El exoplaneta, nombrado NGTS-10b, se encuentra en una mortífera espiral hacia su estrella anfitriona, a la cual orbita tan solo cada 18 horas. Su temperatura superficial es infernal: casi 1.000 ºC.

Este Júpiter caliente, un gigante gaseoso similar en tamaño y composición a Júpiter en nuestro propio sistema solar, orbita una estrella similar al Sol pero 70 % más pequeña y fría, situada a 1.000 años luz de distancia de la Tierra.

Los astrónomos de la Universidad de Warwick dicen que el periodo orbital de 18 horas es «el más corto jamás observado para un planeta de este tipo». Esto se debe a que la distancia a su estrella es 27 veces menor a la que existe entre Mercurio y nuestro astro-rey.

Esta peligrosa proximidad generará, eventualmente, la destrucción de NGTS-10b a manos de las fuerzas de marea de su estrella, un evento que podría ser observado desde la Tierra en la próxima década.

«Aunque en teoría los Júpiter calientes con períodos orbitales cortos (menos de 24 horas) son los más fáciles de detectar debido a su gran tamaño y frecuentes tránsitos, han demostrado ser extremadamente raros. De los cientos de Júpiter calientes conocidos actualmente, solo hay siete que tienen un período orbital de menos de un día», precisa el doctor James McCormac, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick.

NGTS-10b fue descubierto como parte de la Búsqueda de Tránsitos de Próxima Generación (NGTS), un sondeo de exoplanetas con sede en el observatorio Paranal de Chile, que tiene como objetivo descubrir planetas del tamaño de Neptuno utilizando el método de tránsito.

Fuente: Universidad de Warwick.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario