La sala de control «altamente radiactiva» en el Reactor 4 de la planta de energía nuclear de Chernobyl, en el centro de la infame catástrofe de 1986 de la instalación, ha sido abierta a los turistas, siempre que usen un traje protector, casco y guantes mientras estén dentro.

Sala de control del reactor 4. Crédito: Efrem Lukatsky.

Las agencias de turismo de Chernobyl confirmaron que la sala de control ahora está abierta para visitas guiadas después de la decisión en julio del presidente ucraniano Vladimir Volydymyr de proclamar a la región como una atracción turística oficial (y tal vez no por coincidencia, un aumento de interés después del lanzamiento de la miniserie Chernobyl, de HBO).

Los que se animen a visitar el reactor deberán tener puesto un traje de protección, casco, máscara y botas industriales. También serán sometidos a dos pruebas de radiología para medir la exposición a contaminantes luego de terminado el tour, que solo durará cinco minutos para limitar la exposición.

Chernobyl y la ciudad vecina de Pripyat es el epicentro de una zona de exclusión de aproximadamente 3.200 kilómetros, aunque partes del área han sido visitadas por turistas durante mucho tiempo y muchos lugares que permanecen oficialmente fuera de los límites también reciben visitas. El Reactor 4, incluida la sala de control, se había prohibido para todos… excepto para un puñado de personas. Según Ruptly, la radiación en la habitación es unas 40.000 veces más alta de lo normal.

En cuanto a qué esperar, en 2011 The Guardian informó que los cazadores de souvenirs entre el personal de desmantelamiento habían despojado a la sala de sus interruptores de instrumentación de plástico, aunque algunas cosas, como diagramas sobre el comportamiento del reactor y el cableado viejo, permanecieron (presumiblemente no hay grafito allí). El reactor de la unidad 4 gravemente dañado y su sarcófago original se han cubierto en un arco de 32.000 toneladas llamado New Safe Confinement.

Sergiy Ivanchuk, director de giras SoloEast, dijo a Reuters en junio que sus reservas para tours habían aumentado un 30 por ciento en mayo de 2019 (cuando se lanzó la miniserie de HBO) en comparación con años anteriores, mientras que las reservas para los meses de verano habían aumentado un 40 por ciento. El guía turístico Viktoria Brozhko dijo a Reuters: «Muchas personas vienen aquí y hacen muchas preguntas sobre la serie de televisión. La gente se vuelve cada vez más curiosa… Durante toda la visita a la zona de exclusión de Chernobyl obtienes alrededor de dos microsieverts».

Un panel de control utilizado para operar uno de los reactores de Chernobyl. Crédito: Gleb Garanich/Reuters.

El incidente de 1986 provocó 28 muertes por síndrome de radiación aguda y 15 muertes por cáncer de tiroides infantil. El número total de muertos —debido al encubrimiento y negligencia soviética— sigue siendo objeto de disputa, y la mayoría de las estimaciones determinan el número de casos de cáncer a largo plazo en decenas de miles.

Fuente: CNN/ScienceAlert. Edición: Tom Mckay/Gizmodo.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario