En 2019, un equipo de astrónomos publicó la primera imagen jamás tomada de un agujero negro. Fue aclamado como un gran avance por la comunidad científica. Ahora, el mismo equipo está revelando una vista completamente nueva del mismo objeto.

Agujero negro en M87.

Crédito: Credit: EHT Collaboration.

Se trata de un enorme agujero negro en el centro de Messier 87 (M87), una galaxia supergigante a 53 millones de años luz de la Tierra.

La nueva imagen, publicada por la colaboración de Event Horizon Telescope (EHT), un equipo internacional de científicos con más de 300 miembros que utilizan una red global de telescopios para realizar observaciones sin precedentes, muestra al monstruo cósmico en luz polarizada. En otras palabras, con la firma de los campos magnéticos del agujero negro.

Comparación de la primera foto (izquierda) con la segunda y más nueva.

Al combinar datos de los ocho telescopios de la red en todo el mundo, el equipo pudo acercarse tanto que podría medir la longitud de una tarjeta de crédito en la superficie de la Luna, según un comunicado.

«Ahora estamos viendo la siguiente pieza de evidencia crucial para comprender cómo se comportan los campos magnéticos alrededor de los agujeros negros, y cómo la actividad en esta región muy compacta del espacio puede impulsar poderosos chorros que se extienden mucho más allá de la galaxia», dijo Monika Mościbrodzka, coordinadora de la EHT Polarimetry Working Group y profesora asistente en la Universidad de Radboud en los Países Bajos.

Representación artística del agujero negro. Crédito: ESO/L. Calçada.

«Este trabajo es un gran hito: la polarización de la luz transporta información que nos permite comprender mejor la física detrás de la imagen que vimos en abril de 2019, lo que antes no era posible», agregó Iván Martí-Vidal, otro coordinador del grupo y investigador de la Universitat de València, España.

Al igual que las lentes de las gafas de sol polarizadas, la luz se polariza cuando pasa a través de ciertos filtros y puede permitirnos reducir el deslumbramiento y los reflejos de los objetos brillantes. Al ver el agujero negro con luz polarizada, el equipo pudo distinguir muchos más detalles y mapear sus líneas de campo magnético.

La nueva imagen podría mejorar significativamente nuestra comprensión de los agujeros negros, particularmente cuando se trata de los chorros de energía que salen de su núcleo, comportamiento que sigue siendo un misterio para los astrónomos.

Cualquier materia que no sea devorada por el propio agujero negro es capturada y expulsada al espacio profundo, formando chorros de partículas energizadas. Esos chorros se extienden la friolera de 5.000 años luz desde el centro del núcleo de M87, lo que lo convierte en un rompecabezas galáctico para los astrónomos.

«Las observaciones sugieren que los campos magnéticos en el borde del agujero negro son lo suficientemente fuertes como para hacer retroceder el gas caliente y ayudarlo a resistir la atracción de la gravedad», señaló Jason Dexter, profesor asistente en la Universidad de Colorado Boulder y coordinador del grupo de trabajo de EHT. «Solo el gas que se desliza a través del campo puede girar en espiral hacia el horizonte de sucesos».

Fuente: EHT/Futurism. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 25, 2021
23:26
#1 RICARDO ZARZOSA:

EL COSMOS está plagado de torbellinos galácticos que debemos estudiar en las galaxias ,en el planeta, por eso la importancia de poder seguir un tornado, un huracán en el océano o simplemente un torbellino de fuego, muy común en incendios mayores; con el proyecto de «HU NAB KU» es posible adentrarnos a un huracán categoría 5 para su análisis y estudio científico.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario