No sólo tienen un aspecto alienígena y son extremadamente inteligentes, sino que ya habitaban este mundo en tiempos más remotos de los que creíamos hasta ahora.

Cefalópodo.

La clase de animales marinos conocidos como cefalópodos —que hoy incluye calamares, pulpos y sepias—, podría haber existido en la Tierra 30 millones de años antes de lo que se pensaba, según una nueva investigación.

Es más, si necesitamos restablecer los tiempos de aparición de los cefalópodos, es posible que sea necesario volver a examinar toda la historia evolutiva de los organismos invertebrados, dada la importancia de estas criaturas en el panorama general de la vida en el planeta.

La clave de la nueva investigación es el descubrimiento de varios fósiles en forma de cono de 522 millones de años de antigüedad en la península de Avalon en Terranova, Canadá, que presentan ciertas características reveladoras que significan que podrían clasificarse como cefalópodos.

Costa de Avalon, Terranova, Canadá. Crédito: Gregor Austermann/Communications Biology.

«Si realmente fueran cefalópodos, tendríamos que remontar el origen de los cefalópodos al período Cámbrico temprano», dice la geocientífica Anne Hildenbrand de la Universidad de Heidelberg en Alemania. «Eso significaría que los cefalópodos surgieron al comienzo de la evolución de los organismos multicelulares durante la explosión del Cámbrico».

Hasta ahora, se pensaba que los primeros cefalópodos eran Plectronoceras cambria, pequeños moluscos con conchas en forma de cono que vivieron a finales del período Cámbrico, hace aproximadamente 490 millones de años.

Cefalópodos primigenios

Si bien nuestro conocimiento de la anatomía de P. cambria se basa en fósiles incompletos, estos nuevos hallazgos son lo suficientemente similares como para sugerir una conexión entre las especies. También son lo suficientemente diferentes como para apoyar la hipótesis de que millones de años de evolución podrían separarlos.

Por ejemplo, una de las características que los científicos han detectado en varias de las conchas calcáreas de la península de Avalon es la evidencia de un sifón: un tubo de tejido que ayuda a vaciar el agua de la concha, controlar los niveles de nitrógeno, oxígeno y dióxido de carbono y control de la flotabilidad.

Sección longitudinal y transversal de fósiles que podrían llegar a ser la primera forma conocida de cefalópodo. Crédito: Gregor Austermann/Communications Biology.

Sin embargo, los signos de un sifúnculo no están presentes en todos los fósiles recién encontrados, y su posición es ligeramente diferente de donde se esperaría que estuviera. Después de un análisis exhaustivo de estas similitudes y diferencias, los investigadores creen que se han encontrado con fósiles que son de hecho una forma más antigua de cefalópodos.

«La presencia de un sifúnculo, cuellos septales y un anillo de conexión se considera comúnmente como características clave para la distinción de cefalópodos fósiles tempranos de otros organismos septados o de cámara», escriben los investigadores en su artículo. «Sin embargo, algunos autores también han asignado material de concha fósil que carece de estas características a los cefalópodos».

Ajustar la línea de tiempo significaría que los cefalópodos emergieron antes que ciertos euartrópodos (incluidos insectos y crustáceos), que datan de la parte terreneuviense del registro geológico.

Evolución

Como los primeros organismos capaces de impulsarse hacia arriba y hacia abajo en el agua, gracias nuevamente a ese sifúnculo, y asentarse en el océano abierto, los cefalópodos desempeñan un papel importante en la historia evolutiva temprana, por lo que los expertos quieren determinar el momento correcto de su aparición .

Clasificar criaturas a menudo puede ser una tarea complicada, incluso cuando no estamos hablando de restos fosilizados de más de 500 millones de años de antigüedad, pero los investigadores esperan que más estudios y descubrimientos ayuden a verificar sus afirmaciones. Ahora, ha comenzado la búsqueda para encontrar ejemplares mejor conservados de la misma zona.

«Este hallazgo es extraordinario», dice el geocientífico Gregor Austermann de la Universidad de Heidelberg. «En los círculos científicos se sospechó durante mucho tiempo que la evolución de estos organismos altamente desarrollados había comenzado mucho antes de lo que se suponía hasta ahora. Pero faltaban pruebas fósiles que respaldaran esta teoría».

La investigación se ha publicado en Communications Biology.

Fuente: ScienceAlert. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 28, 2021
4:32
#1 HORACIO:

suongamos que un dia desaparece todo lo que existe sobre la tierra…..tanto vida de humanos ,animales,insectos,bosques…etc…..y luego pasa nada mas que un millon de años…..no 30 millones…anda a explicarle a los primeros caminantes de esa epoca todo lo existio ..te dirian que estas loco……SI NO FUESE POR LOS FOSILES DE TODOS LOS TIPOS ENCONTRADOS …ni siquiera sabriamos cuanto tiempo atras se origino la vida….de seguro desde el inicio ., hubo mucho mas que 6 eras de UN INICIO Y UN FINAL.. saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario