Fenómenos asociados

Durante los hechos que protagonizaron la familia Arias la noche del 31 de agosto de 1978 en la Estancia de La Dulce, en Necochea, Argentina, se produce un corte de energía eléctrica en la misma. Manuel Arias considera que el corte eléctrico no sólo afectó su estancia sino también a toda la zona por el paso del OVNI.

El periódico local, llamado Ecos Diarios de la ciudad de Necochea, informó que: “El fuerte viento provocó un corte de energía en varios sectores de la región”.

Luego de estos hechos, la noticia circuló de boca en boca por toda la ciudad de La Dulce y localidades vecinas hasta que periodistas de Ecos Diarios cubrieron la noticia y así el país entero conoció este caso. Para la familia Arias fue tedioso atender a cuanto periodista de prensa escrita y/o televisiva llegaba al lugar. Por ese entonces la policía local “invitó” a la familia Arias a denunciar los hechos. Por todo esto Manuel Arias ya no quiere saber más nada del incidente, más aún, informó que si llegara a ver otra vez algún OVNI y descendieran los seres no lo informaría a nadie.

Su esposa comentaría: “Ahora estoy tranquila, no dudo de lo que vimos y desde esa noche antes de irme a dormir miro hacia afuera, sé que están, que están cerca de nosotros y que quieren comunicarse. Que no tienen intenciones de atacarnos. Si volvieran a visitarnos creo que saldría al patio sin ningún temor. No soy apasionada del tema, aunque leo algo, pero jamás he visto películas de ciencia ficción que pudieran haberme sugestionado”.

Días posteriores a estos hechos, la propia señora Leonor Beatriz fue protagonista de otras visualizaciones OVNI en la zona. Manuel Arias considera que: “Era una nave, era un módulo —vamos a decir— suspendido en el aire e irradiando luces… Pienso que ellos hacen siempre lo mismo, irradian todo con sus luces y luego se van… Ellos hacen lo que quieren y después se van…”

Cabe aclarar que durante este período se produjo una Micro-Oleada en la región de Necochea que detallo a continuación en forma resumida con 21 incidentes OVNI y que abarcó los meses de agosto y septiembre de 1978.

Gráfico mostrando la ubicación del chalet de la familia Arias junto a los silos y galpones donde merodeaban los extraños seres la noche del 31 de agosto de 1978 en la Estancia La Dulce, Necochea, Argentina (Agradezco a Rubén Morales por el mismo).

Caso 1: 22 de agosto de 1978, Necochea, 20:20 hs. Un objeto circular muy luminoso con luz intermitente fue visto volando en dirección Este-Oeste. Tuvo su origen en el Sudeste de la provincia de Buenos Aires (región de Necochea), para luego extenderse a La Pampa, Río Negro, Neuquén, y extenderse a Chile, junto a otras provincias y países. Observación simultánea en más de 30 ciudades.

Caso 2: 22 de agosto, cercanías de Coronel Dorrego, 20:30 hs. Tres cazadores oyeron extraños pasos como de un hombre o un animal pesado, que provenían de un bosquecillo. Tras indagar sin resultado, comprobaron que la carne que estaban asando en un fogón, tenía gusto a azufre, teniendo luego síntomas de indisposición. Al ascender a su camioneta, vieron un objeto de 30 metros de diámetro por 1 metro de alto, circundado por una fuerte luz blanca y con una torreta negra. El OVNI comenzó a acercarse, se anuló el sistema eléctrico del vehículo y el OVNI pasó a una altura de 50 metros por encima de ellos, alejándose. El vehículo arrancó y los cazadores comprobaron que estaban avanzando en el sentido opuesto al que se dirigían antes de ver el OVNI.

Caso 3: 22 de agosto, Ramón Santamarina, Necochea, noche, 21:45 hs. Desde un automóvil vieron una “extraña nube gaseosa” con una marcada aureola transparente que emitía una intensa luz.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios

Los comentarios están deshabilitados o han sido cerrados para esta entrada o página.