Un suizo construyó el lugar tras haber recibido las órdenes desde una nave durante un avistamiento en la zona.

ovnipuerto-cachi2

El pueblo de Cachi, en la provincia de Salta, Argentina, está dentro de un marco natural increíble. Ubicado al norte de los valles Calchaquíes y al pie del Nevado, sus 2.000 habitantes viven rodeados de belleza. Acostumbrados a recibir turistas de todas partes del mundo, hace unos años vieron que se paseaba por sus callejuelas pintorescas un extraño hombre de actitud venerable, vestido de negro con botas tejanas. Era el suizo Werner Jaisli, quien había cruzado el mundo siguiendo el llamado de las voces de hombres de otros mundos que lo guiaban hasta los cerros salteños.

«Si lo construyes, iremos», le dijeron —telepáticamente— los seres de otros mundos. Fue así como el suizo se pasó varios años (de 2008 a 2012) construyendo el ovnipuerto, a tan solo 4 kilómetros del pueblo.

El lugar, ubicado en un pequeño valle, sigue el diseño de una enorme estrella blanca de 36 puntas de 48 metros de diámetro; en el centro, hay otra pequeña estrella pero de 12 puntas. «Así me dijeron que lo haga, y lo hice», afirmó el autor de esta extraña base destinada a guiar a los habitantes de otros mundos a su llegada al suelo salteño.

Si Cachi es un sitio bello, rodeado de montañas que alcanzan los 5.000 metros de altura, la presencia de Werner Jaisli no desentonaba. Vestido como si fuera un sacerdote druida, afirmaba el porqué de sus botas tejanas: «Eso tiene una explicación: donde está el ovnipuerto, en Fuerte Alto, está lleno de víboras y de viudas negras».

Era muy común ver a este suizo de casi 70 años por las callecitas vallistas ataviado como si fuera un sacerdote druida.

Era muy común ver a este suizo de casi 70 años por las callecitas vallistas ataviado como si fuera un sacerdote druida.

¿Por qué hacer el ovnipuerto aquí en Cachi? Werner, contó su versión de los hechos:

«Yo estaba allá, en Fuerte Alto con mi vecino Luis. Era la medianoche del 24 de noviembre de 2008. Se sentía desde abajo, el ruido de una fiesta en el Complejo Deportivo. De pronto todo quedó en silencio y se cortó el suministro de energía. Era la oscuridad total. “Es una noche de ovnis”, le dije a Luis. Y no había terminado la frase cuando dos objetos luminosos avanzaron a unos 200 metros sobre el río Calchaquí. Estaban a la altura de mis ojos, desde mi posición. Eran sólidos, circulares y como de metal bruñido. No sé por qué, pero mentalmente les pedí que se acercaran. ­¡Y lo hicieron! Se posaron a unos 100 metros sobre nuestras cabezas y proyectaron sobre nosotros un haz de luz poderoso, increíble, que nos hacía ver a ambos como seres con brillo propio. Lo curioso es que ese extraordinario resplandor no nos afectaba la visión. En ese momento algo comenzó a bullir por mi cerebro: era una orden. Me pedían telepáticamente que construyera el ovnipuerto».

Cierto o no, a 157 kilómetros de la capital provincial, en Cachi un suizo hizo el primer ovnipuerto del país con la esperanza que los seres que lo contactaron volvieran y se posaran en suelo salteño.

¿Se lo llevaron los aliens?

Sobre el excéntrico Werner no se sabe mucho, solo que la gente ya lo ha dejado de ver por las calles del pueblo y tampoco se sabe cuál es su paradero. Algunos aseguran que volvió a su país de origen, otros que se fue a Bolivia siguiendo «otro llamado».

La estructura está construida con rocas blancas dispuestas geométricamente sobre una planicie ubicada en el acceso a las serranías del norte de Cachi, un lugar donde la gente afirma hay muchos avistamientos ovnis.

La estructura está construida con rocas blancas dispuestas geométricamente sobre una planicie ubicada en el acceso a las serranías del norte de Cachi, un lugar donde la gente afirma hay muchos avistamientos ovnis.

«Acá la gente lo dejó de ver por las calles del pueblo y comenzó a tejer las más curiosas teorías. Hasta decía que se lo había llevado un plato volador. Eso no es así, se fue porque ya estaba cansado», aseguró desde la comuna David Zuleta.

En la actualidad, y tras la noticia del alejamiento de Jaisli, el ovnipuerto ha pasado a manos de la Municipalidad de Cachi, la cual lo promociona como un atractivo turístico más de esa localidad… y tal vez de la galaxia.

Fuentes: El Sol/El Tribuno.

5 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 5 comentarios
Comentarios
Ago 28, 2018
13:50
#1 Javier Castillo:

Porqué no coinciden las fotos. Son muy diferentes.

Reply to this commentResponder

Ago 28, 2018
15:17
#2 roberto:

LOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOCO !!!!!!!!!

Reply to this commentResponder

Ago 28, 2018
17:11
#3 María Ines Rennella Brucolleri:

Es una zona propicia para encontrarlos….como es aquí también, en Argentina, la ciudad de Capilla del Monte. Una ciudad conocida por muchos años, con el antecedente de avistaciones numerosas.

Reply to this commentResponder

Ago 29, 2018
5:01
#4 HORACIO:

SE CANSO DE ESPERAR Y…………………..SE FUE.! :)

Reply to this commentResponder

Ago 29, 2018
7:54
#5 MLB:

a ver, vamos por partes, de loco se le tildo a quien nos salvo del diluvio, tambien a Moises y aun hoy, siendo no no catolicos seguimeos algunas de sus leyes, no lo llamaria loco, a este Sr suizo, si exentrico, yo en su lugar no se si lo haria, ademas que se necesita una fuente de ingresos importante.
A Uds no les viene a la memoria la pelicula de Kevin Costner, SI LO CONSTRUYES EL VENDRA, CLARO ERA UN CAMPO DE FUTBOL EN SU PLANTACION DE MAIZ……….ojala no corten este informen como hace siempre, lo dejan aca y nunca mas sabemos nada LE QUITA CREDIBILIDAD

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario

NOTA: Tu comentario aparecerá una vez que sea aprobado por el Moderador.