Arqueólogos descubrieron recientemente un baño privado de 2.700 años dentro de los restos de una antigua propiedad real en Jerusalén. Es un hallazgo raro, ya que hace miles de años defecar en inodoros era un lujo solo reservado para la élite.

Crédito: Yoli Schwartz/IAA.

Los baños privados «se han encontrado anteriormente en muy pocos lugares de Israel y Jerusalén», dijo Yaakov Billig, arqueólogo y director de la excavación en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), en un video de YouTube. «Este es un hallazgo muy raro porque es algo que solo tenían los ricos».

«Está tallado en piedra caliza, con un asiento y un agujero en el medio, para que quien esté sentado allí se sienta muy cómodo», agregó.

El inodoro, que estaba situado encima de una fosa séptica, se encontró dentro de una cabaña rectangular que habría servido como baño antiguo.

El baño también tenía de 30 a 40 tazones que, según especulan los investigadores, podrían haber sido utilizados para contener ambientadores, en forma de aceite o incienso de olor agradable.

Los arqueólogos recolectaron muestras de huesos de animales y cerámica, así como de tierra que se encontraba debajo del tanque séptico, con la esperanza de aprender sobre los estilos de vida, las dietas y las enfermedades de la época.

Crédito: Yoli Schwartz/IAA.

Dentro del asentamiento, los arqueólogos también hallaron piedras ornamentadas que fueron talladas para diversos propósitos, como capiteles de piedra —pequeñas piezas detalladas que forman la parte superior de las columnas— o marcos de ventanas y barandas. Asimismo, cerca del baño, Billig y su equipo descubrieron evidencia de un jardín lleno de árboles ornamentales, frutales y plantas acuáticas.

Todas estas reliquias ayudan a los investigadores a recrear la imagen de una mansión «extensa y exuberante», según un comunicado. Los arqueólogos se toparon por primera vez los restos de la antigua mansión en el paseo marítimo Armon Hanatziv en Jerusalén hace dos años, y las excavaciones continúan.

Un fragmento de capitel de columna encontrado en el sitio arqueológico de Jerusalén. Crédito: Yaniv Berman/IAA.

«Era probablemente un palacio de uno de los reyes del reino de Judea», concluyó Billig en el video.

Fuente: Live Science. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Oct 8, 2021
1:48
#1 HORACIO:

habia que tener punteria para darle justo en ese diametro no.??? jajajjajaa saludos

Reply to this commentResponder

Oct 8, 2021
20:35
#2 HORACIO:

hay que avisarle al arqueologo que presente el proyecto en la NASA..;) https://mysteryplanet.com.ar/site/la-nasa-pagara-20-000-dolares-a-quien-disene-un-bano-para-usar-en-la-luna/

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario