Australia es hogar de la cultura humana continua más antigua de la Tierra, por lo que no es de sorprender que tenga unos 100.000 sitios de arte prehistórico. Ahora uno más ha sido hallado, y su contenido es intrigante.

Arte rupestre maliwawa.

El ancestral arte descubierto representa un nuevo estilo y ha sido documentado recientemente a lo largo de Arnhem Land, una región histórica en el norte de la gran isla. Más específicamente, desde Awubarna (también conocido como monte Borradaile) hasta Namunidjbuk en Wellington Range, científicos e investigadores aborígenes locales han encontrado 87 refugios que albergan pinturas que representan figuras humanoides inusualmente altas.

La galería al aire libre se extiende 130 kilómetros y contiene 572 piezas individuales, cada una de las cuales pone un marcado énfasis en el mundo natural y el lugar de la humanidad dentro de él.

«Figuras humanas a menudo son pintadas junto con animales», dice el antropólogo Paul Taçon. «Especialmente macropódidos, y la relación entre los humanos y estos animales parece ser un punto focal en el mensaje de los artistas».

Figuras Maliwawa

Descubiertas por primera vez en 2008, estas inusuales escenas y composiciones con su diversa temática lucen destacablemente diferente de otro arte ancestral de la misma región.

En comparación con arte rupestre más antiguo, incluyendo el estilo conocido como Figuras Dinámicas, las nuevas Figuras Maliwawa están menos enfocadas en humanos y más en animales. De hecho, solo un 42 por ciento de las pinturas son de humanos, casi la mitad del porcentaje de las Dinámicas.

«Los artistas están claramente comunicando aspectos de sus creencias culturales, con un énfasis en la importancia de los animales y sus interacciones con humanos», dijo Taçon, quien trabaja en la Universidad Griffith en Australia. «Son el eslabón perdido entre el estilo dinámico de 12.000 años de antigüedad, y las figuras de de estilo rayos-X hechas en los últimos 4.000 años».

Las líneas de ocre rojo y moral no están rellenadas y detalladas como las del arte rupestre más moderno de rayos-X (estilo llamado así porque las estructuras internas de animales y humanos son visibles). En su lugar, las figuras humanas son más rústicas y menos expresivas, apareciendo en escena como si estuvieran flotando en el espacio rodeadas de un aura extramundana.

La figura humanoide más alta de esta escena tiene 1.95 metros.

Uno de los autores del estudio publicado, el anciano Ronald Lamilamim, dio nombre al nuevo estilo artístico en su idioma nativo mawng, en honor a un área tradicional donde se encuentra su gente.

Antigüedad

Averiguar cuándo fueron dibujadas estas figuras es complicado. ¿Fue un estilo artístico que se extendió por largo tiempo o fue el estilo firma de un prolífico artista local?

La datación por radiocarbono y la comparación con otros estilos regionales sugiere que fueron hechas en algún momento entre 6.000 y 9.400 años atrás, aunque a juzgar por la fauna representada, los investigadores creen que la cifra más probable es la última.

Figuras dándose la espalda, ya sean humanas o animales, no están en el estilo de Figuras Dinámicas, empero es una composición común en las Figuras Maliwawa.

Dos bilbis (o bandicuts), por ejemplo, están pintados mirando hacia lados opuestos, y esto podría sugerir que ese tipo de representaciones comenzaron en este punto de la historia.

Bilbis.

Los bilbis se destacan también por otra razón. Estas criaturas se hallan usualmente en ambientes áridos y semiáridos, más al sur; lo cual indica los extensos viajes llevados a cabo por las comunidades aborígenes.

Pero estos animales no son los únicos fuera de lugar. La colección continental de pinturas también contiene el dibujo más antiguo de un dugongo, el único miembro superviviente de la familia Dugongidae, que incluía también a la vaca marina de Steller. Esta pieza de arte en particular, definitivamente fue realizada en fechas más cercanas a 9.000 años atrás y los investigadores dicen que requirió un viaje de los artistas rupestres de 90 kilómetros hasta el océano para poder conocer a estas criaturas.

Dugongo.

«La pintura del dugongo indica que el artista de Maliwawa visitó la costa, pero la falta de otra fauna de agua salada sugiere que tal vez no fuera una ocurrencia frecuente», escriben los autores.

Bruno David, un experto en arte rupestre que no estuvo formó parte de la investigación, le comentó a la ABC que estaba de acuerdo en que las figuras Maliwawa mostraban un nuevo estilo artístico, no visto antes, pero que él sería cauteloso en hacer demasiadas conjeturas.

«Mientras que algo puede lucir como un bilbi para nosotros, podría haber sido una convención en aquellos tiempos que los walabís eran pintados con orejas delgadas en lugar de anchas», argumentó. «Tampoco podemos estar seguros si todas las escenas reflejan el día a día o son más figurativas. Algunas de las figuras no necesariamente deben ser animales o personas; pueden simbolizar a seres etéreos (espíritus) o vistos en sueños»

Elementos en figuras humanas

Al igual que las Figuras Dinámicas, los humanos de Maliwawa a menudo tienen tocados, lo que apuntaría a rituales o ceremonias sagradas. No obstante, a diferencia de las representaciones más antiguas, los materiales son muy pocos, limitándose a tocados, lanzas, bolsas y búmerans.

«Estos patrones señalan un cambio en el énfasis iconográfico para comunicarse con arte rupestre, dándole más importancia a los animales que a los objetos», concluyen los autores. «Si solo la cultura moderna fuera en la misma dirección…».

El estudio fue publicado en Australian Archaeology.

Fuente: ScienceAlert. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario