La sonda espacial nipona Akatsuki revela algunos secretos sobre el segundo planeta más cercano al Sol.

akatsuki1

La sonda Akatsuki (‘amanecer’, en japonés) de la Agencia Aeroespacial de Exploración Japonesa (Jaxa), que consiguió entrar en la órbita de Venus el 7 de diciembre de 2015, ha enviado los primeros datos sobre este planeta. Tras una misión fracasada en 2010, cuando no pudo colocarse en la órbita adecuada, el satélite artificial por fin ha logrado investigar el exterior de ese cuerpo celeste, informa el semanario Nature.

Las primeras imágenes, recibidas a través de la cámara de infrarrojos IR2 y tomadas a 100.000 kilómetros de distancia de la superficie de Venus, indican que en la atmósfera del planeta hay unos mantos compactos de nubes ácidas compuestas por ácido sulfúrico que cambian de tamaño, se agrupan en forma de arco y se mueven de un polo hacia otro de manera periódica.

akatsuki2

Los científicos están intrigados con el hecho de que el desplazamiento de las nubes parece que se coordina con la rotación de la superficie del planeta en lugar de con el movimiento de su atmósfera, que va mucho más rápido.

El objetivo principal de Akatsuki es investigar la atmósfera de Venus y obtener pruebas de su actividad volcánica.

Sin comentarios
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario