Con la presión mediática que últimamente se ha estado ejerciendo sobre una mayor transparencia de los gobiernos acerca de los ovnis, parece inevitable que muy pronto tengamos en dominio público una evidencia oficial e indiscutible de que no estamos solos en el universo.

Ovnis.

A medida que ha crecido este clamor por la información, también lo ha hecho el interés en la comunidad científica —que otrora consideraba el tema un tabú desprestigiante de carreras—. Tal es así que este año se lanzarán una serie de nuevos proyectos, específicamente destinados a detectar vida extraterrestre.

Avi Loeb, el profesor de la cátedra Frank B. Baird Jr. de Ciencia en la Universidad de Harvard, está detrás de uno de ellos. Es el jefe del Proyecto Galileo, cuyo objetivo es establecer una red de telescopios sofisticados que escanearán los cielos en busca de cualquier tipo de tecnología alienígena.

El proyecto de financiación privada ya ha sumado a más de 100 científicos, entre ellos: Paul Davies, Seth Shostak, Garry Nolan, y el legendario Jacques Vallée. Actualmente está construyendo su primer sistema de telescopios en el techo del observatorio de la Universidad de Harvard y comenzará a funcionar este verano. Loeb planea poner a disposición del público los hallazgos de los proyectos.

El telescopio utilizará cámaras infrarrojas para tomar videos del cielo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y está equipado con un sensor de radio, un sensor de audio y un magnetómetro para detectar objetos no visuales. Una computadora usará inteligencia artificial para analizar los datos, ignorando objetos como pájaros, drones, aviones y meteoritos, y prestando especial atención a cualquier objeto «que no esté hecho por humanos».

«Estamos tomando un camino que no se tomó, por lo que puede haber frutos al alcance de la mano, que nadie más recogió porque no se tomó», dijo Loeb.

A pesar de todo lo que la investigación de ovnis puede estar desestigmatizando, el hombre de Harvard piensa que el campo todavía es menospreciado por algunos astrofísicos y otros académicos, lo que puede alejar a los científicos jóvenes.

«Realmente quiero que la próxima generación tenga la libertad de discutirlo y que se convierta en parte de la corriente principal», comentó Loeb al periódico británico The Guardian. «Mi esperanza es que al obtener una imagen en alta resolución de algo inusual, o al encontrar evidencia de ello, lo cual es bastante posible en el próximo año o dos, cambiaremos esto».

El Proyecto Galileo también espera utilizar los datos recopilados por Planet Labs, que se vale de una flota de satélites en miniatura para obtener imágenes de toda la Tierra una vez al día. Al mirar hacia arriba y hacia abajo, aumenta la probabilidad de descubrimiento.

La colaboración es importante, dijo Loeb, ya que la búsqueda de ovnis hasta la fecha ha sido, en el mejor de los casos, quijotesca. Pero aquellos que afirman que la falta de evidencia de extraterrestres significa que la vida extraterrestre no existe están equivocados.

«Es como un pescador en la playa, mirando el océano y diciendo: “¿Dónde están todos los peces? ¿No veo nada?”», explicó con una analogía. «Y obviamente, si no usas una red de pesca, no encontrarás nada».

Ojo en el espacio

Los entusiastas del espacio desde hace mucho tiempo también tienen esperanzas sobre el impacto del telescopio espacial James Webb, el más grande y poderoso de su tipo, que la NASA lanzó en diciembre de 2021. Cuando comience a operar este verano, el telescopio Webb permitirá a los astrónomos escanear el cielos, mirando hacia atrás cuando el universo comenzaba a formarse, así como ayudar a estudiar exoplanetas: mundos que giran alrededor de otros soles.

Estos esfuerzos concertados podrían hacer de 2022 un año excepcional. Por ejemplo, podríamos no solo detectar señales que nos digan que un planeta es potencialmente habitable, sino también que está habitado.

Las luces de la ciudad de Madrid se destacan en esta fotografía desde la Estación Espacial Internacional.

«En un artículo científico reciente, mi equipo de investigación mostró que el telescopio espacial James Webb podría detectar potencialmente las luces de una ciudad en el lado nocturno permanente de Próxima b — el exoplaneta potencialmente habitable más cercano que se conoce—», destacó Loeb. «Incluso si la iluminación artificial es tan débil como la que utiliza actualmente nuestra civilización en el lado oscuro de la Tierra, Webb podría detectarla siempre que estuviera limitada a una banda de frecuencia mil veces más estrecha que la luz de las estrellas».

Algo por venir

¿Podría este año entonces ser una bisagra hacia la revelación definitiva sobre la vida extraterrestre y el fenómeno ovni? Si no es así, lo cierto es que cada vez más mentes científicas —sobre todo aquellas relacionadas con la industria aeroespacial— opinan que al menos nos estamos acercando a eso.

«Es un gran momento para estar vivo. La conclusión es que algo está por venir. No se puede tener a tanta gente investigando tanto y no sacar nada de eso», opinó Leonard David, periodista que ha estado informando sobre la industria espacial durante más de cinco décadas. «En algún momento vamos a tener una confluencia de datos científicos que respaldan la probabilidad de que no seamos tan especiales como nos creemos, y que hay muchas civilizaciones alienígenas por ahí. Tenemos que empezar a pensar que no estamos solos».

Un telón de fondo frecuente para cualquier discusión sobre la vida extraterrestre es cómo afectaría a los humanos aquí en la tierra. Algunos especulan que las religiones podrían ser sacudidas hasta la médula, o que podría haber una crisis existencial masiva.

David sostiene que los extraterrestres, empero, podrían ser conscientes de nosotros e ignorar deliberadamente nuestro planeta, lo que representaría un golpe igualmente devastador para el ego colectivo de la especie humana.

«No sé exactamente dónde encaja la Tierra y por qué estaríamos en el extremo receptor de cualquier atención», dijo. «Bien podríamos ser los idiotas del universo».

Fuente: The Guardian/The Hill. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario