Una startup australiana llamada HB11, nacida en la Universidad de Nueva Gales del Sur, asegura haberle dado una revolucionaria vuelta de tuerca a la fusión nuclear. El método aplicado a esta tecnología podría allanar el camino para una nueva era energética —sin riesgo alguno de desastre nuclear—.

«Hemos logrado evitar todos los obstáculos científicos que han mantenido a raya a la energía de fusión por medio siglo», declaró Warren McKenzie, director de HB11, al medio New Atlas.

La energía de fusión, tal como el nombre lo sugiere, aprovecha la energía liberada cuando un núcleo atómico se fusiona; al contrario de la fisión, que consiste en el proceso separación del núcleo para generar energía eléctrica.

La fusión ha sido el «Santo Grial» de la producción de energía por décadas, pero los científicos aún no han logrado crear una reacción que libere más energía que la que requiere para funcionar —si bien cada vez están más cerca—.

Si todo esto suena demasiado bueno, cabe destacar que la nueva afirmación por parte de los científicos australianos ya ha generado polémica. Esto quedó evidenciado hace pocos días cuando un informe de prensa publicado en el propio sitio de la Universidad de Nueva Gales del Sur fue bajado, quedando solo una copia de respaldo —en un blog aparte— que aún parece estar online al momento que redactamos la presente noticia. La Universidad aún no ha respondido a la prensa especializada sobre el por qué retiró el material de su sitio.

Campus de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia.

La copia de respaldo hace afirmaciones extraordinarias. Dice que HB11 ha hallado una nueva manera de tratar con la actual energía de fusión, y que no requiere niveles de temperatura o presión extremadamente altos para funcionar. Además, sería una técnica más simple y económica que las utilizadas hasta ahora.

De acuerdo a lo que se lee en el blog, la nueva técnica depende del hidrógeno y el isótopo boro B-11 —en lugar de isótopos radiactivos raros y costosos como el tritio—, y emplea una serie de láseres especiales para iniciar la reacción.

«Dentro de una esfera vacía de metal, se disparan perdigones de isótopos HB-11 con la ayuda de dos láseres, para así desatar una reacción en cadena», dice el blog de la startup.

«Podría decirse que usamos hidrógeno como un dardo, esperando pegarle a algún boro, y al hacerlo, podemos iniciar una reacción de fusión», explica McKenzie. «Crear la fusión usando la temperatura es en esencia mover átomos con la esperanza que se choquen entre sí, en cambio, nuestro método es más preciso».

El proceso incluso se salta la necesidad de un intercambio de calor o una turbina generadora de vapor, pudiendo alimentar un flujo eléctrico «casi directamente en la grilla eléctrica existente».

Sin desperdicio nuclear, sin vapor, y con cero probabilidades de producirse un accidente nuclear. La verdad, suena demasiado bueno para ser verdad y la startup aún tiene mucho camino para probar la eficacia de su método. El propio líder del proyecto ha admitido que aún desconoce cuándo la idea podrá convertirse en una realidad comercial.

«No quiero ser el hazmerreír al prometer que podemos lograr algo en menos de una década, y luego no cumplir», concluyó McKenzie.

Fuente: ScienceAlert.

4 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Feb 24, 2020
17:43
#1 Javier Pérez Carrió:

Acabarán todos en una cuneta. Por desgracia.

Reply to this commentResponder

Feb 26, 2020
18:25
#2 Jose:

Cuando llegue a España, seguro, que cobran impuestos…

Reply to this commentResponder

Feb 26, 2020
19:23
#3 xxPabloxx:

Va a quedar en la nada

Reply to this commentResponder

Mar 9, 2020
5:10

Ya he escuchado antes esto pero siempre los suicidan para que todo quede como esta, la electricidad es buen negocio para los gobiernos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario