Se trata de la mayor piedra preciosa de este tipo jamás encontrada en este país africano, uno de los principales productores del mundo.

La compañía botsuana de extracción y comercio de diamantes Okavango Diamond Company (ODC) mostró por primera vez un nuevo diamante azul de 20 quilates durante un evento en Gaborone, la capital de Botsuana.

El diamante azul más grande jamás encontrado en el país africano recibió el nombre de Okavango Blue, en homenaje al delta del Okavango, clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su naturaleza y vida silvestre. La piedra se extrajo de la mina de Orapa en 2018.

Con poco más de 20 quilates, el diamante azul de forma ovalada es más pequeño que el legendario diamante Hope, pero superior en términos de pureza. De acuerdo con Marcus ter Haar, director general de ODC, el corte del diamante Hope «no es tan preciso ni tan hermoso» como el del Okavango Blue. Además, «la pureza es menor» pese a que tiene más del doble del tamaño (45,52 quilates) que la piedra africana.

«Un coleccionista, al ver la belleza de nuestro diamante, diría que mientras que es más pequeño, el color, la claridad y el corte sin modificaciones representan más valor», afirmó Ter Haar a Bloomberg.

Ter Haar agregó que el diamante aún no está disponible para la compra. La compañía planea exhibir la piedra para promocionar a Botsuana «como un productor global líder de diamantes naturales y éticos».

Botsuana es el principal exportador de diamantes en términos de valor y el segundo en términos de volumen, siendo Rusia el primero. El país africano es miembro del Proceso de Kimberley, un sistema de certificación que cuenta con la participación de 54 países y que tiene el objetivo de evitar que los llamados diamantes de sangre —aquellos obtenidos en una zona de guerra y que se utilizan para financiar conflictos bélicos— entren en el mercado mundial.

En 2016, el diamante Oppenheimer Blue se vendió por 57,5 millones de dólares en la casa de subastas Christie’s.

Los diamantes azules, considerados extremadamente raros y valiosos, obtienen su color debido a la inclusión molecular de un raro mineral, el boro, que hace entre 1.000 y 3.000 millones de años estaba presente en las rocas de los océanos durante una violenta actividad volcánica.

Fuente: Sputnik.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario