Un grupo de arqueólogos encontró en la provincia de Henan, en el centro de China, una vasija de bronce de más de 2000 años de antigüedad que contenía unos tres litros de un líquido misterioso y desconocido de color marrón.

La vasija fue desenterrada de una tumba y tiene la forma de un cisne con el cuello curvado y el pico del ave apuntando hacia abajo. El líquido encontrado en su interior, desconocido a simple vista por los arqueólogos, tiene una tonalidad marrón amarillenta con impurezas y una muestra del mismo fue enviada a Beijing el pasado 18 de mayo, para proceder a su análisis, según informó el medio Global Times.

Las primeras especulaciones sobre este líquido «raro», al decir de sus descubridores, era que se trataba de una bebida alcohólica, tal vez alcohol de grano , pero todavía hay que esperar a lo que digan los análisis.

En la tumba, que fue descubierta de manera casual mientras se trabajaba en un sistema de cloacas para un barrio de los suburbios de Sanmenxia, se hallaron también enterrados otros objetos. Un casco de bronce, un cuenco del mismo material y espadas hechas de hierro y jade.

Detalles del hallazgo

Un análisis preliminar indica que, por la forma del sepulcro, habría sido contruido en un período tumultuoso entre el final de la dinastía Quin -221 a. C. a 207 a. C.- y la dinastía Han (202 a.C. al 220 a.C.). Se cree además que el dueño de la parcela funeraria podría ser un funcionario de bajo rango de entonces.

Zhu Xiaodong , subdirector del instituto de Reliquias Culturales y Arqueología de Sanmenxia señaló que esta fue la primera vasija de bronce de su tipo encontrada en la ciudad. Agregó que el grupo de arqueólogos invitó a un veterinario para identificar al ave representada para darle forma al objeto hallado.

«El diseño se asemeja al de un cisne mudo, o cisne vulgar (Cygnus olor)», dijo Gao Ruyi , veterinario principal del parque de humedales Sanmenxia. Señaló que el pico de un cisne como el del modelo es más largo que el de un ganso, animal que los arqueólogos habían creído ver en un principio.

Los arqueólogos se sorprendieron luego por la exactitud con la que habían reflejado la morfología del ave. Imaginaron que habían visto a esos animales muy de cerca para realizar una copia tan detallada.

Además de la vasija (centro), en el sepulcro se encontraron otros objetos de gran valor arqueológico Crédito: Asia Wire / Sanmenxia Archeology.

«Los cisnes pueden haber aparecido en Sanmenxia durante las dinastías Qin y principios de Han», estimó Zhu, que además expresó su admiración por las técnicas avanzadas que había entonces para trabajar el bronce.

Ubicada entre Xi’an y Luoyang, dos ciudades capitales antiguas de la historia china, Sanmenxia solía servir como una parada militar y de tráfico comercial. Como consecuencia de ello, la ciudad es rica en reliquias históricas.

Fuente: Global Times. Edición: LN.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
May 28, 2020
3:14
#1 HORACIO:

un descubrimiento realmente maravilloso….pero les puedo confirmar que no es una cabeza de un cisne…..casi sin dudar es la de una anhinga….ave acuatica muy venerada en la antiguedad…avisenle al GAO RUYI…QUE ES ANHINGA…https://www.flickr.com/photos/84237742@N00/38593503401/in/album-72157680849435484/

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario