Con cada nuevo hallazgo, parece que la presencia humana en el continente americano se remonta más atrás en el tiempo. Una regla que se sigue cumpliendo con un reciente descubrimiento producido en la cueva de Chiquihuite, al norte de México.

El equipo entrando en la cueva Chiquihuite. Crédito: Devlin A. Gandy.

Excavaciones en esta zona montañosa controlada por carteles de la droga, revelaron cerca de 2.000 herramientas de piedra en una pequeña sección de la cueva a gran altitud, cuya antigüedad desafía la teoría comúnmente sostenida de que los Clovis fueron los primeros habitantes humanos de las Américas.

El genetista evolutivo Eske Willerslev, de la Universidad de Cambridge, dirigió el estudio junto con el arqueólogo Ciprian Ardelean, de la Universidad de Zacatecas en México.

«Durante décadas, la gente ha debatido apasionadamente cuando los primeros humanos entraron a las Américas. La cueva Chiquihuite creará mucho más debate, ya que es el primer sitio que data de la llegada de personas al continente hace unos 30.000 años, 15.000 años antes de lo que se pensaba anteriormente», señaló Willerslev.

El proyecto de investigación de 10 años plantea más preguntas sobre los primeros humanos que vivieron en las Américas de los que resuelve.

Una de las herramientas de piedra halladas en la cueva. Crédito: Dr Ciprian Ardelean.

«No sabemos quiénes eran, de dónde venían ni a dónde iban. Son un enigma completo. Asumimos falsamente que las poblaciones indígenas en las Américas de hoy son descendientes directos de los primeros estadounidenses, pero ahora no creemos que sea así», explicó Ardelean.

«Cuando la famosa población de Clovis ingresó a Norteamérica, los primeros americanos habían desaparecido miles de años antes. Podría haber habido muchas colonizaciones fallidas que se perdieron en el tiempo y no dejaron rastros genéticos en la población actual», añadió.

El hotel más antiguo

El análisis de ADN de los restos de plantas y animales del sedimento empaquetado alrededor de las herramientas halladas en la cueva, data estos objetos y la ocupación humana del sitio hace 25.000-30.000 años.

Por otra parte, uno de los hechos más llamativos es que no se encontró ADN humano, lo que agregaría peso a la teoría de que las primeras personas no se quedaron por mucho tiempo en la cueva.

El equipo tomando muestras cuidadosamente de las diferentes capas culturales en la cueva. Crédito: Devlin A. Gandy.

El doctor Mikkel Winther Pedersen, genetista de la Universidad de Copenhague y otro de los firmantes del artículo, dijo: «Identificamos el ADN de una amplia gama de animales, incluidos osos negros, roedores, murciélagos, ratones de campo e incluso ratas canguro. Piensan que estas primeras personas probablemente habrían regresado durante unos meses al año para explotar los recursos naturales recurrentes disponibles para ellos y luego siguieron adelante. La ubicación de la Cueva Chiquihuite definitivamente reescribe lo que convencionalmente se ha enseñado en historia y arqueología y muestra que debemos repensar dónde buscamos los sitios de las primeras personas en América».

«Esto quiere decir que los primeros visitantes no ocuparon la cueva continuamente. En su lugar creemos que pasaron parte del año allí utilizándola como refugio de invierno o verano, o como base para cazar durante la migración. Este bien pudo ser el hotel más antiguo de América», concluyó Willerslev.

La investigación ha sido publicada en Nature.

Fuente: St. John’s College. Edición: EP/RT.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jul 23, 2020
0:23
#1 HORACIO:

– y seguramente antes de estos ….otros humanos caminaron por este bendito planeta….siempre volvera a publicarse las magicas palabras……LO QUE SE CREIA HASTA AHORA…..NO ERA TAN ASI…..nuevas investigaciones demuestran que era mucho mas antiguo que lo que se suponia ;)..saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario