Igual que las huellas digitales o los rasgos del iris, los latidos del corazón son únicos en cada persona. Un novedoso sistema del Pentágono, la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, usa esa información para identificar individuos a distancia.

El Pentágono puede reconocerte por tus latidos a 200 metros de distancia.

Jetson, tal como bautizaron a esta sorprendente tecnología, es un láser invisible capaz de hacer sus detecciones hasta a 200 metros de distancia.

El sistema creado es todavía un prototipo, aunque ya demostró gran efectividad en sus lecturas. Los investigadores dicen que en buenas condiciones tiene una fiabilidad en torno al 95 %.

Tal como explican en Technology Review, la revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el sistema se apoya en vibrometría láser, una técnica que detecta el movimiento que el latido del corazón provoca en el exterior del cuerpo.

A esa información biométrica se la conoce como «firma cardíaca». A diferencia de otras variables biométricas, como el reconocimiento facial e incluso las huellas dactilares, el ritmo cardíaco no puede ser modificado ni alterado en forma voluntaria.

Limitaciones y perspectivas

El mecanismo tiene algunas restricciones. Por un lado, tal como señalamos más arriba, funciona en distancias de hasta 200 metros. Al respecto, desde el Pentágono comentaron que próximas versiones del láser trabajarán a mayores distancias. Además no puede identificar a las personas si llevan puesta demasiada ropa, por ejemplo abrigos gruesos.

Adicionalmente, el sistema por el momento requiere que la persona a identificar esté sentada o quieta, dado que para obtener un resultado fiable hacen falta 30 segundos.

Jetson compite con otras formas de identificación a distancia como el análisis de los andares (que se ha usado para identificar a terroristas del ISIS, aunque sea fácil de disimular) y el reconocimiento facial (que requiere una buena visibilidad del rostro del objetivo y puede engañarse con vello, gafas de sol o pañuelos).

Otra limitación de esta técnica es la necesidad de crear una base de datos de firmas cardíacas, algo que las tropas del ejército de Estados Unidos podrían empezar a hacer de forma rutinaria en Irak y Afganistán. Aunque Jetson también es útil a la inversa: puede usarse para registrar los latidos del corazón de un atacante para después identificarlo entre los sospechosos.

A largo plazo, la tecnología podría adaptarse a nuevos usos como el de buscar arritmias y otras afecciones del corazón en los hospitales sin tener que conectar a los pacientes a una máquina.

Fuente: MIT. Edición: TN/Gizmodo.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario