Las plantas de cannabis, de entre 2.400 y 2.800 años de antigüedad, estaban extendidas a modo de sudario sobre el cuerpo del difunto, un hombre caucásico de unos 35 años de edad.

En la tumba se han hallado restos mortales y cerámicos.

En la tumba se han hallado restos mortales y cerámicos.

Un hallazgo arqueobotánico totalmente único ha sido realizado en una tumba del antiguo cementerio Jiayi en Turfán, en el noroeste de China. La tumba M231, de entre 2.400 y 2.800 años de antigüedad y situada junto a un oasis, contenía trece plantas de cannabis casi enteras, depositadas en diagonal y a modo de sudario sobre el cuerpo del difunto, un hombre de unos 35 años de edad con rasgos caucásicos.

«Los tallos y las hojas han conservado su característica forma natural debido al clima extremadamente seco, pero han adquirido un color marrón amarillento», señala el artículo científico, publicado a finales de septiembre en Economic Botany y dirigido por Hongen Jiang.

Trece plantas de cannabis casi enteras, depositadas en diagonal y a modo de sudario sobre el cuerpo del difunto.

Trece plantas de cannabis casi enteras, depositadas en diagonal y a modo de sudario sobre el cuerpo del difunto.

Este hallazgo, y otros similares realizados años atrás, revelan que «el Cannabis fue utilizado por los lugareños de Eurasia central en el primer milenio antes de Cristo y con fines rituales o medicinales», destaca el estudio.

En la tumba de la princesa de Ukok, por ejemplo, descubierta en la República de Altái y fechada también en el I milenio a.C., se encontraron semillas de cannabis que presuntamente utilizó su propietaria para aliviar el cáncer de mama que sufría, para experimentar un estado alterado de consciencia y quizá para comunicarse con los espíritus.

Hojas aserradas características del cannabis, halladas en la tumba M231, de entre 2.400 y 2.800 años de antigüedad.

Hojas aserradas características del cannabis, halladas en la tumba M231, de entre 2.400 y 2.800 años de antigüedad.

Las trece plantas de cannabis presentes en la tumba M231 fueron prensadas, alcanzando entre cincuenta y noventa centímetros de longitud aproximadamente.

«Nadie conoce el origen del cannabis hallado en este y otros sitios de Eurasia central. Los restos de cannabis pudieron ser recogidos de plantas cultivadas localmente o traídos desde otras zonas; tampoco se sabe si las plantas eran silvestres o cultivadas», reflexionan los autores del estudio, quienes creen que el ocupante de la tumba era un chamán.

2 comentarios
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Oct 8, 2016
6:22
#1 MLB:

se sabe que todas las tribus de la antiguedad tenian sus chamanes o curanderos, ellos decian conectarse con los ancianos ya muertos y traer asi su sabiduria o respuestas a sus inquietudis, , se aislaban y meditaban durante dias sin comer ni tomar agua, sin duda estas plantas como canavis , hongos alusinojenos, coca en ojas que quemaba ayudaban en su travesia, nunca sabremos que tan adictos eran a esos alucinojenos. cumpliria el fin que buscaban?????

Reply to this commentResponder

Oct 9, 2016
13:17
#2 María Inés Bruccolleri Rennella:

Interesante. De acuerdo con MLB.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario