Los arqueólogos utilizaron un láser que escanea el terreno desde el aire para revelar la ciudad oculta por siglos bajo la espesa selva camboyana.

Vista aérea de Phnom Kulen.

Un grupo de arqueólogos ha confirmado la ubicación y el trazado urbano de Mahendraparvata, una de las primeras capitales asociadas con el Imperio jemer. La antigua ciudad angkoriana, que data de los siglos VIII y IX d.C., se encuentra localizada en las densas selvas de las montañas Phnom Kulen, en Camboya.

Hasta ahora la ciudad apenas había sido investigada debido a la densa vegetación que rodea el sitio, y a que se trata de un espacio poco seguro debido a la presencia de minas terrestres y municiones sin detonar que dejaron los Jemeres Rojos, presentes en el área hasta la década de los 90.

Para superar estos obstáculos, los investigadores del Instituto Francés de Estudios Asiáticos y APSARA, la autoridad administrativa de Camboya para el Parque Arqueológico de Angkor, se valieron de una tecnología audiovisual conocida como LiDAR. Se trata de un láser que escanea el terreno desde el aire y que, gracias a que atraviesa la vegetación, revela la topografía del terreno, así como cualquier característica artificial, lo que permite a los arqueólogos solucionar algunos de los problemas relacionados con el acceso al área.

La grilla urbana revelada por la tecnología LiDAR.

El estudio, que ha sido publicado en la revista Antiquity, pone al descubierto una compleja red urbana que sigue un patrón de ejes lineales en forma de cuadrícula que abarca hasta 50 kilómetros cuadrados, área que incluye miles de características arqueológicas distintas.

En la zona central los investigadores descubrieron pequeños santuarios, montículos, estanques, un palacio real, un templo piramidal y «otros elementos de infraestructura coherentes y únicos respecto a todas las otras capitales conocidas del Imperio jemer», afirman los arqueólogos en el estudio.

Según los expertos, la ciudad no mantuvo el estatus de capital durante mucho tiempo, ya que el Imperio jemer la trasladó a Angkor, posiblemente debido a sus mejores condiciones para cultivar alimentos en un entorno menos montañoso y accesible.

Parte de un templo recientemente documentado.

«La ciudad puede que no durase siglos, e incluso ni décadas, pero la importancia cultural y religiosa del lugar ha durado hasta el día de hoy», sostiene uno de los miembros del equipo, Damian Evans, de la Escuela Francesa del Lejano Oriente.

Más hallazgos cerca de la ciudad

Cerca de Mahendraparvata, los investigadores encontraron 366 montículos individuales que fueron dispuestos siguiendo patrones geométricos y construidos en grupos de 15. El propósito de estos montículos no está claro, aunque sugieren que no eran estructuras funerarias, antiguos hábitats o cimientos arquitectónicos.

Según los investigadores, necesitarán más tiempo para descubrir el propósito verdadero de los montículos hallados, mientras continuarán trabajando para investigar otras formaciones similares que se encuentran en otros lugares de Camboya.

Fuente: NewScientist. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario