¿No crees que existen fuerzas y entidades que no ves, pero que pueden desequilibrarte? Pienso en una persona ciega junto a una persona que ve, ambos sometidos a la irradiación de una lámpara infrarroja demasiados días. Comienzan los problemas: quemaduras, pérdida de visión ocular, riesgo de tumores. El que ve sabe que la fuente del peligro es esa lámpara, aunque no la «siente». El invidente, ni la ve, ni puede «sentirla», pero igual padecerá sus efectos, que atribuirá a causas equivocadas o desconocidas. Como el invidente anda la gente por el mundo, sufriendo la perturbación de fuentes sutiles, que ni ve, ni siente, atribuyendo la causa a razones equivocadas.

autodefensa-psiquica

Puede parecer que un poco tarde elevo a la consideración del lector este artículo, luego de tantos años de dictar conferencias y talleres sobre la especialidad, con un libro —agotado en ventas— (Manual de Autodefensa Psíquica, Básica y Avanzada, Editorial Kan, 2009) y un DVD documental sobre la misma. Pero lo cierto es que en el cotidiano fárrago de consultantes, alumnos, respondiendo complejas inquietudes y situaciones particulares, uno, como un servidor, puede perder de vista que el común de los mortales no tiene porqué saber, necesariamente, en qué consiste, para qué es esta disciplina. Y como siempre más vale tarde que nunca, vaya este sucinto artículo como descripción introductoria para aquellos que, quizás por primera vez, se acercan a la Autodefensa Psíquica.

Si tuviera que proponer una definición digna de Wikipedia, diríamos que la Autodefensa Psíquica es «el conjunto de estrategias y técnicas destinadas a diagnosticar, prevenir o abordar las perturbaciones sufridas en el ser humano provenientes de los planos sutiles de la Naturaleza». El concepto es de por sí bastante explícito: consideramos que el ser humano está formado por la interacción de distintas naturalezas, ora más densas, ora más sutiles. Tenemos un plano físico (obvio), un plano psíquico-emocional (también obvio) un plano energético (el que se manifiesta en lo que popularmente conocemos como «aura» y que es, por caso, registrable en imágenes a través de la llamada «fotografía Kirlian») pero también planos más sutiles: el plano espiritual, el plano astral, el plano etéreo (y algunos teóricos agregarían de seguro un par más). Todos estos planos —para que la imagen resulte comprensible— se cruzan en un eje en el tiempo y el espacio, y a ese eje lo llamamos «persona».

El siguiente precepto en que se basa la Autodefensa Psíquica enseña que «no puede producirse una perturbación en uno de esos planos sin que deje de haber consecuencias, por carácter transitivo, en los demás». Esto es bastante evidente: si le piso fuertemente un dedo del pie a un congénere, habrá una lesión física (elemental, Watson) y una psicoemocional (mi congénere se pondrá de muy mal humor, salvo que sea un sadomasoquista a quien le encante que le anden pisando los juanetes). Pero aún más: si obtengo una «fotografía Kirlian» del área de la afección, se observará en la imagen un manchón negro donde debería mostrarse el aura sin solución de continuidad. Esa mancha negra recibe el nombre técnico de «hiato» e indica la pérdida de energía por ese punto. Es decir que la agresión física tuvo consecuencias en lo emocional y en lo energético. Y todos hemos comido alguna vez una milanesa preparada con un aceite de pésima calidad, y al día siguiente un malestar hepático siempre acompañado de un acentuado malhumor: el desequilibrio orgánico se expresa también en lo anímico.

Por otro lado, si le doy a alguien una pésima noticia sorpresivamente, además del desequilibrio psicológico que ello provocará es posible que le genere reflujo gástrico, gastritis. O un infarto. O que se le suba la presión. Es una obviedad manifiesta que la «agresión emocional», por carácter transitivo, perturbó también lo fisiológico.

En el campo de la Autodefensa Psíquica —y en nuestras conferencias y talleres— ejemplificamos con ejemplos prácticos cómo, por caso, momentáneas agresiones energéticas pueden generar secuelas físicas, y así desde —y entre— todos los planos arriba mencionados. Es decir, desde lo astral, lo etéreo, lo «espiritual» puede perturbarse lo físico, lo emocional, etc.

Por supuesto, llegados a este punto el lector atento puede preguntarse qué clase de elementos perturbadores pueden provenir de esos, ahora sí comprensibles, «planos sutiles». En otros términos, cuáles son los agentes agresores, y es aquí, entonces, que la Autodefensa Psíquica realiza una amplia descripción —sobre la cual, sus características, etc, nos extendemos en tantas conferencias, talleres, documentales y libros ya mencionados— peor que en apretada síntesis pueden ser enlistados como

  • Vampirismo Energético
  • Envidia
  • Ataques psíquicos conscientes
  • Remanencia psíquicas
  • Larvas astrales
  • Cascarones astrales
  • Egrégoros
  • Violación del propio albedrío
  • Paquetes de memoria thanáticos
  • Entidades espirituales negativas

Empero, además de estos factores de perturbación «exógenos» —es decir, exteriores al individuo— la Autodefensa Psíquica considera y dedica sus esfuerzos a factores «endógenos», es decir, generados por el propio individuo, generalmente de forma inconsciente, que llamamos:

  • Karma mundano
  • La Sombra
  • Enfermedades espirituales

No es la razón de ser de este artículo extendernos en la fundamentación de la existencia de los factores señalados (especialmente lo exógenos) así como su consideración, por necesitar para ello de espacios y tiempos que no son los de esta nota. Sin embargo, y sólo a título de ejemplificación, consideraremos uno: el Vampirismo Energético.

Debo acudir a algo en lo que soy un desastre: el dibujo. Agradeceré la benevolencia de ustedes en disimular el espanto que acompaña a efectos ilustrativos.

Bien, ¿nunca les pasó, por ejemplo, estar sintiéndose muy bien, distendidos en relajados en su casa, cuando de pronto llega de visita «ése» pariente, «ésa» amiga con miles de problemas, que de sólo verle sentimos que se nos arruinó la tarde? Pero gente educada y cortés como ustedes, le abren la puerta, le invitan a tomar un café, y el/la visitante se pone a contarles sus mil y un problemas para, al cabo de un par de horas, retirarse diciendo «¡pero qué bien me hace conversar contigo!»…. y ustedes quedan destruidos. Se ha producido un «vampirismo energético» (entiendo que el término es draculianamente exagerado, pero ilustrativo) y para comprender lo que pasa, ahora sí, miren el penoso dibujo.

envases

Todos vimos este ejemplo en el colegio: un recipiente A con poco líquido está unido por un tubo (C) a otro recipiente B con mucho líquido. Hay un grifo, válvula o canilla (D). ¿Qué pasa si la abren? Pues pasará líquido de B a A…. ¿hasta donde? Hasta que ambos se nivelen. Pues bien, eso pasó con sus campos energéticos mientras estaban charlando con el amigo o pariente conflictuado. Naturalmente, sin necesaria «animosidad», los campos áuricos, entremezclados (pues recuerden que la segunda capa áurica se extiende entre 50 y 70 cm, y la tercera, extremadamente sutil, según algunos autores hasta dos o tres metros) se «nivelarán» como el líquido del ejemplo. Así, su amigo, que llegó desvitalizado energéticamente se va sintiendo mejor, pues ha «subido su nivel»…. a cambio de descender el de ustedes, que por eso quedan «planchados».

Sirvan estos párrafos entonces para ambientarnos en la naturaleza de esta Disciplina, ya llegará la ocasión para regresar en el análisis pormenorizado de cada uno de sus bemoles.

Por Gustavo Fernández

NOTA: Para conocer más sobre Autodefensa Psíquica, seguir este enlace: http://bit.ly/autodefensapsi

7 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 7 comentarios
Comentarios
Nov 18, 2014
11:46
#1 liusa nair ramos cabral:

y0 los sufru hace 4 años con unos vecinos y siempre traen más gente para sacarme lo que tengo siempre de noche o de día

Reply to this commentResponder

Nov 19, 2014
7:52
#2 Zonius:

El ciego no puede ver la lámpara, pero si puede tocarla, olerla, e incluso escucharla (y saborearla) por tanto SI puede sentirla, sin embargo en este artículo se sugiere que no existe ningún sentido capaz de detectar el foco. Más que psicodefensa, me parece esoterismo.

Hoy día se exprime todo negocio relacionado con la salud y apariencia, si realmente existiera algún tipo de alteración “espiritual” habría explotaciones económicas mucho más fuerte que un cursillo.

Reply to this commentResponder

Nov 19, 2014
8:06
#3 Arkantos:

@Zonius: Lo primero es una simple analogía, por lo tanto es erróneo tomarlo literalmente. Respecto a lo otro que comentas, la ciencia dura y tradicional no piensa que haya un aura o energía vital (bioenergía), porque no tiene las herramientas para medir su existencia. Es materialista. De hecho, el negocio de la salud solo puede lucrar si hay enfermedad, y si no la hay la crean en el mundo material.

Sin embargo, todas las medicinas milenarias y naturalistas tienen su base en el individuo y en el vitalismo, apuntando a que el cuerpo, la mente y el espíritu conforman un ente indivisible.

Los estudios científicos realizados sobre el estrés y sus consecuencias, ya son una muestra de cómo la mente afecta directamente a lo físico: http://es.wikipedia.org/wiki/Psiconeuroinmunolog%C3%ADa

Reply to this commentResponder

Nov 19, 2014
10:30
#4 HORACIO:

hay que tener una autoproteccion….a un nivel que no afecte nuesto estado de animo y organismo..tampoco se le puede patear el culo a un amigo con problemas….por suponer que sus problemas afectaran nuestra energia….los extremos son siempre malos..saludos

Reply to this commentResponder

Nov 19, 2014
10:44
#5 CRL:

@Zonius:
No, ya que son muy pocos los que tienen la capacidad de entender u observar lo espiritual. La única forma evolucionar como lo hacen muchas personas! así si te darás cuenta con los Hechos de tus propios sentidos “recién despertados” de eso que llamas espiritual. saludos

Reply to this commentResponder

Nov 19, 2014
11:26
#6 Nestor E. Bautista Florez:

Señor: Gustavo Fernandez , Excelente informe ! resido en Bogotà Colombia, y hace 28 años diseño y ensamblo una Super camara Kìrlian multifunciones, ademàs de hacer fotos, anàlogas con pelìcula Kodak 100 ASA q aùn se consigue en Bogotà en la calle 18 carrera 10 esquina Fotografìa los AMIGOS, ES TAMBIEN digital con camara digital opcional q tenga microzum, 7 megapixeles, y en cuarto oscuro se hacen las fotos, ademàs se puede ver en vivo y en directo los espectros en todas las direcciones, y a color amplian con una lupa podemos hacer “prediagnòsticos” de estados Biològicos y en especial senso-emocional, en el mismo, EQUIPO nos sirve para hacer terapias, Ozonoerapia, Electroterapia. Digitoterapia por “Arco voltaico” sin agugas, y finalmente kromaterapia con dos lapiz leds de punto produciendo fotones no invasivos, en varios colores. hace un tiempo hicimos una foto en una finca dònde cultivaban, tomate orgànico, y al tomar la foto Kirlain , resultò una foto, sorprendente ! plasmando el efecto “fotosìntesis” saliendo còm unas burbujitas ( luego se la envìo) y tambièn muchas fotos de personas “obsesas” y con facultades sìquicas-magnèticas , UN ABRAZO Nèstor

Reply to this commentResponder

Nov 19, 2014
14:00
#7 Zonius:

@Arkantos: Volvemos a lo mismo, me estas confirmando que existe una “medicina espiritualista” y encima es milenaria. Sin embargo no hay ningún tipo de explotación economica.

En cuanto a los efectos creados por el Sistema nervioso central (SNC), éste no debe ser confundido con “energía mística”. El SNC es capaz de crear alteraciones fisiológicas o patológicas como puede ser el estrés o el agotamiento emocional. Pero no alcanzo a relacionarlo con un posible aura

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario