de los estrechos vínculos, casi paranormales, entre madres e hijos, y hermanos.

En todo caso, esta teoría solo explicaría una parte del fenómeno, la del fallecimiento, por así decirlo, a tiempo real, pero… ¿cómo explicaríamos un fallecimiento que implica el fenómeno de la premonición? En este caso, es obvio que la telepatía es imposible que se produzca. ¿Podría el futuro fallecido emitir señales subliminales que solo sean captadas por contadas personas a su alrededor?

Señales de la muerte que pueden influir en el testigo

¿Podemos predecir la muerte de alguien solo con observar inconscientemente algunos detalles que nos manifiesta su cuerpo?

Algunas de las señales que nos puede dar una persona cuando está cerca de la muerte son: exceso de sueño, falta de apetito, debilitamiento, confusión… Pueden penetrar en nosotros inconscientemente y anticipar, mediante sueños o intuiciones, el fallecimiento de la persona.

Este tipo de señales no tienen porque ser manifestadas por personas moribundas o muy enfermas. Os dejo un vídeo que las explica de forma clara y concisa:

Presentir la muerte de alguien cercano es un fenómeno tan enigmático como aceptado popularmente. Aproximadamente un 40 % de las personas han experimentado algún fenómeno similar, lo que hace de esta singular condición algo arraigado culturalmente inherente a nosotros como civilización, y es que la muerte ha sido siempre un fenómeno natural rodeado de misterios.

Por Pablo Moreira.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ago 8, 2020
12:41
#1 Armando:

Hace unos años tuve esa desagradable experiencia con un muy querido amigo de la infancia, un año y medio antes que falleciera.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario