Un harén para el más allá. Se cree que las seis mujeres distribuidas circularmente alrededor de la tumba central, eran las concubinas de este hombre de alto estatus.

La compleja tumba ha sido hallada en Sajonia-Anhalt.

El sitio del hallazgo.

La compleja tumba ha sido hallada en Sajonia-Anhalt, cerca del municipio de Brücken-Hackpfüffel, Alemania. Su principal integrante habría sido un líder o príncipe germánico que vivió 1.500 atrás, durante la Gran Migración de tribus que siguió a la caída del imperio Romano de Occidente.

Los expertos dicen que se trata del hallazgo arqueológico más importante del país en 40 años. Y si bien se produjo mientras trabajadores limpiaban un terreno para instalar un nueva granja de gallinas, se ha hecho todo lo posible hasta ahora por mantener en secreto la ubicación exacta para evitar saqueos.

Entre los objetos desenterrados está la estatua de este dios germánico.

A pesar del alto rango del príncipe germánico, los investigadores aún tienen que extraer sus restos, los cuales estarían como cenizas dentro de un gran caldero de bronce en la sepultura central, que tiene 4 metros de largo por 4 de ancho y está rodeada por los huesos de seis mujeres distribuidas de manera radial, tal como las agujas de un reloj.

Los investigadores creen que estas féminas podrían ser las concubinas o viudas del sujeto central, aunque se desconoce si fueron sacrificadas o si se suicidaron ritualmente para el entierro.

El caldero tuvo que ser levantado con la ayuda de un bloque y una grúa. Ha sido llevado a un laboratorio para ser abierto y analizado.

También se encontró un magnífico ajuar y los restos de once animales, incluyendo ganado, caballos y perros.

Asimismo, más allá del montículo funerario central, en las proximidades hay varias tumbas más humildes, en un cementerio hecho poco después para honrar al germano de alto estatus.

Restos de animales descubiertos.

«El cementerio tiene casi 60 sepulturas», detalló el arqueólogo Arnold Muhl. «En ellas, entre otras cosas, hemos encontrados un cuenco de cristal decorado, una rueda de huso, varios broches de plata, una espada y el umbo de hierro de un escudo. También cientos de monedas de oro del Imperio romano de Oriente».

Moneda de oro con el rosto del emperador romano Zenón.

«Las piezas de cristal provenían de talleres galo-romanos a lo largo del Rin, solo ellos dominaron esta técnica», agregó.

El sitio de las excavaciones está en excelentes condiciones debido a su ubicación única, que involuntariamente lo protegió del daño y los saqueadores. El terreno en sí era un hueco natural que, con el tiempo, fue cubierto por más de 1 metro de sedimentos.

Dos broches increíblemente bien conservados en forma del martillo del dios germánico Thor.

Al analizar los huesos y artefactos, los científicos esperan obtener una perspectiva concreta de la vida de la gente que vivió en los tiempos de la Gran Migración.

Fuente: DailyMail/The Times. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Oct 1, 2020
0:56
#1 HORACIO:

MUYYYYYYYY INTERESANTE .!!!!!

Reply to this commentResponder

Oct 1, 2020
1:03
#2 HORACIO:

LLAMA LA ATENCION LO SOFISTICADO DEL GRABADO DE LA MONEDA ,COMO ASI TAMBIEN EL DISEÑO DE ESOS SUPUESTOS PRENDEDORES CON LO RUDIMENTARIO…DE LA ESTATUILLA….saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario