Wilkinson, pese haber rectificado la grafía de Khufú, volvía a cometer un error al interpretar el círculo que correspondía a letra Kh de Khufú. Hoy en día se sabe que ese signo corresponde al llamado “tamiz” o “cedazo” que se corresponde con un círculo con varias líneas que lo cruzan. Pues bien, el error de Wilkinson, y curiosamente también el error del cartucho de Keops, no en la quinta cámara sino en las cámaras anteriores, es confundirlo con el símbolo del sol, de Ra, que equivale a un círculo con un punto en el centro, por lo que Vyse y Hill falsificaron el nombre del faraón escribiendo la palabra Raufú en lugar de Khufú. Además, los signos jeroglíficos dibujados no guardan la postura que debieran tener, ya que la representación correcta sería la que viésemos de ese mismo cartucho reflejada en un espejo, algo inaudito para un escriba de tiempos de Keops.

¿Cómo es posible que tamaña chapuza haya prevalecido en la egiptología como la prueba incuestionable de la identidad del constructor de la Gran Pirámide? Posiblemente, porque si no la construyó Keops aparece una laguna histórica de tal envergadura que sería por sí sola capaz de cuestionar todas nuestras ideas sobre la historia antigua. Si el monumento perteneciera a un tiempo anterior al Imperio Antiguo, nos situaríamos de lleno, como mínimo, en el IV Milenio a.C., y según el consenso de los historiadores, rozando el Neolítico. En este caso, habría que retrotraer la fabulosa construcción a los tiempos predinásticos y a sus legendarias fuentes, que hablan de un país gobernado por dioses y semidioses. Una época en la cual la realidad y el mito se confunden peligrosamente para los fundamentos que nuestra cultura racionalista ha dado a la Historia. Si ya parece cosa de locos atribuir este monumento a gentes que no conocían la rueda ni el hierro, parece excesivo pedirle a la ciencia oficial que al menos examine ecuánimemente la posibilidad de que esas leyendas referidas a dioses y semidioses se encuentre más cerca a lo que realmente ocurrió que a la mitología.

Sin embargo, más que sospechosamente, de las cinco Cámaras de Descarga de la Gran Pirámide sólo las cuatro descubiertas por el coronel Vyse tienen escritura, ya que la primera, la descubierta por Davidson, se encuentra vacía de todo signo. Además, aparte de los cartuchos falsificados por Vyse no existe tampoco ningún otro dibujo o jeroglífico que adorne las paredes interiores de la Gran Pirámide y, por tanto, ninguna referencia que indique quién fue su constructor y cuándo se proyectó y realizó el monumento.

Tal vez, por esta razón todos aquellos crédulos que, por conveniencia o carencia de sentido crítico, no han visto ninguna sombra de duda en el presunto descubrimiento del coronel Vyse, se muestran escépticos a la hora de valorar otros documentos que sugieren con fuerza que la Gran Pirámide ya estaba construida en tiempos de Keops. Así, por ejemplo, la denominada Estela del Inventario, conservada en el Museo de El Cairo, relata cómo Keops fundó una orden de culto a la diosa Isis, “Señora de la Pirámide”. Este elemento supondría que ya existía en tiempos de la IV Dinastía del Imperio Antiguo y entonces servía como templo de la diosa.

Las pruebas de Herodoto

Herodoto de Helicarnaso, el denominado “Padre de la Historia”, atribuyó la construcción de la primera pirámide de Giza a Keops, la segunda a Kefrén y la tercera a Micerinos, nombres helenizados que la arqueología ha identificado como correspondientes a los faraones Khufú, Khafra y Menkaura. Herodoto ha sido tachado de superficial y sus afirmaciones, aparte de la cita de los faraones mencionados, no son tenidas en cuenta a la hora de avalar hechos fidedignos. De todas formas, hay que considerar que el periodismo o la investigación histórica tal como hoy la conocemos dista mucho de los trabajos realizados por los autores clásicos. Los guías que le acompañaron, y las gentes a las que pudo consultar, le contaron su parecer y así lo reflejó en su obra ‘Los Nueve Libros de la Historia’. Pero él mismo reconoce puntualmente en su segundo libro, dedicado a Euterpe, en el capítulo CXXIII, en qué contexto deben ser evaluadas sus crónicas: “…si alguno hubiere a quien se hagan creíbles esas fábulas egipcias, sea enhorabuena, pues no salgo fiador de lo que cuento, y sólo me propuse por lo general escribir lo que otros me referían…”.

Yo estoy convencido de que Herodoto no elucubraba, que reflejaba sin malicia lo que su memoria recordaba de todo aquello que le contaron: “…Hasta el reinado de Rampsinito, según los sacerdotes, viose florecer en Egipto la justicia, permaneciendo las leyes en su vigor y viviendo la nación en el seno de la abundancia y prosperidad; pero Keops, que le sucedió en el trono, echó a perder un Estado tan floreciente. Primeramente, cerrando los templos, prohibió a los egipcios sus acostumbrados sacrificios; ordenó después que todos trabajasen por cuenta del público…”.

Pero si hacemos caso de la información dada en la Estela del Inventario, la Gran Pirámide era un monumento antiguo dedicado a la diosa Isis. Si Keops decidió hacerse allí su tumba y después ordenó cerrar la pirámide, entendemos el por qué de las frases de Herodoto y la razón principal para que Keops fuese considerado un tirano: “… Viéndose ya falto de dinero, llegó Keops a tal extremo de avaricia y bajeza, que en público lupanar prostituyó a una hija, con orden de exigir en recompensa de su torpe y vil entrega cierta suma… pidiendo a sus amantes que le costearan cada uno una piedra para su edificio”.

De las frases anteriores sólo se puede sacar en claro el odio que a Keops se tenía, pues son inconcebibles tales informaciones. Sin embargo, en otros textos sí que podemos sacar conclusiones más coherentes referidas a la Gran Pirámide: “En esta fatiga ocupaba de continuo hasta 3.000 hombres, a los cuales de tres en tres meses iban relevando, y sólo en construir el camino para conducir dicha piedra de sillería hizo penar y afanar a su pueblo durante diez años enteros, lo que no debe extrañar, pues este camino, si no me engaño, es obra poco o nada inferior a la pirámide misma… y en los diez años de fatiga empleados en la construcción del camino, no se incluye el tiempo invertido en preparar el terreno del collado donde las pirámides debían levantarse, y en construir una cámara subterránea que sirviese para sepulcro real, situada en una isla formada por una acequia que del Nilo se deriva. En cuanto a la pirámide se gastaron en su construcción veinte años”.

La geometría sagrada

La opinión unánime de todos los arquitectos e ingenieros que han estudiado la Gran Pirámide es que su construcción obedece a un replanteo. Es decir, de los planos de dibujo se pasó a la edificación, eliminando cualquier teoría que pretenda indicar que se pusieron a subir bloques de manera arbitraria. Esos planos fueron concebidos siguiendo los conceptos que el arquitecto quiso incorporar y la función de la piramidología consiste precisamente en adivinar dichos planteamientos, ya que las medidas de la Gran Pirámide fueron proyectadas bajo un criterio arquitectónico, como cualquier edificio actual. Los arquitectos, tras realizar los estudios pertinentes, pueden llegar a averiguar cuáles fueron esos planteamientos. Otra cosa es jugar con los números para hallar un carnet de identidad, un número de teléfono o cualquier otro malabarismo intelectual. La ciencia es otra cosa.

Esquema, que según una teoría, siguió el arquitecto de la Gran Pirámide.

Vamos con las medidas de la Gran Pirámide. Pongamos que aproximadamente la base mide 230,30 metros, que la altura original era de 146,6 y la apotema de sus caras (la línea que recorre todo el centro de la cara) es de 186,3. Pues bien, si simplificamos estas medidas y consideramos que la base mide 2, la altura mediría 1,272 y la apotema sería 1,618. Es decir, un triángulo que tenga como base 2, como altura 1,272 y como los lados 1,618, tendría las mismas proporciones que la Gran Pirámide en su corte transversal. La altura divide a ese triángulo en dos triángulos rectángulos menores que tendrían como base 1, como altura 1,272 y como hipotenusa 1,618.

O sea, que la Gran Pirámide está edificada teniendo como armazón a un triángulo rectángulo que tiene como base la unidad de medida, como altura la raíz del número Fi (1,618). Por lo que queda demostrado que el número Fi está incorporado a la Gran Pirámide sin distorsionar ninguna medida. Por si acaso hubiera dudas, la secante del ángulo de 51 grados y 51 minutos (ángulo de inclinación de la Gran Pirámide) es 1,618 (Fi) y por ende el coseno de 51 grados y 51 minutos es el inverso de Fi (0,618).

Las medidas de la Gran Pirámide resuelven la cuadratura de la circunferencia. Demostración: La circunferencia que tiene como radio la altura de la pirámide tiene la misma longitud que la base cuadrada de la Gran Pirámide.

Radio = 146,6 x 2Pi = 921
Lado de Base = 230,30 x 4 = 921

Lo cual implica que si dividimos la base de la pirámide por el doble de la altura obtenemos el número Pi.

Las medidas de la Gran Pirámide resuelven la cuadratura del círculo. Demostración: un rectángulo formado por la base de la Gran Pirámide y su altura tiene la misma superficie que un semicírculo que tenga como radio la altura de la pirámide.

Superficie del semicírculo = Pi x radio² /2 = 33.758
Superficie del rectángulo = 230,3 x 146,6 = 33.761

8 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 8 comentarios
Comentarios
Nov 1, 2015
18:09
#1 William Clavijo Robinson:

GIZA, Pi (π) y la Cuadratura
1, 2, 4, 7, 14 = 28 = (2 + 8 = 10)
1, 2,11 factores propios de 22
1 + 2 +11 = 14
11 = 1 +1 = 2 * 11 = 22 *2 = 44 * 2 =88

Relaciones que pudieron haber utilizado para una aproximación del Pi (π) en la pirámide de Giza:

1) 22*4/(28/22 + 10)/1000)) + 28 = 3,141592
2) ((28/2)*10)+2) / ((28+22+2)/10 + (4*10)) = 3,141592
3) (28/4 +1/10 /(2 + (28-2)/100)) – (28 + 22 + 4)/2)/ 10^7 = 3,14159265
4) (88 + 3/4) / (28 + 1/4) = 3,141592
5) (40 + 44 + 4/5 + (22 + 1)/10^3) / (28 + 22 + 4)/2 = 3,1415926
6) 7 – 4 + 1/14 + 1/(14 + 1/4) – 1/(88 * 10^3) = 3,14159265
7) (22*11 -2 + 1/4) / (22*4 -11 – 2/4) +1/10*3 – 22,22/10*8 = 3,1415926536
8) √(8) ∑ (-1)n + 1/4 + (1/4) ^2 + (1/4)^2/10^2 + 4/10^4 = 3,14159265

4* 7 = 28
28 *10 = 280 codos
22 *10 = 220 codos (b/2)
44 *10 = 440 codos (base)
88 * 10 = 880 (base*2)
220 * 2 = 440 codos (Base)
440 * 2 = 880 codos (b*2)

880 / 3,14159265 = 280,1127 codos (altura)
Pendiente = (Altura/(base/2) = 1,273239545 = 51,85397403 = 51º51’14”
Superficie del circulo de la geometría (246499,176 codos) = Superficie de caras triangulares de la pirámide (246499,176 codos) = Cuadratura
Ángulo 51,8540º (51º51’14”), ángulo complementario = 38,1460º: (51,8540/38,1460)*2 = 2,718 (Aproximación e)
Se trata solo de sentido común.
1, 2, 4, 7, 14 = 28 (Número Perfecto, triangular, hexagonal y feliz): 4 x 7 = 28 (siete eran los planetas observables a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, siete los días de la semana, siete los días de la creación, siete son los arcángeles, siete los pecados capitales, siete sellos del apocalipsis, siete las maravillas del mundo, siete los chakras, 7 los sacramentos, los siete ojos del Cordero, los siete espíritus de Dios, 7 los superuniversos, los siete cielos, los siete mares, las siete trompetas del Apocalipsis: 4 las semanas del mes, 4 los puntos cardinales, 4 las estaciones, 4 los ciclos lunares, 4 los elementos sagrados, 4 son los jinetes del Apocalipsis. Periodo magnético del Sol es de 22 años: Génesis 28/22. Esta piedra que he puesto por señal será casa de Dios. El número 28 es el triangular 7: 7(7+1)/2 = 28
KEFREN (Jaffra): Ángulo Sagrado
Forma como los egipcios determinaron la altura de la pirámide Kefren y su ángulo sagrado partiendo solo del dato de la base.

Base = 215, 25 m
Perímetro del hexágono = 215, 25 multiplicado por 6 (lados) =1291,50 m;
Perímetro del cuadrado de la base de la piramide = 4 * 215,25 = 861 m.
Perímetro del hexágono sobre el perímetro del cuadrado = 1,50.
Base pirámide (215,25m) sobre 1,5 = 143,5 m (altura pirámide solicitada por Kefrén),
Apotema = 179,376.
Ángulo = 53º 7′ 48,368” (realmente sagrado)

Otra forma de conocer la dimensión de la base Pirámide Kefrén, partiendo solo del dato de la altura:

Altura = 143,5 metros
Altura por 10 = 1435 metros
Altura por 4 = 574 metros
1435 m – 574 m = 861 m (perímetro de la base de la pirámide)
861/4 = 215, 25 m (Base Pirámide)

Tanta elegancia no puede ser coincidencia. Nada ocurre por casualidad, pero si por causalidad.

Reply to this commentResponder

Nov 5, 2015
6:17
#2 William Clavijo Robinson:

Cálculos Kefrén y Giza

α = 137,0359996790 (constante de estructura fina)
π = 3,14159265358979

e = 2,71828182845 (número de Euler)

φ = 1,61803398874989 (número áureo)
(π – φ) – 1 = 0,52355866483990 (Codo Real Egipcio)
(α * π)/2 = 215,25 metros (Base pirámide Kefrén)
α * 2 = 274,071999358 codos (altura pirámide Kefrén)
274,071999358 * 0,52355866483990 = 143,49277 metros (altura Pirámide Kefrén)
(e * φ)*100 = 439,827239 codos (Base Pirámide Giza)
(439,827239/ π)*2 = (439,827239/3,14159265358979)*2 = 280,002717 codos (Altura Giza)
280,002717/0,52355866483990 = 146,6 m (Altura Giza)
Parece absurdamente conspirativo

Reply to this commentResponder

Nov 5, 2015
15:58
#3 William Clavijo Robinson:

Pi = 3,1416
480 codos * (Pi/6) = 230,38 m (base Giza)
280 codos * (Pi/6) = 146,608 m = (146,61) (altura Giza)
Pi = h(metros)*6)/h (codos) = (146,608*6)/280 = 3,14160000000000000
Esta absurda simpleza de niño de escuela, demuestra que los egipcios conocían perfectamente Pi, tal como lo aplicamos ahora: 3,1416

Reply to this commentResponder

Nov 20, 2015
12:28
#4 William Clavijo Robinson:

Pi (π) Presente en la Pirámide de Kefrén

Las dimensiones de la pirámide Kefrén fueron calculadas en base a Pi (π)

Misteriosos primos: 3 * 41 = 123
Sagrado 7: 123 * 7 = 861m (Perímetro Kefrén)
Base: (861 m / π/6) /4 = 411,097218006366 codos
Base: 411,097218006366 codos * π/6 = 215,25 metros
Altura: 861 m / π = 274,064812 codos
Altura: 274,064812 codos * π/6 = 143,5 metros

Reply to this commentResponder

May 29, 2016
23:03

hola mi nombre es Sofia y la piramide de Guiza la construyeron en 2560 a.C dirigida por el faraon de la 4 dinastia de Egipto el faraon Keops o Khufu mide de altura 147m y 82 de ancho.
Gracias

Reply to this commentResponder

Ago 26, 2016
0:23
#6 Angeles A, de Pallarés.:

Nunca alojaron tumbas las 3 pirámides…no hay ninguna señal…Solo una enorme caja inamovíble, con una especie de tapa, tanto en el supuesto sarcófago del Rey y de la REina…tampoco hay ningún tipo de inscripcipción o dibujo en ellos (como se han encontrado en otras tumbas)muchos menos joyas o máscaras. de modo que tumbas no eran, ¿que eran y para que servían? quizá algún dia lo sepamos
Angeles

Reply to this commentResponder

May 4, 2017
16:09
#7 Ernesto Chunga. LIMA-PERÚ.:

No es fanatismo, ni exeso de misticismo, pero en realidad la Gran Pirámide deja innumerables misterios en su construcción.

Reply to this commentResponder

Nov 10, 2019
13:54
#8 Carlos:

Hola, no sabía que Manuel publicara en este foro y me alegro por su valentía

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario