Los interrogantes eran cada vez más numerosos en mi cuaderno de bitácora; si los tripulantes del OVNI avistado el 17 de agosto de 1985 eran extraterrestres… ¿Por qué iban a malgastar su tiempo y su dinero en conversar con unos “simples” radioaficionados? Si, ciertamente, disponen de una tecnología tan superior, ¿por qué disfrazaban su discurso en forma religiosa? ¿No serían, en realidad, una microsociedad independiente del resto y oculta en el pacífico? ¿Tal vez un experimento de control mental o, como aseguraban algunos, una civilización extraterrestre?

La respuesta a estos interrogantes podía esconderse en Ñuñoa. En esa zona de Santiago de Chile vive Hugo Pacheco. El veterano ufólogo se reúne allí, los sábados, con un reducido grupo de hombres para prepararlos, según él, para el contacto con los Friendship. “Ellos están mucho más desarrollados técnica y espiritualmente que nosotros, los seres humanos” —sentencia.

Pacheco fue uno de los primeros en conocer la trama de los Friendship. A mediados de los ochenta, “vino a mi casa Ernesto de la Fuente, —recuerda— un ingeniero de sonido que estaba interesado en saber si en nuestros estudios habíamos averiguado qué nexo existe entre los seres del espacio y nosotros”. El intrigante personaje poseía una parcela en santa Rosa de Chena y un rancho en Chiloé, cerca de la localidad de Quemchi. Allí fue donde conoció a los miembros de esa misteriosa congregación.

Ernesto pasaba largas horas ante su emisora de radio. Los ganaderos se jactaban de unos “gringos” que compraban ganado enfermo al triple de su precio. De la Fuente se sintió ofendido por ello. Años atrás había trabajado como reportero de guerra en Vietnam y había desarrollado cierta empatía con los norteamericanos, tal vez por ello quiso advertirles del engaño. De esta forma conoció a Ariel quien junto con catorce integrantes más se encontraba en el puerto para comprar provisiones.

CONTACTO FÍSICO

Chiloé es, ciertamente, sinónimo de aislamiento. Hasta no hace mucho las líneas telefónicas eran ficción y la mayoría de calles y carreteras carecen de pavimento. La luz eléctrica brilla por su ausencia de modo que resulta muy difícil orientarse en la oscuridad.

Una noche de tormenta llamaron a la puerta de Ernesto. En el campo, a 15 kilómetros del pueblo más cercano. Tras el umbral, aparecieron tres hombres altos, con aspecto nórdico:

-“Queremos conversar contigo” –dijeron los extraños. Ernesto les dejó pasar.

-“Somos los hermanos de la isla, sabemos de ti, sabemos que eres dueño de esto y queremos ofrecerte la oportunidad de que formes parte de nosotros porque necesitamos atraer más gente a los caminos del señor”.

Todavía perplejo, inquietado por cómo habían llegado hasta allí respondió:

-“Yo nunca he agarrado una Biblia”.

A pesar de todo empezó a colaborar con ellos.

Vestían túnica blanca y sus rostros eran asombrosamente iguales, como si fueran gemelos, desde luego aquéllos hombres no eran norteamericanos, nada tenían que ver con los “gringos” ¿Quiénes eran en realidad?

Tras diversas experiencias, que le convencieron de la procedencia alienígena de los Friendship, Ernesto de la Fuente regresó a Santiago y confió sus experiencias al decano de los ufólogos. Pacheco, sin embargo, no sabría guardar el secreto. Consciente de la trascendencia de los datos buscó consejo y difusión a través de Rodrigo Fuenzalida, presidente del AION (Agrupación de Investigaciones Ovnilógicas de Chile) y uno de los ufólogos más populares del país.

INTERVIENEN LOS UFÓLOGOS

“De la manera como estaba todo diseñado yo lo hallé muy desequilibrante, sin embargo —añade Fuenzalida— había algo en sus palabras que me decía que tenía algo de verdad, que había escuchado las cosas de alguien, pero no sabía quién era”. La “casualidad”, sin embargo, le daría muy pronto la información que necesitaba. Su novia, Tania, le informó que una tía suya había mantenido contacto con un tipo que había tenido encuentros cercanos con los extraterrestres en el sur de Chile éste personaje sería a la postre sería el informador de Pacheco.

“Ernesto de la Fuente resultó ser el enviado que Ellos tenían” —confesaría Fuenzalida— y, al parecer, reclutaban gente en casa del veterano ufólogo. Esto le bastó a para interesarse por el tema e incluso probar de establecer contacto… pero, no adelantemos acontecimientos.

“La isla —aclararía después Pacheco— es un campo de entrenamiento para preparar a hombres y mujeres de este planeta a las condiciones del espacio exterior”.

-¿Les explicaron cuál era la idea de llevar a los humanos al espacio? —le pregunté.

-“No, pero creemos entender. Se está preparando a la humanidad para recibir a esta gente del espacio masivamente, lo que esperamos suceda en el año 2005”.

Mi rostro delató sorpresa.

Aquella tarde de abril iba a conocer en el domicilio de Pacheco a algunos de los radioaficionados que contactaron con la isla desde el inicio. Un busto de Jesús, en bronce encima de una antigua estufa de leña, presidía la reunión. También asistió Orloff Schopff, seguidor Miguel Serrano, líder del movimiento nazi en Chile. ¿Qué relación tenían con el enigma? ¿Tendrían que ver los OVNIS avistados en Santiago con una comunidad nazi oculta en el pacífico? Esa clave tenía cierto sentido pues el escritor Jean Robin sabía de la existencia de una sociedad altamente avanzada que estaría ubicada en el austral país.

-Así que los Friendship se comunican con ustedes por radio –interrogué impaciente.

-“No siempre —intervino Pacheco— a veces esta gente se aparece en tu habitación, directamente de la nada”. Freddy Ramírez, uno de los habituales en las reuniones de los sábados, asintió con la cabeza. Él mismo lo había presenciado.

Hugo Pacheco nunca fue invitado a la isla sin embargo asegura haber perseguido, a bordo de una lancha de la marina, a una de las ocho embarcaciones que atracan en Puerto Montt y que, presuntamente, aprovisionan la isla.

Esto es toda una hazaña. La décima región está formada por miles de islas separadas por fiordos y canales que oscilan de 60 centímetros de profundidad hasta los 200 metros. Sólo los marinos experimentados y la armada se atreven a navegar por allí. El riesgo de encallar en los arrecifes o chocar contra las rocas es enorme.

ASI ES LA ISLA FRIENDSHIP

Según Ernesto de la Fuente hay un punto, tras cruzar el canal de la Moraleda, en el cual las embarcaciones utilizadas por los Friendship son guiadas por un sistema magnético hasta la isla. Allí una compuerta entre las rocas da acceso a los subterráneos dotados de “muchos adelantos y toda clase de elementos electrónicos”. Según le explican la procedencia de esos equipos es el puerto de Valparaíso y, en otras ocasiones, son transportados desde el extranjero.

Al llegar a la bahía los humanos son despojados de alhajas, y relojes. Se les entrega una extraña pulsera a través de la que pueden comunicarse y recibir información. También se les proporcionan indumentarias blancas, muy ajustadas, como los trajes de buzo, pero de fibra plastificada. A continuación Ernesto fue conducido hasta unos aposentos. Para ello caminó por una red de túneles que conducen a varios templos. En sus paredes hay estampados en bajorrelieves algunos símbolos. Por medio de un ascensor bajó catorce pisos (todo lo tenían en múltiplos de siete) y ve una microsociedad funcionando muy bien. Toda la gente realizaba trabajos de tipo oceanográfico que se centralizaban en un computador cuya base era hexadecimal, su sistema numérico.

Ernesto no vio estructura jerárquica; “toda la gente sabía lo que tenía que hacer” pero le llamó la atención que muchas personas de aspecto sudamericano trabajaban extrayendo metales. Estas personas llevaban una especie de tridente en sus vestimentas, un símbolo que también distinguió en otras partes de este fantástico lugar.

Durante su estancia en la isla de la Fuente acierta a ver las habitaciones de Ariel y sus correligionarios pero también conoce de la existencia de otras habitaciones con atmósfera y presión distintas que han sido creadas para los “ángeles del señor”. ¿Habitan en la isla humanos y seres extraterrestres?

Finalmente pudo entrar en una especie de templo. Se trataba de un lugar supermoderno pero con un viejo portón de madera. En su interior observa un arco con una serie de símbolos parecidos a la escritura jeroglífica egipcia. Desde el techo abovedado baja un tubo de luz que es descompuesto por un prisma. Su descripción, curiosamente, coincide con el de una extraña sociedad radicada en Italia y que sería otro de los siete lugares utilizados para los Friendship para captar nuevos miembros.

MEDICINA DE OTRO MUNDO

Ernesto viajó hasta la isla tras enfermar. Tenía problemas respiratorios y los médicos le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. Un día, hallándose en Santiago, recibió una comunicación a través de la radio. Los Friendship le invitan a la isla para curar su mal. Le aconsejan que no se sometiera a más exámenes y que no cumpliera con los tratamientos prescritos. Viajó hasta Quemchi donde sería recogido por Alberto y conducido por el Mitilus II hasta la isla. Durante el trayecto se le administra un licor que lo narcotiza hasta la llegada a la isla… Allí será sometido, más tarde, a un tratamiento mediante “sistemas de movimientos ondulatorios y magnetoterapia” así como regeneración de tejidos, logrando curar su mal.

Esta es la base de la leyenda en torno a las “curaciones milagrosas” de esta misteriosa sociedad. Según Pacheco los Friendship disponen de una sofisticada tecnología capaz de erradicar todas las enfermedades e interrumpir el proceso de envejecimiento.

El propio Octavio Ortiz sería invitado en tres ocasiones a visitar la isla para curarse de una enfermedad. “Por tres veces Cristina y yo cogimos a las niñas y a los enseres y viajamos a Puerto Montt pero por tres veces regresamos”…

-¿Por qué? —interrumpí

“Se trata de un pasaje sólo de ida. Uno no puede regresar”. Ciertamente pude comprobar un buen número de desapariciones en el sur atribuidas a causas desconocidas. “En la última ocasión Ariel me dice que tendremos noticias a través de un emisario y entonces aparece en casa Ernesto de la Fuente”. En este punto empiezan a suceder cosas bien extrañas. Octavio empieza a grabar furtivamente, sin permiso de los Friendship, las conversaciones que mantienen a través de la radio. En una ocasión Ariel le dice: “Detente un instante y mira la grabadora porque se te quedó enredada la cinta”. Entonces Octavio comprueba estupefacto como, efectivamente, la cinta se halla enredada… ¿Cómo era posible?

Los Friendship predijeron correctamente un terremoto en San Salvador, anunciaron con treinta minutos de antelación la explosión del Challenger y advirtieron de que el cerro San Critóbal, un volcan chileno, estaba activo.

INTERVIENE LA NASA

Todos estos acontecimientos y el multitudinario avistamiento del 17 de agosto de 1985 cambiaron la vida de Octavio Ortiz y su familia. Pegados a la radio trataban cada día de conseguir nuevos datos, más pistas que certificaran la procedencia extraterrestre de sus comunicantes.

Incluso cuentan que cierto día, a través de un amigo de la familia, Raimundo Sepúlveda, la agencia espacial norteamericana, la NASA, les hizo llegar un libro en el que debían anotar sus comunicaciones. Junto al cuaderno, de tapas duras y con la palabra “RECORD” impresa en su portada, Sepúlveda les hizo entrega de una caja de bolígrafos que tenían serigrafiados “U.S. GOVERNMENT” en su lomo. ¿Por qué se interesaban los norteamericanos por la experiencia de unos “simples” radioaficionados? ¿Se escondía tras Friendship alguna oscura trama?

Los contactos se interrumpieron hace ahora dos años. Los habitantes de la isla aseguraban que los militares grababan las comunicaciones y que, a partir de entonces, tenían que probar otros métodos de contacto, como la telepatía.

SOCIEDADES SECRETAS Y OVNIS

La existencia de una base extraterrestre en Chile gestionada por una misteriosa sociedad ya fue considerada en 1990 por el escritor galo Jean Robin. En ese año salía a la luz en España su libro “Operación Orth” en el que narra la experiencia de Pierre. Este hombre cuenta que, después de algunos contactos preliminares, se reunió el 3 de septiembre de 1987 con los responsables de una misteriosa organización que se autodenomina “Sociedad de Aquel que Ha de Venir”. El encuentro tuvo lugar en el pico Nora, en los Pirineos. Allí fue embarcado en un ¡platillo volante! Con destino a Valparaíso o, para ser más exactos, a unos subterráneos inviolables situados a unos cinco kilómetros de las playas de esta ciudad chilena.

Después de ¡35 minutos de vuelo! (El trayecto desde Barcelona dura 16 horas en Airbus). Pierre se encontró en el interior de una red de túneles cuyo equipamiento evocaba una película de ciencia-ficción. Originarios de todos los países eran cerca de 350 mil los que iban y venían entre la superficie y los subterráneos. Habían sido reclutados según criterios psíquicos para preparar la llegada de “alguien”.

CONTACTO CON ÁNGELES

Los Friendship no son los únicos que han escondido su personalidad bajo el aspecto de “ángeles”. En 1987 un grupo de jóvenes de la localidad levantina de Paiporta aseguraron mantener contacto con Samahel (el príncipe de los demonios, ángel de la muerte) en el marco de un bar de la localidad. El presunto “ángel” aparentaba unos 30 años de edad y vestía camisa y pantalones vaqueros. Durante los encuentros dictaba cosas que ocurrían inevitablemente al día siguiente.

Al tiempo otros “ángeles” se unirían a la instrucción; Anael y Humiel “revelarían” con Samahel el “Libro de las Dos mil Páginas”. Un texto lleno de profecías con las instrucciones precisas para la salvación de la Humanidad ante el final de los tiempos. Lo curioso es que algunos de los miembros del grupo llegaron a Paiporta tras un periplo ufológico iniciado años atrás, en 1983, en Úbeda (Jaén).

LA CONEXIÓN FRIENDSHIP DE ITALIA

El periodista Nibaldo Moscchiati efectuó un reportaje en 1993 para la televisión nacional chilena sobre una extraña sociedad radicada en Italia que guarda enormes paralelismos con los Friendship. Nuestra corresponsal Patricia Ruiz de Viñaspre entrevistó recientemente a su productor Alberto Gesswein que estuvo en los subterráneos de esta misteriosa congregación.

Está ubicada al norte de Italia cerca de Milán y Turín, a unos 50 ó 100 kilómetros de la frontera con Suiza. Es una comunidad que se autodefine como una nación, cuyo nombre es Daman Kur. Tienen 50 ó 70 miembros viviendo en el lugar, más una serie de simpatizantes de toda Italia que no viven con ellos.

Se caracterizan por tener un sistema social distinto, con una moneda, una constitución propia y un parlamento. De hecho, su democracia es bastante aplicada, porque la mayoría de las cosas se deciden mediante votación.

Esta comunidad vivió durante muchos años en secreto, principalmente, se mantuvo el silencio respecto a la construcción de un templo bajo los cerros. Son cinco templos unidos por pasadizos. Es una edificación maravillosa que te sobrepasa completamente, recuerda el trabajo de las pirámides y se hizo a martillo mecánico durante 10 años. Ellos partieron a comienzos de los 80 con esto.

Tienen como centro el conocimiento de los antiguos que pasa por la alquimia y secretos que ellos han estampado en los muros de este templo.

¿Qué características tenían las creencias de estas personas?

Creen en la libertad y capacidad del hombre para normalizarse y organizarse. Tienen una organización social que es bastante interesante. El matrimonio se repacta cada tres años, los niños se educan como hijos de todos los miembros de la comunidad. En los parbularios les enseñan a manejar los dos hemisferios del cerebro. Cosas que llaman la atención son datos como que ellos organizan las reencarnaciones. Vale decir, pueden saber de quien es el alma que está en un cuerpo determinado. Tengo la impresión de que entre ellos la base de la sociedad era el individuo y no la familia, como en la concepción cristiana.

El templo es su máximo tesoro, porque en las paredes del mismo está todo su saber grabado en una suerte de jeroglíficos del tipo egipcio.

La entrada al templo fue un asunto impresionante, mucho más allá de cualquier expectativa que uno se pueda hacer. Es enorme, iluminado de manera artificial. Son cinco templos y cada uno simboliza un elemento de la naturaleza

¿Cuál es el quinto?

No sé cuál era el otro. Yo siempre llego a los cuatro elementos (tierra, agua, aire, fuego). Cada templo es distinto, el que más me impresionó fue el del aire, según ellos porque ese es mi ascendiente, era una sala llena de espejos con un gran universo en el techo. En el templo de la tierra tiene el vitroux más grande del mundo en una cúpula.

¿Está totalmente bajo la tierra?

Sí.

¿Esto es totalmente terrestre?

Te mentiría si te dijera que sé la respuesta. Hay tantas cosas sorprendentes. Luego de un tiempo me enteré que podían hacer que las plantas interpretaran música y que, con un sistema computacional, lograron que éstas se movilizaran para buscar el sol y para autoalimentarse. Es distorsionado cuando uno lo mira de afuera, pero desde dentro todo tiene un sentido. Ellos son especialistas en fabricar unas placas llamadas “self” —que son una especie de ship en grande— a las que llamaban células. Esta cosa tiene la facultad de energetizar los alimentos de manera que duren más tiempo y mantengan todos los minerales y vitaminas.

¿Se mantienen con la venta de estos productos?

Exportan estas conservas —parece que a Estados Unidos— y creo que tienen algo de textil. Además, tengo la impresión de que al ingresar los miembros entregan un aporte en dinero, con este sistema de que todo es de todos

¿Cómo lograron en tan corto tiempo ese desarrollo tan alto? Deben ser profesionales de alto nivel y tener una tecnología muy avanzada.

Los templos no estaban terminados, pero lo que pudimos ver era un trabajo titánico, debió ser gente muy capacitada en diferentes áreas. Es un trabajo artesanal muy fino. Aunque claro, conceptualmente era muy sofisticado, pero en cuanto a construcción era bien artesanal. Perfectamente podría ser una obra realizada en el medio evo.

Ahí fue cuando vimos esto de la máquina teletransportadora que fue casi como una anécdota. Nos estaban mostrando el laboratorio donde ellos hacían sus experimentos de alquimia —que era como cualquier otro lleno de probetas y tubos— y en una esquina había una especie de plató con barras —que más parece un lugar donde bailan las topleteras que otra cosa— y cuando preguntamos por ella nos dijeron que era una máquina teletrasportadora y que en el sur de América hay otra.

¿Y no preguntaste si podías subir en ella?

A esas alturas estaba tan impactado de todo lo que había visto que me pareció un detalle menor y no era como para entrar a cuestionarlos, porque lo dijeron tranquilos, pero tampoco como para que pudiéramos usarla.

¿Qué características tenía?

Su diámetro no era mayor que un metro y medio con barrotes separados cada 30 centímetros que rodeaban por los bordes el plató. Los barrotes creo que eran dorados y el círculo parece que era blanco.

Y ¿en qué parte estaba el otro teletransportador?

No sé si lo estoy inventando o efectivamente lo dijeron, pero me da la impresión que era en la Patagonia.

RADIOAFICIONADOS CONTACTAN CON OVNIS

Llovió con intensidad durante toda la tarde. Algo normal en aquel pequeño pueblo costero del Sur de Chile. Desde hacía horas el color de Puerto Montt era el gris. Una espesa bruma parecía envolverlo todo, las humildes casas de madera, la caleta de pescadores, el muelle. El olor a tierra mojada, el barro de las calles y, sobretodo, la humedad de mis ropas me devolvieron a la realidad; De pie, junto a la estación de autobuses vi salir al último vehículo que embarcaría en el transbordador para cruzar el canal de Chacao, el que me tenía que aproximar al punto más austral de Chile, a las puertas de una misteriosa isla que no figura en las cartas de navegación y que, según los rumores, alberga en su interior una base extraterrestre. La excitante aventura tenía que esperar un día más aunque mi investigación había empezado mucho antes, en Santiago, la capital.

Allí reside Octavio Ortiz, casado, padre de tres hijas y agente comercial que compagina su vida profesional y familiar con su afición por la radio. Posee una emisora de 27 Megaciclos (banda ciudadana) con la que compartía amistad con otros radioaficionados. Su indicativo: Lucero.

A mediados de 1984, frente a su emisora, Octavio escucharía un mensaje de emergencia proveniente del Mitilus II, un barco que trabajaba para el departamento de oceanografía de la Universidad de Chile que, al parecer navegaba en las proximidades del faro Mitagüe, en el extremo sur del país. Su patrón, Alberto, intentaba aquella noche establecer una comunicación con Iquique porque se hallaba en presencia de una misteriosa luz que causaba numerosas averías en sus equipos electrónicos. El extraño objeto empezó a descender y se situó encima de la embarcación. Debía de radiar una gran cantidad de energía porque a algunos marinos empezó, literalmente, a caérseles el pelo.

Pero las extrañezas no terminaron aquí. Héctor, capitán del buque Black web, que navegaba por las inmediaciones del faro Mitagüe y presenció atónito el episodio OVNI, observó como, de repente, entra en la comunicación una estación de radio muy potente. Las agujas del VU meter se sitúan al +30 y luego silencio… Y desaparece el objeto.

Octavio no daba crédito a lo que escuchaba y, hallándose en disposición de servir de “puente” en una eventual comunicación con Iquique tomó el micrófono y se dispuso a prestar ayuda. “Así conocí al misterioso Alberto” —recordaba sentado en la mecedora de su casa— “entablamos una buena amistad y en apenas un año nos dijo que unos “gringos” le habían contratado lo habían llevado a una isla y le habían equipado el barco con extraños aparatos”.

Alberto había adquirido su embarcación gracias a un préstamo de la CORFO (Corporación de Fomento) y, como muchos otros, no soportó la subida de intereses de la crisis de los ochenta por lo que generó terribles deudas que lo empujaron a esconderse en el sur y transformarse en un pirata. Allí conoció a Ernesto de la Fuente, un ingeniero de sonido al que los avatares de la vida llevó hasta la pequeña localidad de Quemchi y que poco antes había conocido a unos extraños “gringos” que decían pertenecer a una misteriosa congregación religiosa denominada Friendship (isla de la Amistad). De la fuente les recomendaría Alberto para aprovisionar la isla y éstos, a cambio, sanearían sus finanzas y también su vida.

LA MISTERIOSA FRIENDSHIP

El aspecto de aquellos hombres distaba mucho de la de un “gringo”, es decir, un norteamericano. Aquellos seres eran bien parecidos, altos, de pelo rubio, vestían de forma extraña ¿Quiénes eran en realidad?

Parecían desconocer cosas elementales de nuestra sociedad pero, sin embargo poseían notables conocimientos en física, biología, matemáticas. Revestían sus discursos de un tono espiritualista y escondían su personalidad con el nombre de ángeles. Los Friendship decían tener su cuartel general en una isla perdida entre el archipiélago de los Chonos, y las Guaytecas conformado por más de 3800 islas. Aseguraban disponer de una tecnología muy avanzada en medicina y aeronáutica…

AVISTAMIENTOS PREVIA CITA

Alberto y Octavio mantendrían durante cerca de un año frecuentes conversaciones sobre la isla y sus misteriosos ocupantes a través de la radio. Después de un tiempo sin salir a frecuencia el patrón del Mitilus vuelve a conversar y les presenta a Ariel, uno de los misteriosos habitantes de la isla, que demuestra un asombroso conocimiento en medicina, arquitectura, comunicaciones. “Cuando esto ocurre —me explica Octavio frente a la emisora— la aguja indica el máximo, una portadora muy potente”. La curiosidad por conocer quiénes se ocultan bajo el nombre de “los ángeles del señor” altera la vida de la familia. La emisora permanece encendida siempre y Cristina, la esposa de Octavio, una mujer perspicaz e inquieta, trata de despejar su procedencia; “No somos de este planeta —contestarían— pero pertenecemos a la humanidad”.

Cuando realmente comprenden que se hallan frente a algo extraordinario es el 17 de agosto de 1985.

Alrededor de las 2,30 de la tarde Cristina, que se hallaba pegada a la radio junto a su hija Claudia escuchó una llamada de los Friendship:

-¡Salgan Fuera! —les decían

Y Cristina salió al jardín de la finca, en La Florida y miró al cielo. En unos minutos pudo divisar, suspendido en el firmamento un objeto brillante… excitada estableció contacto con Ariel, y sugirió ciertos movimientos que, indefectiblemente, fueron realizados por el misterioso objeto. ¿Eran los Friendship quienes controlaban, pues, aquel platillo volante? Así se deduce de las comunicaciones que en exclusiva te ofrece Mystery Planet y que transcribimos para una mejor comprensión.

Miles de ciudadanos advirtieron la presencia del objeto e, incluso, la Televisión Nacional (TVN) logró filmarlo con potentes teleobjetivos. Elsa Marina, testigo ocular, confesó que “sentí ganas de llorar, me sentía ínfima ante lo que pasaba por arriba de mi casa…”

Gustavo Rodríguez, a la sazón sub jefe del departamento de Tránsito Aéreo de la Dirección de Aeronáutica, estaba en casa de un hermano, celebrando el cumpleaños de un sobrino, cuando contempló el espectáculo.

“Se trataba de una luz del tamaño aparente de una naranja y que daba la impresión de girar sobre sí misma. Estaba suspendida en el espacio, sin apenas movimiento”.

En la medida en la que el Sol fue escondiéndose Rodríguez advirtió, situada a la izquierda, una esfera oscura. Este segundo objeto era opaco y parecía seguir la misma dirección que el primero, rumbo a la cordillera. De hecho el fenómeno llegó a ser observado en Argentina tal y como lo demuestran algunos recortes de prensa de la época. ¿Eran OVNIS aquellos objetos?

Funcionarios de la Dirección Meteorológica, que confesaron haber visto también el misterioso objeto, puntualizaron que desde el punto de vista de su especialidad no había una explicación racional para el suceso. También los astrónomos del Observatorio Cerro Calán, Carlos Torres, Guillermo Carrasco y Herbert Wroblewsky que fotografiaron el objeto a través del telescopio, descartaron la posibilidad de un globo sonda. “En primer lugar tenía otra forma completamente diferente —recuerda Carlos Torres—. Tampoco pudo ser un satélite artificial porque para ser tal cosa poseería unas inmensas dimensiones”.

En lo que coincidían los tres astrónomos es en el hecho de que aquél objeto disponía de un “anillo” brillante y una especie de ¡¡¡antena!!!

El prestigioso ufólogo Jorge E. Anfruns advirtió un dato de gran importancia. “Algunos radioaficionados —recuerda— llamaban a los órganos de prensa acusando interferencias inusuales en sus modernos equipos”. ¿Los Friendship?

Se imponía saber si una emisión en banda ciudadana podía recorrer los más de tres mil kilómetros que separan el archipiélago de Santiago. En opinión del analista y radioaficionado Gabriel Osses Valdés, “con una antena calibrada como corresponde, es decir, en la frecuencia que uno va a usar, se puede tener un equipo pequeño y comunicarse en buena forma a una gran distancia”. Por otra parte “la comunicación a larga distancia —añade— es mucho más factible desde las pequeñas islas del sur que desde otro lugar, ya que el mar sirve como reflejo para las ondas y no hay nada que se interponga en el camino”.

LA INVESTIGACIÓN OFICIAL

El revuelo causado por el avistamiento fue tal que, al día siguiente el director de Aeronáutica, Sergio Piñeiro, encargó a Rodríguez una investigación.

Según reza en el informe oficial, al que pude tener acceso, a las 15.40 LMT el radar observa un objeto no identificado situado a 20 NM al oeste del radiofaro el Tabón con desplazamiento lento hacia el este. “El retorno del radar —explica Gustavo Rodríguez— es de regular a pobre y sólo se aprecia la señal primaria bruta”. A las 16.00 LMT varios vuelos establecen contacto visual con el objeto. Por un lado el B727 procedente del norte y, por otro, vuelo de la compañía Ladeco 061 y el CC-LHL que viajaba de Limache a Tobalaba. Los OVNIS permanecieron visibles hasta 19,30 horas. ¿Podían ser globos?

A pesar de que algunos rotativos se agarraron a esta explicación éstos no son capaces de permanecer estáticos por espacio de cinco horas. El informe de la Dirección General de Aeronáutica Civil, por otra parte, concluye que “las apariciones de ese día, hasta el momento de terminar esta investigación siguen constituyendo un enigma y pasan a engrosar el archivo de fenómenos no explicados”. Sin duda una conclusión reveladora.

Para disipar las dudas, días más tarde, el director de meteorología de Melbourne, Australia, el Doctor J.W.Zillman difundió un comunicado en el que refiriéndose a la posibilidad de que los objetos procedieran de su país escribía: “No forman parte de ningún programa de la oficina australiana de meteorología” y añadía que “la vida de estos globos en Australia no les permitía volar tan lejos como para llegar hasta Chile”.

“En aquellas fechas —me explicó Anfruns— la escuadra naval americana se hallaba de maniobras frente a Valparaiso” se trata de las Operaciones Unitas que venían desarrollándose por los países aliados del Pacífico. “Si nosotros vigilamos el espacio aéreo con más de siete mil satélites —especula Anfruns—. ¿Por qué los extraterrestres no nos pueden vigilar a nosotros cuando jugamos a la guerra?”.

Lo cierto es que en las fechas previas a este extraordinario acontecimiento se produjeron numerosos avistamientos a lo largo del país pero, ¿tenían que ver con la misteriosa isla? Y si es así: ¿Qué pretendían?

Parece que, efectivamente, aquel objeto procedía del sur. Lo confirma la fotografía que publicamos en exclusiva y que consiguió Jorge E. Anfruns de un hombre que viajaba en el interior de un bus rural y que fue testigo del avistamiento. Este hombre disparó su cámara tras la ventanilla a la altura de San Fernando, una localidad situada a 140 km. Al sur de Santiago.

Según el estudio trigonométrico en el que se han tenido en cuenta la relación de distancia y tamaño de postes y autos, el OVNI estaba situado a tan sólo 370 metros de la superficie.

SÓLO BILLETE DE IDA

¿Qué querían los Friendship con esta demostración de fuerza?

Según el veterano investigador Hugo Pacheco los Friendship eligen cuidadosamente a sus contactos y, tras un periodo de prueba, son invitados a visitar la isla y preparados para viajar ¡a otro planeta!.

Pacheco, de 73 años, se conserva joven. Es administrador público, ingeniero y piloto de planeador. Fue uno de los introductores de la ufología en Chile pero su línea vario del más radical cientifismo hasta la mística actual. Los sábados reúne a un grupo de personas y discuten y leen textos bíblicos desde una óptica ufológica. Según los rumores que habían llegado hasta mí, Pachecho recibía esporádicamente la visita de alguien que seleccionaba a miembros de su grupo para llevarlos a la isla…

VOCES EXTRATERRESTRES

Se tarta de la grabación de las conversaciones mantenidas entre radioficionados chilenos y los presuntos ocupantes del OVNI que el 17 de agosto de 1985 permaneció durante varias horas en el cielo de Santiago. Es difícil entender ciertas palabras de la grabación por lo que esta transcripción puede serte de gran utilidad.

     Friendship - Radiocontacto (610,0 KiB, 494 hits)
    Descripción de archivo: Parte de la grabación (en formato mp3) de un presunto radiocontacto con Friendship.

MUJER 1 …A mover qué?…haber atento Ariel, por gentileza, dime que vas a mover.

MUJER 2 …Se esta moviendo, mona.

MUJER 1 …Si ya lo veo, se esta moviendo, pues. Oye, Ariel Hola, Ariel, dime que pasa, dime que pasa, QSL.

FRIENDSHIP …Solamente 5 grados, cinco grados hacia cordillera.

MUJER 1 Ya, positivo, si lo vi, lo vi, que se movió cinco grados hacia cordillera. Pero dime, por favor, ¿Alberto está bien?, QSL

FRIENDSHIP…Todo bien, todo bien y ustedes podrán ver todo esto, ustedes poder ver todo esto, cuando vengan acá.

MUJER 1…..Ah, ja, ja… Ariel, en el verano, en el verano. QSL

MUJER 2…Dile que me invite a mi también, estoy fascinada. Roger.

MUJER 1…Oye tú sabes que… Oh, Dios mío… Oye yo no se que pasa, palabra, que estoy tiritando entera.

MUJER 2…Escúchame bien…??? Vamos a ver Ariel si me estás copiando, Roger

MUJER 3…..¿Cristina? ¿Cristina?

MUJER 3…..Oye, que cosa estas viendo.

MUJER 1…..Oye. ¡Que atroz!, mira…no se como explicarte, pero espérate, mantén por favor, ???…mira al norte no más, al norte hacia el cielo. Hola, atento Ariel, Hola Ariel, atento Friendship, Hola Friendship…vas copiando…

MUJER 3…..¿Cristina?

MUJER 1 …Qué

MUJER 3 …Dile que me lleve a mí, que tocó bien la guitarra…

MUJER 1 …Ah, ja, ja… Hola atento Friendship, Friendship, ¿estás copiando?…

FRIENDSHIP …revisen apocalipsis, apocalipsis…

(Interferencias)

VOZ 1 …Hola, Friendship para Lucero… Hola, vamos a ver el sur austral, atento isla Friendship… este es Lucero, QSL.

FRIENDSHIP …Ese helicóptero que no se acerque, que no se acerque…

VOZ 1 …Ya, positivo Friendship. Coméntame en qué lugar exactamente del sur de Chile estás tú, colega…

FRIENDSHIP …Ese avión que no se acerque, que no se acerque…

VOZ 1…Nadie le puede avisarle, pues oye…

VOZ 2…Anda un avión por ahí cerca…

VOZ 3…Tengo un avión bastante cerca, viejo

FRIENDSHIP (En inglés)… Don t keep to closed (La traducción de la expresión usada, como un formulismo, puede ser traducida como, “que se mantenga alejado”).

VOZ 4 …Oye colega…

VOCES…….???

MUJER 1…..Oye, atento Friendship, Hola Friendship, Hola Ariel, hola Ariel, vas copiando los ceros.

FRIENDSHIP …Cuidado con el campo magnético, con el campo magnético, que no se acerque.

MUJER 1…..Tiene un centro magnético, que no se acerque…dice… el avión.

VOCES …???

VOZ 1 …Positivo, y el es el que nos esta informando… Felipe y que nos dice, nos dice cuando se mueve, cuando se va a mover el aparato, nos dijo hace poquito rato, que se iba a mover en 5 grados, y se movió justamente y nos dice que recordemos……..

VOZ 2…….Ya…

INTRUSO…..el sur de Chile, viejo loco…

FRIENDSHIP..Vamos a bajar altura, bajar altura, frente a Farellones…Interferencias xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

VOZ 1 …Positivo, Adelante Friendship, adelante Friendship

FRIENDSHIP..Ahora…vamos descendiendo, vamos descendiendo.

VOZ 1 …ya, OK. empezará el descenso frente a Farellones.

…¿puede ser?

VOZ 2 …Oye, se esta poniendo más brillante ahora.

VOZ 1 …Ya Felipe, dice que en estos momentos empezará el descenso frente a Farellones, Roger.

VOZ 3 …???

VOZ 1 …Que empezara el descenso frente a Farellones en estos momentos Roger.

VOZ 3 …Ya estoy copiando por acá oye, estoy copiando …el de acá también esta bajando, Tele. VARIAS VOCES INDEFINIDAS ?????????????????????????????????????

VOZ 2 …Oye se puso más brillante.

VARIAS VOCES A LA VEZ……………..

VOZ 4…….Octavio, llámate a Friendship de nuevo.

INTROMISION…Ahí esta…

FRIENDSHIP..INDEFINIDO, aunque se logra captar en inglés las palabras de “Five Nord” repetida.

MUJER 1…..En denante, nos dijo que se iba a mover y se movió. Ahora nos dice que va a bajar y baja, oye…como no voy a creer.

MUJER 2…..Sí por supuesto, sabes que lo tenía de cara más o menos frente al poste que esta fuera de mi casa, y cuando se ha alejado ¡olvídate¡ más o menos no se cuantote puedo decir, Cristina pero ahora a bajado, yo lo veía arriba y ahora veo muy abajo.

VOCES EXTRAÑAS (Según criterio del que escribe podrían ser del Objeto Volante no identificado… se logra captar:

Atención en la Tierra, atención en la Tierra, … (indefinido),…nación de la Tierra, por favor no tengan miedo…

FRIENDSHIP.. que no se acerque el avión pequeño, que no se ………… acerque o sino no se puede descender.

MUJER 1….. Oye, que hago pues Mari…

MUJER 2….. Nada pues, Cristina…

MUJER 1….. Que no entiendo lo que hablan…

MUJER 3….. (intenta entrar en la conversación) ¿me permiten?

MUJER 1….. Que no se acerque el avión pequeño o sino no se puede descender…

Las interferencias y las voces que interrumpen las conexiones a veces nos ocultan palabras o frases importantes, pero el contexto general se entiende perfectamente.

Por Josep Guijarro.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Sep 16, 2011
12:58
#1 Juan:

Sí existen los “hombres nórdicos” de la isla. La Hermandad a la que pertenezco lo atestigua. Esperemos que todos los que no creen afronten la realidad única de que sí existen. Saludos.

Reply to this commentResponder

Nov 30, 2011
1:03
#2 agente 0005:

pero por supuesto que hay bases ¿quien va conmigo ?

Reply to this commentResponder

Mar 26, 2012
1:23
#3 Tumeu:

Sí,creo en la existencia de los alienígenas y por descontado,el que nos vienen a visitar,Peró dudo y mucho,el que todos sean pacíficos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario