¿Recuerdan esas dos enormes masas intraterrestres que desconcertaban a los científicos? Bueno, ahora resulta que parecen estar en movimiento.

Las masas interiores de la Tierra como se muestra en la imagen de los datos sísmicos. La masa africana está en la parte superior y la del Pacífico en la parte inferior. Crédito: Ömer Bodur.

Estas estructuras antiguas gigantes son «superplumas» que se conocen científicamente como «grandes provincias de baja velocidad de corte» (LLSVP por sus siglas en inglés). Tienen sus raíces a 2.900 km por debajo de la superficie, casi a la mitad del centro de la Tierra. Se cree que son el lugar de nacimiento de columnas ascendentes de roca caliente llamadas «plumas del manto profundo» que alcanzan la superficie de la Tierra.

Antes se pensaba que eran estacionarias que y cada una iba a permanecer en su lugar: una debajo de África y la otra debajo del océano Pacífico, pero de acuerdo a la nueva investigación, eso no sería así.

«El hecho de que estas plumas épicas del manto sean del tamaño de los continentes no significa que no cambien de forma con el tiempo», dicen los investigadores de universidades de Francia, China y Australia detrás de un estudio publicado esta semana en la revista Nature. «Actualmente estas estructuras del manto basal se están deformando».

En un ensayo escrito conjuntamente, los autores del estudio dijeron que, al igual que los continentes, estas estructuras de la Tierra profunda pueden formar «supermasas» y luego romperse con el tiempo, cambiando de forma y lugar. Sus modelos dicen que la masa africana probablemente nació hace solo 60 millones de años —muy lejos de las estimaciones anteriores de que había estado allí durante casi diez veces más—.

Diamantes arriba

Curiosamente, los investigadores sugieren que este descubrimiento podría ayudar a la economía de la Tierra.

Las masas pueden controlar la erupción de un tipo de roca llamada kimberlita, que trae diamantes desde profundidades de 120 a 150 km (y en algunos casos hasta alrededor de 800 km) a la superficie. Los depósitos de sulfuro magmático, que son la principal reserva mundial de níquel, también están asociados con las plumas del manto.

Izquierda: ubicaciones de 34 estaciones sísmicas utilizadas en este estudio (triángulos). Derecha: Delimitada en azul, parte la estructura debajo de África.

Por lo tanto, la nueva comprensión podría detectar mejor dónde pueden surgir depósitos de diamantes, níquel y otros metales, haciéndolos más fáciles de extraer y cosechar —aunque, para ser justos, las industrias de extracción de minerales y cristales a menudo facilitan cosas más oscuras y esclavistas—.

Las industrias de minería y energía, por su parte, deberían tomar cualquier solución económica o ambiental que puedan obtener, solo tiene que ser físicamente posible.

Fuente: The Conversation. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario