Un informe de Goldman Sachs sobre biotecnología que acaba de trascender en la prensa expone explícitamente que curar enfermedades no es bueno para los beneficios a largo plazo de las farmacéuticas. Esto en respuesta al surgimiento de las llamadas terapias génicas, que pretenden curar enfermedades de forma definitiva a través de la introducción de genes específicos en las células del paciente.

terapias-genicas

«El potencial de administrar “remedios totales” es uno de los aspectos más atractivos de la terapia génicas […]. No obstante, estos tratamientos ofrecen una perspectiva muy diferente con respecto a los ingresos recurrentes frente a las terapias crónicas. Si bien la propuesta tiene un enorme valor para los pacientes y la sociedad, podría representar un desafío para los desarrolladores de medicina genómica que busquen un flujo de efectivo sostenido», sostiene el informe intitulado The Genome Revolution.

Para dar un ejemplo, Goldman Sachs menciona a Gilead Science, una empresa que comercializa tratamientos para la hepatitis C con una efectividad superior al 90 %. En 2015, las ventas del tratamiento alcanzaron los 12,5 mil millones y las previsiones de este año se sitúan solo en 4 mil millones.

«Curar a los pacientes en existencia también disminuye el número de portadores capaces de transmitir la enfermedad a nuevos pacientes, por lo tanto el número de incidencias baja… Cuando la incidencia permanece estable (como con el cáncer), el potencial para una cura posee menos riesgo para la sustentabilidad de una franquicia», explica maquiavélicamente el informe.

Goldman Sachs actúa de asesor financiero de algunas de las compañías más importantes, grandes gobiernos y familias ricas del mundo.

Goldman Sachs actúa de asesor financiero de algunas de las compañías más importantes, grandes gobiernos y familias ricas del mundo.

El grupo de banca de inversión y valores más grandes del mundo establece algunas estrategias para asegurar la rentabilidad a largo plazo de las empresas de biotecnología: dirigirse a grandes mercados (enfermedades con un gran crecimiento anual como la hemofilia que crece a un 6-7 % anual), abordar trastornos con alta incidencia o innovar constantemente y expandir la cartera de soluciones.

No obstante, lo que se pone de manifiesto es que el avance de la tecnología y la edición de genes promete en el futuro acabar con las enfermedades con las que viene lucrando la poderosa industria farmacéutica y, al parecer, existen banksters como Goldman Sachs interesados en poner palos en la ruedas a dichos avances con tal de mantener el negocio en movimiento.

Fuente: CNBC.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Abr 17, 2018
21:06

Aún sin dicho informe, esa es la realidad. ¿Qué sería de las farmacéuticas si se cura la diabetes? La venta de insulina se iría hasta el piso…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario