No, lo que ves en la foto que ilustra esta publicación no tiene filtro de ninguna clase, ni ha sido retocado, ni son dos imágenes distintas. Es un singular atardecer sucedido hace poco en Charlotte, Carolina del Norte, EE.UU. Y no solo fue registrado en foto, sino también en video.

En la parte derecha de la foto el horizonte está saturado con tonalidades rojizas y amarillas. Sin embargo, en el lado izquierdo el cielo es más oscuro y azulado. Este extraño momento en los cielos de Charlotte tuvo lugar el pasado 13 de julio a las 8:55 p.m. (hora local), y fue inmortalizado por Uma Gopalakrishnan, quien compartió fotos y videos del fenómeno en su Instagram y Twitter.

«Nunca he visto algo como esto antes. ¡Y no podía creerlo cuando lo vi aquel atardecer!», dijo Gopalakrishnan al portal Live Science en un email.

A pesar que algunos opinólogos en las redes sociales seguramente no leerán esta noticia y se apresurarán a prejuzgar lo que ven en la imagen como obra del Photoshop o del Blue Beam, este asombroso atardecer de cielo dividido tiene una explicación totalmente natural.

«Los atardeceres y amaneceres producen colores espectaculares. La razón es que el sol se ubica bajo en el horizonte y la luz tiene que viajar una mayor distancia a través de la atmósfera de la Tierra —en comparación con otros momentos del día— antes que nosotros la veamos», explica la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). «Debido a este largo viaje, una mayor cantidad de luz azul del espectro electromagnético se dispersa, por lo que la luz que alcanza nuestros ojos se muestra como rojiza».

«Y si además hay partículas presentes en el aire, tales como ceniza volcánica o polución, la luz azul se dispersa aún más, y las tonalidades rojas se vuelven más vívidas aún», añade.

Pero entonces, ¿qué causó el extraño efecto de «pantalla dividida» sobre Charlotte? La respuesta es sencilla: cuando una gran nube yace entre el sol y las nubes que están más cerca del suelo, la gran nube proyecta una sombra. Esto bloquea directamente la luz solar e impide que golpee las otras nubes por igual, creando lo que parece una barrera vertical que divide dos cielos visualmente diferentes.

Para ayudar a graficar la situación, el escritor científico Joe Hanson tuiteó el 16 de julio lo siguiente:

En el diagrama hecho con emojis se muestra como una gran nube puede bloquear parcialmente el sol y proyectar una sombra en las nubes más cercanas a los testigos oculares en tierra.

Fuente: Space.com.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario