La verdad de todo el asunto es que el artículo del Enquirer, hecho por Bob Pratt, apareció en 1980 y no en 1978. Le di la información de contacto de Jesse a Bob porque Bill Moore y yo ya habíamos hablado con 62 testigos acerca del caso Roswell y el libro “El Incidente Roswell” de Bill y Charles Berlitz, del cual Bill y yo habíamos hecho el 90% de la investigación, ya estaba a punto de publicarse. Previamente, yo había conocido a Bob en los simposios de la MUFON y leído un buen número de sus artículos. Lo de Bob era por lejos mucho más acertado que los artículos de OVNIs que había visto en el New York Times y en el Washington Post. Bob también sirvió como enlace entre el National Enquirer y su panel de 5 profesionales, incluyendo al Dr. J. Allen Hynek, el Dr. James Harder, el Dr. Leo Sprinkle, y el ingeniero aeroespacial John Schuessler, ahora director internacional de MUFON.

Weaver volvió a MENTIR cuando supuestamente citó de un memorando del FBI de julio de 1947 sobre el estrellamiento: “El objeto encontrado parece ser un globo atmosférico de altitud con un reflector de radar (…) disco y globo siendo transportados…”. El resto de la frase después de “reflector de radar”’ fue intencionalmente omitida por Weaver dado que, a pesar del gran tamaño de su informe, no se incluye el memorando completo. La parte omitida posterior a “reflector de radar” es: “pero esa conversación telefónica entre su oficina y Wright Field no apoyaron esta creencia”. Esto último revierte la falsa afirmación de Weaver.

Sierra Sam.Weaver también MINTIÓ cuando dijo en su Volumen que ésta sería la última palabra oficial acerca de Roswell. En realidad, el 24 de junio de 1997, su asistente, el capitán James McAndrew, lanzó el Volumen 2: “El Reporte Roswell, Caso Cerrado”. McAndrew MINTIÓ al decir que los pequeños cuerpos alienígenas que los testigos de Roswell habían supuestamente visto eran, gracias a su “investigación a fondo”, maniquíes de pruebas de choques (crash test dummies) tirados por la USAF sobre todo el Estado de Nuevo México. McAndrew incluye tres veces un mapa llamado “Lugares de Lanzamiento y Aterrizaje de Maniquíes Antropomorfos”. El mapa muestra los sectores del campo con restos y las planicies de San Agustín, y un número de lugares donde cayeron maniquíes, de los cuales ninguno estaba cerca del lugar de estrellamiento. Más aun, Corona ni siquiera está en el mapa. Una fotografía en el reporte muestra al oficial Raymond A. Madson con Sierra Sam, uno de los infames maniquíes de pruebas de choques. Me las arreglé para localizar a Madson, quien estuvo a cargo del programa. Él notó dos hechos importantes que descartan la teoría de los maniquíes:

1. Los maniquíes tenían que tener mínimo 1.80 m de altura y pesar 78 kg para ser valederos.

2. Ningún maniquí se lanzó antes de 1953.

Cuando el anuncio fue hecho en una conferencia de prensa sobre los maniquíes en 1997, fue mencionado que el estrellamiento había ocurrido en 1947 y no en 1953, entonces el oficial dijo que “las memorias de los testigos eran falibles”. Esta es una de las mentiras más sórdidas en torno al caso. ¿Quizá la USAF inventó el viaje al pasado para los maniquíes? Otra MENTIRA fue que el piloto Joseph Kittinger era el responsable de las historias que yo había escuchado acerca de un asqueroso oficial pelirrojo en el hospital de la Base de Roswell. ¡Pero Joseph Kittinger estuvo allí en el año 1959!

McAndrew también MINTIÓ cuando dijo que Don Berliner y yo habíamos hablado mal de los expertos en globos Duke Gildenberg y Charles Moore cuando los entrevistamos por separado en Socorro durante un viaje de investigación. Esto fue una MENTIRA descarada. Don y yo acordamos después de los encuentros que ninguno de los dos expertos parecía saber nada sobre Roswell, excepto lo que aparecía en el artículo del 9 de julio del periódico Daily Record. Fuimos corteses y amistosos con ambos.

Weaver también MINTIÓ en una carta del 11 de abril de 1994 enviada al investigador Nick Redfern, quien en aquel momento vivía en Inglaterra, diciendo: “Yo puedo declarar que la Fuerza Aérea considera que los MJ-12 (tanto el grupo como los supuestos documentos) son falsos”. Cuando yo y Nick Redfern hicimos una petición FOIA en búsqueda de algún memorando, carta, documento, etc. que fundamentase esta conclusión, la respuesta fue: “No tenemos nada en respuesta a su petición”. Yo apelé a esta última respuesta y de nuevo me dijeron que no tenían nada. Por lo tanto, teníamos una afirmación pretenciosa (MENTIRA), respaldada por nada. Desafortunadamente, el FBI aceptó la MENTIRA e incluso reimprimió en su sitio web los documentos MJ-12 idénticos a los de Weaver con la palabra FALSO (bogus) en cada página.

Weaver, quien parecía estar ansioso de MENTIR en cualquier oportunidad, no fue el único que MINTIÓ acerca de los documentos MJ-12. Probablemente de una forma inocente, los Archivos Nacionales lanzaron una carta el 9 de mayo de 1988 diciendo: “El director de la Oficina de Liberación de Información en el Consejo de Seguridad Nacional (NCS) nos informó que ‘TOP SECRET RESTRICTED’ (TSR) es una marca que no se utilizó por el NSC sino hasta la administración de Nixon (1969-1974). La Biblioteca Presidencial de Eisenhower también confirma que esta marca particular no fue usada durante la Administración de Eisenhower”. Ambas afirmaciones citadas son falsas. La marca “TSR” es usada en el Cutler-Twining Memo. A continuación, una cita extraída del volumen publicado por la Oficina de Procuraduría General (GAO), reportando sus esfuerzos por encontrar documentos relacionados con Roswell para el congresista Steven Schiff: “Diciembre 7, 1994… registros revisados pertenecientes a requerimientos de energía atómica, armas y ciertas misiones de la Fuerza Aérea. Estos archivos son clasificados hasta TOP SECRET inclusive, … el periodo cubierto por estos registros era de los años 1948-1956. No había mención del incidente Roswell … En varias ocasiones notamos que era usada la clasificación ‘Top Secret Restricted’. Esto es mencionado porque en pasadas referencias a esta clasificación (refiriéndose a MJ-12) nos fue dicho que esta marca no se había utilizado durante este periodo”.

La Biblioteca del Presidente Eisenhower también MINTIÓ (de nuevo, en forma inocente) cuando declaró que todas las copias de carbón de los memorandos de Robert Cutler eran hechas en papel cebolla con un águila como marca de agua. Esta afirmación fue cambiada después de que yo le mostré a un archivista un cierto número de copias de carbón hechas en papel cebolla de distinto tipo. El Memorando Cutler-Twining del 14 de julio de 1954 fue hecho en papel cebolla de dictado, el cual fue manufacturado en pequeños lotes en el periodo comprendido entre principios de los 1950s y principios de 1970s. He discutido los documentos MJ-12 en las referencias 3 y 4.

Mentiras Sobre el Proyecto Libro Azul

Mucho menos inocente fue la MENTIRA dicha por el secretario de la USAF, Donald Quarles, el 25 de octubre de 1955, como fue citado en una conferencia de prensa oficial que trataba sobre un importante estudio concerniente a los OVNIs. Quarles afirmó: “En base a este estudio, creemos que objetos tales como los popularmente llamados platillos voladores no han sobrevolado los EEUU. Tengo la certeza de que aun el 3% de desconocidos pudo haber sido explicado como fenómenos convencionales o ilusiones si se hubiera obtenido una información observacional más completa”. Es fácil demostrar que ambas afirmaciones (3% de desconocidos, información observacional incompleta) son MENTIRAS descaradas mediante la siguiente tabla que posee información sacada del mismo estudio en cuestión, cuyo nombre no fue dado a conocer en la conferencia de prensa (Reporte Especial Nº 14 del Proyecto Libro Azul, Ref 5), ni tampoco fue distribuido, a pesar de que la conferencia de prensa recibió amplia cobertura.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario