Ubicado entre las órbitas de Marte y Júpiter, este misterioso mundo ha sido protagonista de muchos titulares de nuestro sitio web los últimos años —desde extrañas luces hasta montañas piramidales—. Ahora, nuevos datos obtenidos por la NASA al analizar lo enviado por la sonda Dawn, han revelado que hay agua en estado líquido bajo su superficie.

«Por mucho tiempo se creyó que era un cuerpo primitivo, pero ahora Ceres es un mundo oceánico con profundas salmueras a escalas regionales y posiblemente globales», escribe Julie Castillo-Rogez, científica planetaria que no estuvo involucrada en la investigación, pero instó a indagar más en la misión para conocer mayores detalles sobre la evolución del planeta y su «potencial de habitabilidad».

Los nuevos resultados provienen de la sonda Dawn, la cual orbitó el planeta enano entre 2015 y 2018, recogiendo datos científicos hasta quedarse sin combustible. Pero antes de que esto último ocurriera, sobrevoló la superficie enfocándose en el cráter Occator, un característica de 20 millones de años de antigüedad que en los primeros acercamientos y fotos era fuente de un extraño resplandor.

La investigación muestra que Ceres podría haber estado geológicamente activo en al pasado reciente. También agrega más misterios, sugiriendo que varias partes brillantes de la superficie fueron formadas por diferentes causas, entre ellas volcanes de hielo. Estos hallazgos son discutidos en siete artículos publicados hoy en Nature.

Cráter Occator.

Según los autores de uno de los estudios, dirigido por Carol Raymond del Instituto de Tecnología de California, en Estados Unidos, bajo el cráter Occator se escondería un gran reservorio de salmuera, una solución acuosa saturada de sal.

En otro artículo, Maria Cristina De Sanctis del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia y sus colegas, señalan la presencia de cloruro sódico hidratado en la zona central y más grande brillante del mismo cráter. Estas sales usualmente se secan rápido, lo que sugiere que nueva salmuera está siendo empujada a través de la superficie.

«Estos resultados revelan que hay agua en estado líquido bajo la superficie del planeta y que Ceres es una especie de mundo oceánico, como algunas lunas de Saturno y de Júpiter», precisó De Sanctis. «El material encontrado es muy importante en términos de astrobiología ya que sabemos que estos minerales son todos esenciales para la emergencia de la vida».

Por último, lo publicado también indica que montículos y colinas halladas en el cráter se habrían formado luego que flujos de agua —creados por el impacto original— se congelaran. Tal comportamiento solo ha sido visto antes en la Tierra y en Marte.

Fuente: AFP/The Independent. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario