Las medidas de la Gran Pirámide resuelven la cubicación de la esfera. Demostración: según la geometría, la mitad de un círculo plano es también matemática y rigurosamente igual en área a la superficie esférica de un cuadrante de 90 grados. O sea, que un rectángulo cuya altura y base sean las de la pirámide tiene la misma superficie que un cuadrante esférico cuya altura sea la de la pirámide y su arco la base de la Gran Pirámide.

Superficie del cuadrante esférico = arco x radio = 230,3 x 146,6 = 33.761
Superficie del rectángulo = 230,3 x 146,6 = 33.761.

Otra demostración: la superficie del prisma generado tomando la base y la altura de las caras de la Gran Pirámide (una caja donde se pudiera meter la Gran Pirámide) tiene la misma superficie que la semiesfera generada tomando como radio la altura de la Gran Pirámide.

Base x altura 230,3 x 146,6 x 4 caras = 135.047
Superficie de la semiesfera = 4 x Pi R² / 2 = 4 x Pi x 146,6 x 146,6 /2 = 135.035.

Ahora nos enfrentamos a un problema con dos posibles soluciones:

  • Los constructores de la Gran Pirámide adquirieron en tiempos de Keops el conocimiento de los números Pi y Fi e inmediatamente después se olvidó en Egipto tal conocimiento, en una absoluta pérdida de memoria sin parangón conocido en la historia de la ciencia.
  • Los egipcios, que desconocían estas proporciones, no pudieron construir ni siquiera el boceto arquitectónico de la Gran Pirámide. Pero esa es otra historia.

Los constructores ocultos

Desde la más remota antigüedad todos los hombres de ciencia miraron a la Gran Pirámide como poseedora de informaciones referentes a las medidas terrestres y celestes. Y, posiblemente, tales datos se hallen incorporados en sus proporciones.

Pero hay más. El premio nobel Linus Pawling demostró que la molécula de agua no es H2O, sino un polímero formado por 5H2O. El eminente científico afirmó asimismo que la forma de la molécula del agua corresponde a una pirámide de base cuadrada, en cuyas cinco esquinas se situaría un H2O, y que el ángulo de esta formación era 52º.

Con este dato podemos afirmar que la Gran Pirámide es el mayor monumento construido a la molécula del agua. Pero, curiosamente, el único mineral cuya cristalografía corresponde exactamente a la geometría de la pirámide es el diamante, el carbono puro, con lo que tenemos que el agua y el carbono, los principales elementos que componen el cuerpo humano se hallan representados en este singular monumento. Quizás sea casualidad, pero el número de hiladas de la pirámide corresponde al número de huesos que tiene el ser humano, 204. Y podría seguir enumerando “casualidades” que indican que, por un lado, la Gran Pirámide es el mayor compendio astronómico escrito en piedra pero, por otro lado, representa al ser humano en toda su extensión, física y espiritual.

Quizás sea por ello que en el interior de la Gran Pirámide nos sentimos afectados. Su geometría sagrada influye en los organismos y provoca una energía sutil capaz de alterar los instrumentos electrónicos de medida. Algunos consideran que la Gran Pirámide actúa como una antena emisora-receptora de sensaciones e informaciones.

Quién sabe. No existen pruebas categóricas para responder a la pregunta de quiénes fueron esos seres superiores que edificaron la Gran Pirámide. Lo que sí sabemos es que la tecnología y los conocimientos empleados en su construcción no estuvieron al alcance de los egipcios de la IV Dinastía. O, por lo menos, que no deberíamos clasificar tan superficialmente un monumento que se ríe del tiempo y de todos los que aventuramos nuestras temblorosas hipótesis porque, en este momento, no sabe más sobre la Gran Pirámide el que más respuestas aporta, sino el que más preguntas se hace.

Una clave de cara al visitante

La Gran Pirámide parece empeñarse en mantener ocultos todos sus secretos, pero aunque los arqueólogos ortodoxos no le presten ningún valor, si existe en ella un testimonio escrito. El grabado al que nos referimos se encuentra situado en la puerta original de Keops, rodeado por el gigantesco dintel que marca la entrada al monumento. Está formado por cuatro letras que son, de izquierda a derecha, una V, un circulo partido por una línea transversal, tres rayas horizontales en paralelo, y por último, otro círculo partido por dos líneas verticales.

Mucho se ha especulado sobre el autor de estos cuatro signos, y las teorías van desde que sea simplemente una broma, hasta que sea una señal de habitantes de otro planeta. Toda esta controversia no es de extrañar, ya que en Egipto no existen símbolos similares a los que podemos observar en este famoso tetragrama.

Hace ya algunos años varios estudiosos descubrieron que las letras pertenecían a ancestrales alfabetos libios. Se sacaron las valencias correspondientes de éstas, pero para su traducción se empleó el copto, que nada tiene que ver con el sahariano antiguo (alfabeto en el que está escrito el tetragrama).

El sahariano antiguo es un alfabeto que se creó, según las teorías ofíciales, hacia el 2000 a. C., pero recientes descubrimientos sitúan su nacimiento hace 6.000 años en la zona de Tassili, al sur-oeste de Argelia, lo que lo convierte en la primera escritura de la Humanidad. Ello permite formular la hipótesis de que el tetragrama de la Gran Pirámide sea original a su construcción, convirtiéndose de esa forma en el único mensaje escrito que posee la última maravilla del mundo antiguo. Aún así, y sin descartar que se trate de una simple coincidencia, habría, además, que suponer que tal inscripción se grabó apresurada y subrepticiamente, porque su tosca factura nada tiene que ver con el perfecto acabado, a veces sorprendente por su regularidad y precisión, del que hicieron gala los antiguos egipcios en sus trabajos. Lo más lógico es deducir que alguien conocedor de la arcaica escritura sahariana, grabó hace siglos el célebre tetragrama cuando la pirámide ya carecía de las losas de revestimiento.

Las valencias de la inscripción, de izquierda a derecha, son las letras D, B, Q, y B. Éstas forman dos palabras cuya raíz es DB y QB; los fonemas que se obtienen tras esta operación son dabba iqbut. La primera de las palabras significa “cuidar”, o la expresión coloquial “tomarse las cosas como vengan”. La segunda palabra, iqbut, si es esclarecedora, ya que su significado literal seria “cúpula que recubre la tumba de un hombre santo”. Para comprender el verdadero sentido de estas palabras debemos entender que los equivalentes del diccionario antes mencionado, están hoy en día aislados, ya que la actual religión berebere es la mahometana. Si extrapolarnos su significado a hace miles de años, podemos obtener la conclusión de que alguien semi divino, o al menos adorado como tal, fue enterrado en la Gran Pirámide. Tal consideración es aplicable al propio faraón,presuntarnente sepultado en el colosal monumento. Pero también podría hacer referencia a un ser distinto, lo que nos llevaría de nuevo a la posible existencia de estancias aún no descubiertas, y el texto tendría el carácter de un mensaje dejado para la posteridad por alguien conocedor de ese secreto celosamente guardado por los constructores. Una especulación novelesca sin duda, pero no despreciable en un edificio tan singular y cargado de misterio.

El legado de los dioses

La teoría extraterrestre cuenta, en el caso de Egipto, con todo género de indicios. Simplicio dijo que los habitantes de este país conservaban observaciones astronómicas de los últimos 600.000 años. Diógenes Laercio databa la antigüedad de los cálculos astronómicos egipcios en unos 48.000 años y Marciano Capella decía que estudiaron las estrellas durante 40.000 años. Pero, por supuesto, los historiadores y egiptólogos oficiales no aceptan esto, como tampoco las cronologías que remontan las lista de sus míticos regentes predinásticos a aquella remota época.

La representación más espectacular del firmamento egipcio está en el techo de una capilla del templo de Hathor. Se trata del famoso Zodiaco circular de Dendera. El notable egiptólogo y hermetista R. A. Schwaller de Lubicz demostró que en este zodiaco se encuentran las pruebas de la antigüedad del santuario. Consiste en dos círculos de constelaciones, toscamente superpuestos, centrado uno en el Polo Norte geográfico y otro en el real, el de la eclíptica, hacia el que señalaría el eje de la Tierra si no oscilase. El diámetro del zodiaco de oriente a occidente cruza la constelación de Piscis, evidenciando que se construyó en la era regida por esta constelación, hace más o menos 2.100 años. Pero un par de jeroglíficos, en su borde, insinúan la presencia de otro eje que pasa por el comienzo de la era de Tauro, suceso ocurrido ¡más de cuarenta siglos antes!

Ello indica que los egipcios conocían la precesión de los equinoccios (movimiento de los puntos equinocciales en virtud del cual se anticipan un poco, de año en año, las épocas de los equinoccios) y que la tradición religiosa mantenida en el templo de Dendera data de ¡cuatro mil años antes de lo que hasta ahora se ha aceptado!

7 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 7 comentarios
Comentarios
Nov 1, 2015
18:09
#1 William Clavijo Robinson:

GIZA, Pi (π) y la Cuadratura
1, 2, 4, 7, 14 = 28 = (2 + 8 = 10)
1, 2,11 factores propios de 22
1 + 2 +11 = 14
11 = 1 +1 = 2 * 11 = 22 *2 = 44 * 2 =88

Relaciones que pudieron haber utilizado para una aproximación del Pi (π) en la pirámide de Giza:

1) 22*4/(28/22 + 10)/1000)) + 28 = 3,141592
2) ((28/2)*10)+2) / ((28+22+2)/10 + (4*10)) = 3,141592
3) (28/4 +1/10 /(2 + (28-2)/100)) – (28 + 22 + 4)/2)/ 10^7 = 3,14159265
4) (88 + 3/4) / (28 + 1/4) = 3,141592
5) (40 + 44 + 4/5 + (22 + 1)/10^3) / (28 + 22 + 4)/2 = 3,1415926
6) 7 – 4 + 1/14 + 1/(14 + 1/4) – 1/(88 * 10^3) = 3,14159265
7) (22*11 -2 + 1/4) / (22*4 -11 – 2/4) +1/10*3 – 22,22/10*8 = 3,1415926536
8) √(8) ∑ (-1)n + 1/4 + (1/4) ^2 + (1/4)^2/10^2 + 4/10^4 = 3,14159265

4* 7 = 28
28 *10 = 280 codos
22 *10 = 220 codos (b/2)
44 *10 = 440 codos (base)
88 * 10 = 880 (base*2)
220 * 2 = 440 codos (Base)
440 * 2 = 880 codos (b*2)

880 / 3,14159265 = 280,1127 codos (altura)
Pendiente = (Altura/(base/2) = 1,273239545 = 51,85397403 = 51º51’14”
Superficie del circulo de la geometría (246499,176 codos) = Superficie de caras triangulares de la pirámide (246499,176 codos) = Cuadratura
Ángulo 51,8540º (51º51’14”), ángulo complementario = 38,1460º: (51,8540/38,1460)*2 = 2,718 (Aproximación e)
Se trata solo de sentido común.
1, 2, 4, 7, 14 = 28 (Número Perfecto, triangular, hexagonal y feliz): 4 x 7 = 28 (siete eran los planetas observables a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, siete los días de la semana, siete los días de la creación, siete son los arcángeles, siete los pecados capitales, siete sellos del apocalipsis, siete las maravillas del mundo, siete los chakras, 7 los sacramentos, los siete ojos del Cordero, los siete espíritus de Dios, 7 los superuniversos, los siete cielos, los siete mares, las siete trompetas del Apocalipsis: 4 las semanas del mes, 4 los puntos cardinales, 4 las estaciones, 4 los ciclos lunares, 4 los elementos sagrados, 4 son los jinetes del Apocalipsis. Periodo magnético del Sol es de 22 años: Génesis 28/22. Esta piedra que he puesto por señal será casa de Dios. El número 28 es el triangular 7: 7(7+1)/2 = 28
KEFREN (Jaffra): Ángulo Sagrado
Forma como los egipcios determinaron la altura de la pirámide Kefren y su ángulo sagrado partiendo solo del dato de la base.

Base = 215, 25 m
Perímetro del hexágono = 215, 25 multiplicado por 6 (lados) =1291,50 m;
Perímetro del cuadrado de la base de la piramide = 4 * 215,25 = 861 m.
Perímetro del hexágono sobre el perímetro del cuadrado = 1,50.
Base pirámide (215,25m) sobre 1,5 = 143,5 m (altura pirámide solicitada por Kefrén),
Apotema = 179,376.
Ángulo = 53º 7′ 48,368” (realmente sagrado)

Otra forma de conocer la dimensión de la base Pirámide Kefrén, partiendo solo del dato de la altura:

Altura = 143,5 metros
Altura por 10 = 1435 metros
Altura por 4 = 574 metros
1435 m – 574 m = 861 m (perímetro de la base de la pirámide)
861/4 = 215, 25 m (Base Pirámide)

Tanta elegancia no puede ser coincidencia. Nada ocurre por casualidad, pero si por causalidad.

Reply to this commentResponder

Nov 5, 2015
6:17
#2 William Clavijo Robinson:

Cálculos Kefrén y Giza

α = 137,0359996790 (constante de estructura fina)
π = 3,14159265358979

e = 2,71828182845 (número de Euler)

φ = 1,61803398874989 (número áureo)
(π – φ) – 1 = 0,52355866483990 (Codo Real Egipcio)
(α * π)/2 = 215,25 metros (Base pirámide Kefrén)
α * 2 = 274,071999358 codos (altura pirámide Kefrén)
274,071999358 * 0,52355866483990 = 143,49277 metros (altura Pirámide Kefrén)
(e * φ)*100 = 439,827239 codos (Base Pirámide Giza)
(439,827239/ π)*2 = (439,827239/3,14159265358979)*2 = 280,002717 codos (Altura Giza)
280,002717/0,52355866483990 = 146,6 m (Altura Giza)
Parece absurdamente conspirativo

Reply to this commentResponder

Nov 5, 2015
15:58
#3 William Clavijo Robinson:

Pi = 3,1416
480 codos * (Pi/6) = 230,38 m (base Giza)
280 codos * (Pi/6) = 146,608 m = (146,61) (altura Giza)
Pi = h(metros)*6)/h (codos) = (146,608*6)/280 = 3,14160000000000000
Esta absurda simpleza de niño de escuela, demuestra que los egipcios conocían perfectamente Pi, tal como lo aplicamos ahora: 3,1416

Reply to this commentResponder

Nov 20, 2015
12:28
#4 William Clavijo Robinson:

Pi (π) Presente en la Pirámide de Kefrén

Las dimensiones de la pirámide Kefrén fueron calculadas en base a Pi (π)

Misteriosos primos: 3 * 41 = 123
Sagrado 7: 123 * 7 = 861m (Perímetro Kefrén)
Base: (861 m / π/6) /4 = 411,097218006366 codos
Base: 411,097218006366 codos * π/6 = 215,25 metros
Altura: 861 m / π = 274,064812 codos
Altura: 274,064812 codos * π/6 = 143,5 metros

Reply to this commentResponder

May 29, 2016
23:03

hola mi nombre es Sofia y la piramide de Guiza la construyeron en 2560 a.C dirigida por el faraon de la 4 dinastia de Egipto el faraon Keops o Khufu mide de altura 147m y 82 de ancho.
Gracias

Reply to this commentResponder

Ago 26, 2016
0:23
#6 Angeles A, de Pallarés.:

Nunca alojaron tumbas las 3 pirámides…no hay ninguna señal…Solo una enorme caja inamovíble, con una especie de tapa, tanto en el supuesto sarcófago del Rey y de la REina…tampoco hay ningún tipo de inscripcipción o dibujo en ellos (como se han encontrado en otras tumbas)muchos menos joyas o máscaras. de modo que tumbas no eran, ¿que eran y para que servían? quizá algún dia lo sepamos
Angeles

Reply to this commentResponder

May 4, 2017
16:09
#7 Ernesto Chunga. LIMA-PERÚ.:

No es fanatismo, ni exeso de misticismo, pero en realidad la Gran Pirámide deja innumerables misterios en su construcción.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario