Scott Tilley estaba buscando señales de artefactos espías pero encontró a IMAGE, un satélite con el que se había perdido contacto en 2005. La NASA confirmó el hallazgo y planea restablecer contacto.

La nave IMAGE preparándose para su lanzamiento a principio del año 2000.

La nave IMAGE preparándose para su lanzamiento a principio del año 2000.

Tilley pasa su tiempo libre explorando el cielo en busca de señales de artefactos espías. La última vez, quería encontrar rastros de Zuma, el misterioso satélite de espionaje del gobierno de Estados Unidos que supuestamente no pudo alcanzar órbita después de su lanzamiento, según lo reporta la revista Science. Sin embargo, en su lugar recibió la señal de un satélite llamado Imager for Magnetopause-to-Aurora Global Exploration de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Mejor conocida como IMAGE, la nave espacial fue diseñada para obtener las primeras imágenes del campo magnético terrestre. Después de completar su misión inicial, el satélite «inesperadamente no pudo establecer contacto» en diciembre de 2005, según informa la agencia aeroespacial, y la misión se declaró terminada.

Diagrama de la nave IMAGE.

Diagrama de la nave IMAGE.

«La misión, iniciada en el 2000, duró dos años, luego perdieron señal y se dieron por vencidos», escribió Tilley en una publicación de su blog relacionada con el descubrimiento. «Sin embargo, la revisión de fallas de la NASA concluyó que era posible revivir la nave espacial».

¡Está vivo!

Pronto el hallazgo del astrónomo aficionado llegó a oídos de la NASA donde una de las antiguas integrantes de la investigación de IMAGE, Patricia Reiff, dijo que «las probabilidades de que [el satélite] esté vivo son altas». Además, parece haber datos más allá de la telemetría en la señal, lo que probablemente indica que algunos de los seis instrumentos del satélite están funcionando.

Es así como la NASA confirmó el redescubrimiento de IMAGE por Tilley, y este fin de semana la agencia aeroespacial junto con el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, planea restablecer el contacto para conocer el estado en que se encuentra el artefacto.

Primeros datos obtenidos por el astrónomo aficionado que lo llevaron a identificar la nave perdida.

Primeros datos obtenidos por el astrónomo aficionado que lo llevaron a identificar la nave perdida.

«Este proceso tomará una o dos semanas para completarse ya que se requiere intentar adaptar el viejo software y las bases de datos de información a los sistemas más modernos», informó la NASA a través de un comunicado.

Reiff dice que la capacidad del satélite nunca ha sigo igualada y si llegara a restablecerse, su órbita estaría bien posicionada para monitorear la zona de auroras boreales en el norte de la Tierra.

«Es emocionante pensar que la nave espacial podría estar de regreso», agregó Reiff recordando el lema de la misión: «el verdadero viaje de descubrimiento no está en la búsqueda de nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos».

Fuente: Scott Tilley/Science/NASA. Edición: Aristegui Noticias.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario