Un periodista brasileño recaba testimonios de dos personas que aseguran que el líder nazi fue enterrado en un búnker en la capital de Paraguay dos años después de su muerte en febrero de 1971, ocurrida supuestamente entre Chile y Argentina.

hitlersescape

Adolf Hitler no murió en Búnker de Berlín en 30 de abril de 1945, sino en algún lugar entre Argentina y Chile el 5 de febrero de 1971. Y posteriormente fue enterrado en la capital de Paraguay. Es la teoría que sostuvo el periodista brasileño Marcelo Netto en una entrevista a la cadena de televisión rusa Zvezda.

Para apoyar esta revolucionaria versión del final del líder nazi, el periodista se basa en los testimonios de dos personas que afirman que Hitler fue enterrado en Asunción en la década de 1970. El periodista entregó a la cadena rusa un videofragmento de entrevista concedida por el sargento brasileño Fernando Nogueira de Araújo, quien afirma que el primero de enero de 1973 asistió al entierro de Hitler en un búnker en Asunción, adonde fue trasladado dos años después de su muerte.

Este testigo y el periodista creen que el cuerpo de Hitler permanezca, probablemente junto con los cuerpos de otros nazis, todavía en este lugar, donde se levanta desde 2003 un hotel. Este terreno, al igual que hace medio siglo, pertenece a una organización que ayudaba a los asilados alemanes y fue elegido como lugar de enterramiento para Hitler probablemente porque ahí hubo un búnker que sirvió de refugio a nazis huidos, cree Netto.

El funeral

De acuerdo con Nogueira de Araújo, el funeral tuvo lugar en «en un terreno abandonado» donde había una «pequeña colina parecida a un túmulo» y estructuras subterráneas de tres plantas. Allí tuvo lugar la ceremonia funeraria, en la que uno de los presentes contó «con pesar» que en febrero de aquel año se cumplían dos años de la muerte de Hitler, mientras se escuchaba un ruido «como si alguien estuviera nivelando el cemento».

Este testigo tenía entonces 29 años de edad, y fue invitado a la ceremonia por un amigo hijo de un nazi que se trasladó a Brasil después de la guerra. Pero en aquel momento el hombre no supo que estaba siendo testigo del entierro de Hitler, que tenía lugar «bajo sus pies».

Segundo testimonio

La versión sobre la segunda inhumación de los restos del líder nazi en Paraguay está parcialmente demostrada por otro testimonio, asevera Netto. A juicio del periodista, en la ciudad argentina de Bariloche una mujer que nada sabía sobre el primer testimonio le contó que conocía a una amante de un piloto alemán que exhumó y trasladó los restos de Hitler a Asunción junto con el célebre piloto nazi Hans-Ulrich Rudel.

4 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Feb 7, 2017
4:40
#1 María José:

No entiendo como a esta basura se le está dando en estos tiempos tanta cancha. No me refiero a este comentario, sino que en la televisión Canal Plus, no hacen más que pasar vídeos de aquel genocida infame. No le tratan de héroe, por supuesto, Yo no quiero ni verlo, por supuesto, pero me indigna que se hable una y otra vez de este inmundo ser y de sus secuaces.

Reply to this commentResponder

Feb 7, 2017
11:19
#2 Mulder:

Lo que mas me llama, es que tenia ojos celestes o azules, cuando siempre recordé que eran marrones. Efecto mandela/Philiph Dick? seguro que si

Reply to this commentResponder

Feb 7, 2017
16:12

Interesante, a través de 72 años sigan especulando sobre ese misterio. Si es que huyó de Alemania, lógicamente lo haría junto a Eva Braun, dónde estará ella.

Reply to this commentResponder

Feb 7, 2017
16:55
#4 Koldo:

No, Hitler tenía los ojos azules. Otra cosa es que en la TV de entonces no existiése el color y solo era en blanco y negro. Hay que informarse mejor.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario