Otra cuestión es la inversión del argumento ontológico (defendido por Descartes) que realiza Smith en su mítico monólogo cuando captura e interroga a Morfeo. Este argumento es una demostración de la existencia de Dios basada en su perfección. De él concluimos que Dios creador es perfecto y, gracias a eso, existe:

“Tan cierto es por lo menos que Dios, que es ese ser perfecto, es o existe, como lo pueda ser una demostración de geometría.”

Pero Smith se pregunta cómo aquéllos que han creado a las máquinas no sólo no son perfectos, sino que son odiosos: “Los humanos son una enfermedad, son el cáncer de este planeta, son una plaga. Y nosotros somos la única cura”. Así, Smith defiende que las máquinas son las perfectas y que los humanos no son más que “carne pútrida”. En último término, Descartes se planteó el problema del conocimiento del otro. Se preguntaba cómo podemos saber que la gente que deambula por la calle son personas y no máquinas:

“¿Qué es lo que veo por la ventana? Sombreros y capas, que muy bien podrían ocultar unas máquinas artificiales, movidas por resortes.”

El programa de instrucción con agentes tiene precisamente la finalidad de enseñar a Neo a tener precaución: “Cualquiera que no desactivemos puede ser un agente” –le dice Morfeo. Aquí finalizan los paralelismos cartesianos.

Agentes. En la película son los encargados de proteger la entrada a la Matrix, serían una especie de Firewalls si hablamos en términos informáticos.

El último pensador de este apartado es Hilary Putnam, filósofo del lenguaje nacido en Chicago en 1926, famoso por sus experimentos mentales. Uno de esos experimentos es el de los cerebros en cubetas (brain-in-a-vat). El autor narra una historia en la que toda la humanidad no es otra cosa que muchos cerebros en cubetas, conectados a un ordenador por un diabólico científico, teniendo una alucinación colectiva. Tras exponer la hipótesis pregunta al lector: “Si fuéramos cerebros en cubetas, ¿podríamos pensar que lo somos?”.

BIENVENIDO AL DESIERTO DE LO REAL

Knock, knock. Neo es asustado por la llegada tardía de Troy, su amigo punk, que viene buscando un costoso software pirata. Nuestro héroe saca el software (disquete) del interior de un libro de filosofía ahuecado cuyo título es Simulacro y Simulación y el autor Jean Baudrillard. En una película llena por completo de simbolismos, este momento aparentemente inofensivo es en realidad uno de los más evidentemente significativos.

“Simulacro y Simulación” (S&S) fue escrito por Baudrillard, un filósofo y sociólogo francés, en 1981. La mayoría de los comentarios con respecto a la presentación visual obvia de este trabajo en la película giran alrededor del hecho de que el libro parece ser demasiado grueso (en realidad son poco más de 160 páginas) y se abre en un capítulo titulado “Sobre Nihilismo” que es, de hecho, el último capítulo en el libro.

Pero, éstas son apenas observaciones superfluas. Tomado como un símbolo (que es lo que es) esta toma tiene mucho valor. Al abrir el libro en el capítulo sobre nihilismo los cineastas dirigen nuestro pensamiento hacia lo que representa esto y hacen posiblemente más de una declaración. El libro esta hueco, vacío, es falso. Es decir, no contiene lo que la cubierta dice que tiene. Lo que contiene son las copias del software, es decir, ninguna cosa “original”; es un vacío llenado de mercancías robadas.

La filosofía de Baudrillard, según lo tratado en S&S, revela varias de las categorías primarias de Matrix. La hiperrealidad y los sistemas de control contemporáneos son metafóricamente representados en la película por la Matrix misma. La melancolía existencial y el uso del terrorismo sirven como la respuesta humana a la construcción operacional. Cada uno de estos aspectos yacen en el corazón de la película.

Cuando Morfeo le dice a Neo: “Bienvenido al desierto de lo real”, está parafraseando el primer capítulo de Baudrillard en S&S. Baudrillard plantea que nuestro mundo ya no es realmente “real”. En lugar de eso, se ha vuelto “hiperreal”, una simulación de la realidad que está desconectada de lo que antes fue verdaderamente real. Asimismo, la masa de la civilización occidental prefiere realmente la simulación a la realidad. Fuera de esta verdad básica, el simulacro procede, el desarrollo infinito de copias de cosas hasta que no queda rastro de algo original o hasta trivializar a la originalidad. Así la realidad adquiere las cualidades de un desierto, áspero y careciendo de un genuino sustento.

La simulación es nuestra norma y no se debe confundir con la “representación”. Por definición, una representación siempre es sobre algo más, pudiendo distinguir así lo que es verdadero y lo que no lo es. Una simulación, sin embargo, se proclama a sí misma como el conjunto de lo que sea simulado. En una simulación no hay un punto de referencia en el cual se pueda distinguir qué es y qué no es genuino porque todo dentro de una simulación es falsificado. Como el software hackeado por Neo oculto en la imitación de un libro de filosofía.

Acerca de lo real, Baudrillard escribe en su libro Simulacro y Simulación:

“Lo real es producido a partir de células miniaturizadas, de matrices, memorias y modelos de encargo, siendo, a partir de ahí, reproducible un número indefinido de veces. La simulación, de esta manera, es su propia referencia, al eliminar los referentes como punto de partida para generar ‘lo real’. Así, la simulación es una operación nuclear, tiene valor en sí misma, tiene un sentido por sí misma y no es el reflejo de nada.”

Éste, por supuesto, es el concepto detrás de Matrix según lo presentado en la película. Los seres humanos proveen la energía por la cual se alimentan los grandes sistemas de computadoras y máquinas que gobiernan la Tierra. En el intercambio por la energía, la “imagen residual propia”, la “proyección mental de tu Yo digital”, “se inserta” en lo que Morfeo llama “un mundo de sueños generado por computadora”.

EL PROBLEMA DE LA LIBERTAD: SARTRE Y BEAUVOIR

Como ya se dijo más arriba, Neo no sabe si existe el destino o si él es completamente libre de hacer lo que quiera. La trilogía dibuja tres posturas ante esta disyuntiva, dos entre los humanos y una para las máquinas. Así, los directores posibilitan que el espectador o espectadora elija la opción que más le convenza. Las posturas mencionadas son las siguientes:

1. Existe el destino pero también la libertad.

Es la creencia de Morfeo, para quien no supone un problema que se den los dos cuernos del dilema a la vez. Morfeo expresa su opinión sobre el destino en el discurso que realiza en Reloaded antes de asaltar una central eléctrica. Sin embargo, también da lugar a la libre decisión de Neo diciéndole:

“Yo sólo puedo mostrarte la puerta, tú debes atravesarla.”

2. No existe el destino y sí la libertad.

Esta postura es sostenida con dureza por el comandante Lock y por su novia, la capitana Niobe. Ambos opinan que las profecías del Oráculo son un fraude y que los humanos sólo pueden confiar en sus propias decisiones y fuerzas para ganar la guerra contra las máquinas.

3. Existe una causalidad y los humanos no son libres.

Quienes sostienen esta última postura son las máquinas, en concreto Smith, Merovingio y el Arquitecto. Los tres expresan reiteradamente que los humanos son seres inferiores a las máquinas y que ellas les dominan. Son las que provocan una causalidad, un destino. Por lo tanto, los humanos no son libres de elegir y perderán la guerra.

6 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 6 comentarios
Comentarios
Ene 21, 2015
18:34
#1 Gabi:

Estupendo artículo! Me encanta! Un gran trabajo!

Reply to this commentResponder

Ene 23, 2015
0:48
#2 HORACIO:

muy…muy bien desmenuzado por asi decir la trama de la pelicula y el sorprendente paralelismo con nuestra vida actual….bien podria ser una luz de una realidad oculta..excelentemente desifrada esta trama de la pelicula y da para mucho pensar..saludos

Reply to this commentResponder

Nov 2, 2015
20:21
#3 armando:

Excelente y muy completo articulo, también para reflexionar acerca de la ciencia y la realidad. muchas gracias por este tipo de investigaciones y publicaciones.

Reply to this commentResponder

Ago 4, 2016
14:58
#4 Miguel Pereira:

Me gusta el articulo, Excelente. me dio nuevas perspectivas de la trilogia; creo que las vere nuevamente GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!

Reply to this commentResponder

Mar 29, 2019
21:07
#5 Ernesto Jesus:

Matrix es Gosh in the shell.

Reply to this commentResponder

Mar 30, 2019
7:55
#6 Nuria Sanchez:

Me ha gustado el artículo. Película filosófica. Creo que Platón aguanta Matrix. Aún bebemos de los griegos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario