En la miniserie de HBO Chernobyl, la física nuclear soviética Ulana Khomyuk (un personaje compuesto y caracterizado por Emily Watson) se da cuenta que una gran cantidad de material radiactivo ha sido liberado en algún lugar cercano e inmediatamente se toma una pastilla de yodo. Luego alienta a otros que se encuentra en el camino a hacer lo mismo. Pero… ¿por qué? ¿Cómo un simple elemento puede protegerte de la radiación?

Fotograma de la miniserie ‘Chernobyl’ (HBO, 2019).

La respuesta más corta es que esta pastilla no tiene un efecto directo anti-radiación, sino que ofrece protección indirecta. El yodo no repele los neutrones libres o remueve el polvo radiactivo del agua potable, pero sí cambia la forma en la que nuestros cuerpos se comportan, de manera tal que puede reducir el riesgo que los materiales radiactivos poseen.

La explicación es la siguiente.

Bajo circunstancias normales, nuestro cuerpo es bastante demandante de yodo. La tiroides necesita de este químico, sin él es incapaz de producir las hormonas que usualmente produce.

La gente con deficiencia de yodo desarrolla bocio, una tumefacción de la glándula tiroides que origina una prominencia o un aumento de tamaño de la parte anterior e inferior del cuello. Asimismo, los niños con carencia de este elemento pueden desarrollar una discapacidad intelectual. Por esa razón en EE.UU. y otras partes del mundo se agrega yodo a la sal de mesa para prevenir problemas.

El personaje de Ulana Khomyuk sosteniendo un frasco con pastillas de yoduro de potasio. ‘Chernobyl’ (HBO, 2019)

Pero el yodo, como todos los elementos básicos, viene en diferentes «isotopos» o versiones. Cada isotopo de yodo tiene el mismo número de protones (53), pero el número de neutrones varía. En su estado natural, la Tierra tiene solo un isotopo de yodo: yodo-127, que tiene 53 protones, 74 neutrones y una radiactividad insignificante. Sin embargo, los átomos de uranio que se destruyen en el núcleo de un reactor nuclear se dividen en dos átomos más pequeños, siendo uno de ellos el de yodo-131 (I -131).

La diferencia entre yodo-127 y yodo-131 es pequeña, solo cuatro neutrones. Pero esta diferencia lo hace radiactivo, disparando neutrones y desintegrándose rápidamente, con una vida media de solo ocho días —lo que significa que la mitad de ellos aún podría permanecer pasado ese tiempo—.

El cuerpo humano no tiene la capacidad de diferenciar entre los dos isotopos mencionados, por lo tanto, la gládula tiroides tendrá la misma voracidad que tiene con el yodo-127 con el yodo-131. Y una vez absorbido, el yodo se asentará en el cuerpo, lanzando radiación en el tejido circundante y dañando el ADN.

Desintegración de Yodo-131 (radiactivo). Es sumamente móvil y una vez que ingresa en el agua es absorbido por las plantas y de allí por los animales.

Entonces, teniendo en cuenta lo anterior, tomar una pastilla de yodo-127 hará que la glándula se sacie con este elemento estable y prevendrá que absorba yodo-131 una vez que llegue. Desde luego, esta es una medida de prevención para evitar cáncer de tiroides, no protege de los efectos del yodo radiactivo en otras partes del cuerpo. Además, la recomendación de los expertos es actuar rápido, dado que tampoco puede hacer reversibles los daños que el yodo radiactivo ya haya causado en la tiroides.

En los años subsiguientes al accidente de Chernobyl, la liberación más cuantiosa de yodo radiactivo en la historia, hubo un aumento notable en cáncer de tiroides, sobre todo en los niños del área afectada, incluyendo Bielorrusia, cuya frontera con la central nuclear ucraniana está a solo 17 kilómetros.

Fotografía aérea del reactor 4 al día siguiente de la explosión.

Tras la explosión del reactor 4 el 26 de abril de 1986, píldoras de yoduro de potasio fueron distribuidas entre la población, pero dada la negligencia de las autoridades soviéticas —como bien refleja la miniserie de HBO— esto no sucedió hasta días después del accidente y su uso fue muy errático.

Fuente: Live Science.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jun 27, 2019
20:55
#1 isabel galvan:

Una explicación muy interesante

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario