En este artículo incluimos documentos desclasificados sobre una campaña secreta de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) para influir en los Medios de comunicación masivos, tantos domésticos como foráneos, iniciada a mitad del siglo pasado.

La traducción al español para mockingbird es sinsonte (Mimus polyglottos), un ave que se caracteriza por el engaño auditivo al imitar las llamadas de otras aves, sonidos animales e incluso ruidos de máquinas. Esto es coherente con el objetivo del programa de la agencia, que por muchos años, reclutó periodistas y medios con propósitos de propaganda.

Fundada en 1948 por Frank Wisner, director en aquel entonces de la Oficina de Proyectos Especiales (OSP), el programa Mockingbird consistía en una estructura dedicada a labores de propaganda, guerra económica; acción directa preventiva, incluyendo sabotaje, anti-sabotaje, demolición y medidas de evacuación; subversión contra estados hostiles, incluyendo ayuda y apoyo a grupos de resistencia ilegales, además de apoyo a todas las fracciones anti-izquierdistas del país que amenazaran a los países del mundo libre.

Con este objetivo, la CIA «compró» a periodistas que trabajaban en importantes medios de comunicación, tales como el The New York Times, Newsweek, CBS,  New York Herald Tribune, Time Magazine, The Washington Post, entre otros. Estos periodistas escribían supuestamente artículos que en la realidad eran ideados por Frank Wisner. Además la CIA les pagaba con información clasificada que les ayudaba con su trabajo.

A la vez, la agencia tenía la capacidad de censurar o desprestigiar a los periódicos o revistas para que no informaran de ciertos eventos, por ejemplo los complots de la CIA para derrocar al gobierno de Irán​ y Guatemala.

Más detalles fueron revelados por las investigaciones del senador Frank Church (Select Committee to Study Governmental Operations with Respect to Intelligence Activities) en 1975:

«La CIA mantiene una red de centenares de individuos a lo largo y ancho del globo que entregan inteligencia para la CIA además de tratar de influir la opinión en sus países por medio de propaganda encubierta. Estos individuos proveen a la CIA acceso directo a un sinnúmero de periódicos y tabloides, servicios periodísticos y agencias noticiosas, estaciones de radio y televisión, editores de libros comerciales y medios extranjeros».

Reporte del Congreso de los Estados Unidos publicado en 1976.

Church arguyó que desinformar al mundo le costaba a los contribuyentes de Estados Unidos US$265 millones al año.

En febrero de 1976, George H. W. Bush, recientemente nombrado Director de la CIA, anunció una nueva política:

«Efectivo inmediatamente, la CIA no volverá a pagar o contratar a ningún periodista o dueño de periódicos a tiempo completo o parcial acreditado en algún servicio de noticias, periódico, radio o televisión norteamericanos (No dice nada de los del resto de mundo). Sin embargo, la CIA continua dando la bienvenida a la cooperación voluntaria no pagada de periodistas de este país».

Walter Cronkite, conocido como «el hombre más fiable en Estados Unidos», fue el agente más famoso de Mockingbird​ hasta su fallecimiento en julio del 2009.

En la actualidad es posible que este programa, de seguir operando, haya estirado sus tentáculos a las principales redes sociales, censurando información y decidiendo qué es verdadero y qué no a través de diferentes organismos tildados de «independientes».

A continuación, el documento desclasificado obtenido por nuestros amigos de The Black Vault.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Abr 13, 2020
4:45
#1 HORACIO:

chocolate por la noticia……..siempre sabemos lo que ellos quieren que sepamos…y ante una sospecha crean la duda…aquel que no sabe leer entre lineas es casi un analfabeto .,como dice la cancion la historia la escriben los que ganan…pero hau una historia muerta que puede ser VERDAD!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario