La misma imagen procesada por el físico óptico Bruce Maccabee, y líneas abajo el análisis realizado por este científico sobre la fotografía:

La misma imagen procesada y acotada por el Dr Bruce Maccabee.

Haces de luz se proyectan en el cielo de Los Ángeles dibujando en él una suerte de tienda de campaña india. Esta fotografía fue tomada en el área de Culver City durante el apagón; muestra nueve haces convergiendo en un objeto en el cielo. Los puntos de luz que se ven en el ápice de los ángulos formados se deben a los proyectiles de las baterías antiaéreas.

Para obtener la luminosidad original de la imagen es necesario escanear el negativo original y luego ajustar la “gamma” (la relación entre la densidad de la imagen del film y la luz que formó la fotografía). Típicamente es 1, pero puede ser que se haya ajustado un poco para mostrar una imagen más pálida. Allí quizás se encuentre información sobre la forma del “objeto”, la cual no se discierne bien en la impresión porque aparentemente el nivel de exposición del objeto es bastante alto y por tal razón la imagen quizá esté dentro del rango de saturación lumínica de lo impreso. SI es así, i.e., la imagen impresa está saturada, ningún análisis podrá llegar muy lejos en cuanto a los datos de la iluminación (variaciones en los niveles de iluminación) contenida en el negativo.

No conozco la velocidad del film o la apertura de la cámara. Sin embargo, me atreveré a decir que la apertura era lenta (lens bien abiertos; f/2 o 3) y que este es el tiempo de exposición porque (a) se muestran los haces de luz y (b) hay muy pocas “explosiones” (presumo) que probablemente no ocurrieron al mismo tiempo. La exposición bien pudo ser de varios segundos.

El hecho que los haces no traspasan el “objeto”, cualquiera fuese la convergencia de los mismos, lo hace ópticamente un objeto denso. Si había un montón de humo pululando alrededor del aire iluminado por los haces, se esperarían variaciones en la luminosidad: (más luminoso donde hay más humo). Hay variaciones, pero son uniformes y coherentes con la distancia (desde los reflectores) y el ancho de los haces. Esto quiere decir que las variaciones son consistentes con cada haz volviéndose más tenue a medida que viaja lejos de la fuente de luz. SI hubiera humo en cada lugar donde pasan los haces, causaría un aumento en la dispersión de la luz donde hay más humo (que es de todas maneras como vemos los haces, luz dispersa en el polvo o partículas de humo en el aire).

Los haces son bastante brillantes antes de alcanzar el “objeto” y casi inexistentes luego de éste. Cuanta densidad óptica de humo se requiere para eso, no lo sé. Lo cierto es que un objeto metálico sólido sería suficiente para bloquear los haces.

¿Qué tan grande es el “objeto”? Si conocemos la distancia entre la cámara y la convergencia de los haces, y la longitud focal de la cámara, podemos calcular el tamaño por aproximación. Para tal cosa es necesario saber sobre que porción de la ciudad estaba el objeto, dónde estaba el camarógrafo, y la altitud del objeto. Un método alternativo es estimar el diametro del haz a cierta distancia desde la fuente de luz y usar ese ancho como referencia.

Encontré un artículo de postrimería de los 1940′s realizado por el Dr. Louis Eltermann para cuya investigación utilizó un reflector del ejército a fin de determinar la distribución vertical del polvo en la atmósfera. (Nota: Elterman fue autor del infame Reporte del Proyecto Twinkle en noviembre de 1951, en el cual ignoró, “encubrió” o, por lo menos, tergiversó, la película sobre White Sands que probó que objetos voladores no identificados estuvieron involucrados en ese caso. Ver THE UFO-FBI CONNECTION por Bruce Maccabee o también http://brumac.8k.com/WhiteSandsProof/WhiteSandsProof.html)

Eltermann describió al reflector como de 5 pies (ft) de diámetro y con una divergencia aprox. de 1.25 grados. Esto quiere decir que el diámetro a la distancia (D) desde el espejo sería D = 5′+0.02d. Por lo tanto 1000 ft de diámetro darían como resultado 25 ft. Desde luego el brillo del haz no es uniforme en todo su diámetro, por ende el diámetro más efectivo sería cercano a los 20 pies.

Considerando el haz en la parte derecha de la foto, sobresale para arriba a cierto ángulo, probablemente no en el ángulo exacto mostrado en la foto. Supongamos que el ángulo de elevación fuera de 30 grados. El ancho del “objeto” está orientado verticalmente (paralelo al suelo) mientras que el haz se asume estar inclinado 30 grados. De ahí el ancho horizontal del haz (L), no perpendicular al eje, sería L = D/sin (ángulo de elevación) = D/sin(30) = 2D por el presunto ángulo de elevación de 30 grados. Por consiguiente, si el objeto estaba a 1000 ft desde las lentes de proyección, estaba a 2 x 25 = 50 ft de longitud. Si estaba a 2000 ft el cálculo arroja D = 45 ft y L = 90 ft.

Se puede estimar que la altura del objeto era de 8000 ft. Para los 30 grados de inclinación del haz desde el suelo hacia los 8000 ft de distancia, nos daría aprox. 8000/sin 30 = 16000 ft. Si así fue, entonces el diametro del haz a esa altura hubiera sido de 165 ft y el ancho horizontal del objeto cerca de 330 ft.

Si el ángulo de inclinación fue menos de 30 grados entonces el calculo para el tamaño sería mayor. De igual forma, si el ángulo fue mayor, el tamaño calculado hubiera sido menor.

Basados en los cálculos de líneas arriba, y dándose cuenta que mejores estimaciones podrían realizarse si tuviéramos información más precisa sobre las iluminaciones, cámara, etc…, me atrevería a decir que la longitud del objeto iluminado es de 100 ft o más. Sin más más información, estas estimaciones son crudas y sin pulir, pero apostaría a que muy cercanas a la verdad.

Fuentes: “The Battle of Los Angeles – West Coast Air Raid: Unidentified Object” por Wendy Connors; “The Battle of Los Angeles, Photo Analysis” por Bruce Maccabee. Prólogo y traducción al español por Arkantos Khan para MysteryPlanet.com.ar.

Publicado el 5 de marzo de 2011 6 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 6 comentarios
Comentarios
mar 5, 2011
21:55
#1 dsk:

Creo que hubiera sido muchisimo mas interesante una película ambientada en la noche del 25 de febrero de 1942, no creen? En blanco y negro.

Reply to this commentResponder

mar 7, 2011
2:50
#2 JoaK:

Pequeño laburo te mandaste :P

Reply to this commentResponder

mar 7, 2011
18:42
#3 barbarotico:

Los goviernos del “sistema” estan encaprichados en que los pueblos de l tierra veamos a los extraterrestres como una amenza. Los que pueden ser una amenaza son los grises y los reptilianos pero los humanos de origen extratarrestres no son ni una amenaza ni son enemigos.

Reply to this commentResponder

mar 7, 2011
19:32
#4 Arkantos:

Gracias por el comentario JoaK, lo venía preparando hace varias semanas con el fin de publicarlo antes del estreno de la película. Es mi forma de contribuir a “desficcionalizar” el tema.

Reply to this commentResponder

may 1, 2011
20:30
#5 Knowledge:

Odio sonar infantil pero alguien recuerda el episodio de Thundercats: Bueno y Feo?
No les quedo nada del mensaje?
El hecho que se vea similar al simio-homo-sapiens no hace que sea bueno, del mismo modo el hecho de parecer ave o reptil o canino o felino, no hace que sean malignos…
no es que defienda a los grises o reptiles, que parecen tan reales como amigos imaginarios, pero las apariencias engañan, asi que por mucho que los playaranos o centauris digan somo buenos, siendo rubios caucasicos hacen que mi cerebro piense en otra conquista española-americana, donde los que no son rubios caucasicos sufren horrores, no es que los acuse pero… da que pensar…

Reply to this commentResponder

oct 2, 2011
0:48
#6 MrRodzno:

@Knowledge: no eres infantil para nada, lo describiste tal como debia de ser

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario