Investigadores del proyecto Acceso Científico a los Lagos Subglaciales Antárticos (SALSA, por sus siglas en inglés) hallaron vida en muestras de agua del lago Mercer, en la Antártida, que se encuentra sepultado bajo un glaciar y representa uno de los entornos más extremos en la Tierra.

El equipo de especialistas logró tomar las muestras en cuestión después de perforar el hielo de más de un kilómetro de espesor para llegar al agua líquida. «Los primeros estudios del agua obtenida mostraron la presencia de unas 10.000 células bacterianas por mililitro», afirmó John Priscu, profesor de ecología polar en la Universidad de Montana (EE.UU.) y líder de la misión.

Tal número de bacterias representa una gran cantidad para las masas de agua que están escondidas bajo la capa de hielo y sin luz del sol, aunque es solo aproximadamente un 1 % del volumen que puede encontrarse en el océano abierto.

¿Una señal de la presencia de animales?

El hallazgo de las bacterias permite pensar que en el agua profundamente enterrada podrían existir también otras formas de vida más avanzadas, como animales microscópicos, sospechan los científicos.

«Hemos visto muchas bacterias y el sistema [del lago] tiene suficiente materia orgánica, por eso presuntamente puede contener formas de vida superior», señaló Priscu, y precisó que los investigadores tienen planes para emprender su búsqueda, aunque eso solo «será hecho dentro de otro par de meses».

La expedición sobre el lago subglacial Mercer, en la Antártida Occidental. En esta foto puede verse el brazo de la grúa equipado con un taladro.

El lago Mercer mide casi 160 kilómetros cuadrados y fue descubierto hace más de una década a través de imágenes satelitales, pero nunca antes se había explorado. Es un lago subglacial activo hidráulicamente, que se encuentra a más de un kilómetro debajo de la llanura de hielo de Whillans, una sección de rápido movimiento de la capa de hielo de la Antártida occidental. Es uno de los 400 lagos que se encuentran debajo del hielo antártico, y los expertos dicen que cualquier vida allí podría generar esperanzas de encontrar organismos similares en el interior de Marte o en las lunas cubiertas de hielo de Júpiter y Saturno.

Fuente: Live Science. Edición: RT.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ene 16, 2019
7:04
#1 HORACIO:

y la pregunta seria por que no tendria que haber vida .??? si la hay en todo el planeta.! bien idiota es la teoria de que debajo de los hielos de marte o lunas de jupiter y saturno tambien podria ser.¿¿?? un lugar donde no existe el oxigeno y las temperaturas pasan los 100 grados tanto para arriba como abajo de calor y frio ., pero por sobre todo la falta DE OXIGENO.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario