Ocho torres enterradas y los restos de una estructura masiva con espirales, han sido descubiertos bajo los dominios del ancestral templo de Angkor Wat en Camboya, que, a la luz de los nuevos hallazgos, sería mucho más grande y más complejo de lo que se pensaba.

Angkor Wat.

Angkor Wat.

Roland Fletcher y Damian Evans lideran el Greater Angkor Project en Camboya, una importante colaboración de investigación internacional que está utilizando la tecnología de escaneo aéreo por láser (LiDAR), radar de penetración terrestre (o georradar) y excavación dirigida a mapear el gran templo.

El equipo ha descubierto que el templo de Angkor Wat fue mucho mayor de lo esperado, tenía más componentes de los previstos anteriormente, y está limitado en su lado sur por una estructura única y masiva.

«Esta estructura, que tiene unas dimensiones de más de 1.500 por 600 metros, es el descubrimiento más sorprendente asociado con Angkor Wat hasta la fecha. Su función sigue siendo desconocida y, por el momento, no tiene parangón en el mundo de angkoriano», dijo el profesor Fletcher, del Departamento de arqueología de la Universidad de Sydney.

Ocho torres

Otro descubrimiento hecho a través del georradar y la excavación arqueológica, fueron los restos de lo que parecen ser ocho torres de arenisca y laterita (un tipo de roca) en la parte oeste de Angkor Wat. Aunque la datación no es enteramente precisa, los investigadores creen que fueron erigidas a mediados del siglo 12 cuando el complejo se hallaba en plena construcción.

Los restos de ocho torres (marcadas en amarillo) fueron descubiertos cerca de la entrada oeste de Angkor Wat.

Los restos de ocho torres (marcadas en amarillo) fueron descubiertos cerca de la entrada oeste de Angkor Wat.

Algunas de las torres forman un cuadrado, por lo que alguna vez pudieron servir de soporte para otra estructura más grande. En base a esto, se teoriza que pudieron ser la base de un santuario que estaba en uso durante la construcción de Angkor Wat.

«La configuración de la ‘torres’ enterradas apuntan a la posibilidad que un santuario existiera en el lado oeste de la plataforma de Angkor Wat en el momento que el templo principal era edificado», escribe uno de los arqueólogos en un artículo publicado en Antiquity. «Una vez que el templo principal fue finalizado y comenzó la construcción de la entrada a lo largo del foso oeste, el santuario fue tirado abajo».

Misterio espiral

La estructura con motivos espirales es difícil de distinguir desde el suelo, por ello los arqueólogos se valieron de la LiDAR, una tecnología de escaneo láser que permite a los científicos detectar estructuras ocultas por la vegetación y el desarrollo moderno.

Al escanear el suelo, las espirales resultaron estar conformadas por «bancos de arena arqueológicamente estériles», lo que significa que no contienen artefactos en su interior.

En cuanto a su función, Fletcher y Evans especulan con que podría tratarse de un jardín que proveía alimento para el templo, y que la forma en espiral podría responder a una simbología espiritual.

Estructura masiva con espirales rectangulares.

Estructura masiva con espirales rectangulares.

Más descubrimientos

Los alrededores de Angkor Wat hace tiempo que se supone eran recintos sagrados o ciudades-templo. Sin embargo, la investigación ha revelado evidencias de baja densidad de ocupación residencial en la región, incluyendo una red de caminos, estanques y montículos, posiblemente utilizados por las personas que sirvieron en el templo.

«Esto desafía nuestra comprensión tradicional de la jerarquía social de la comunidad de Angkor Wat y muestra que el recinto del templo, delimitado por el foso y la pared, no pudo haber sido exclusivamente del dominio exclusivo de los ricos o la elite sacerdotal», dijo Fletcher.

El equipo también ha descubierto que Angkor Wat fue fortificado con estructuras de madera en algún momento a finales de su historia. Fletcher dijo que los resultados revelan cómo el templo pudo afrontar su último intento de defensa. «Angkor Wat es el primer y único ejemplo conocido de un templo de esta cultura que está modificando sistemáticamente para su uso en una capacidad defensiva», explicó.

«La evidencia disponible sugiere que fue un evento tardío en la historia de Angkor, entre los años 1297 y 1585, junto con otras obras de defensa alrededor de Angkor, o tal vez en algún momento entre los años 1585 y la década de 1630, lo que representa un último intento de defender Angkor en contra de la creciente influencia de la ciudad vecina de Ayutthaya. O bien que las defensas de Angkor Wat fuesen una de las últimas grandes construcciones en Angkor y es quizás indicativo de su fin », añadió.

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Dic 10, 2015
6:43
#1 Manuel Dragón:

Una simbología espiritual, una simbología espiritual. Para decir eso no hace falta ser doctor en arqueología. Siempre recursos peregrinos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario