Una aldea en el oeste de Francia está ofreciendo €2.000 (US$2.245) a quien ayude a descifrar una inscripción de 230 años de antigüedad encontrada tallada en una roca de una remota playa.

La laja de un metro de alta se encuentra en una caleta que sólo es accesible durante la marea baja, cerca de la aldea de Plougastel, en la región de Bretaña. Y hasta ahora, nadie ha podido interpretar el significado de las 20 líneas de escritura que fueron descubiertas hace unos años talladas en ella.

Entre las letras normales del francés hay algunas al revés o invertidas de arriba a abajo. También hay letras Ø, al estilo del alfabeto escandinavo.

Las misteriosas letras están acompañadas por imágenes de un barco con velas y timón, y un sagrado corazón, un corazón con una cruz superpuesta. También hay dos fechas visibles: 1786 y 1787. Lo que data la inscripción a unos años antes de la Revolución Francesa.

Los intentos de interpretación por los académicos locales hasta ahora han sido infructuosos. Algunos piensan que lo tallado en la roca podría ser bretón o vasco arcaico y que la persona que lo escribió pudo ser semianalfabeta.

Las letras podrían representar los sonidos de las palabras tal como el autor o la autora las hubiese escuchado.

En una sección, las letras leen: «ROC AR B … DRE AR GRIO SE EVELOH AR VIRIONES BAOAVEL». En otra, está escrito: «OBBIIE: BRISBVILAR … FROIK … AL».

Una teoría es que la inscripción está vinculada a la construcción de defensas navales cerca del lugar. Un fuerte y emplazamientos de armas, cuyos restos todavía se pueden ver, fueron construidos ahí en los años en torno a 1780 para proteger la bahía de Brest. Francia e Inglaterra estuvieron en guerra hasta 1783.

«Le hemos preguntado a historiadores y arqueólogos locales, pero nadie ha podido descifrar la historia de la roca», comenta Dominique Cap, alcalde de Plougastel. «Así que tal vez en algún lugar del mundo hay personas que tienen el tipo de conocimiento experto que necesitamos. En lugar de permanecer en la ignorancia, dijimos “lancemos una competencia”».

La convocatoria al público pidiendo ayuda se llama «El Misterio Champollion de Plougastel-Daoulas», en honor a Jean-François Champollion, el lingüista que descifró los antiguos jeroglíficos egipcios de la Piedra Rosetta, en el Siglo XIX.

Los aficionados a la lingüística y arqueología que estén interesados deben registrarse con el ayuntamiento o enviar un email solicitando más información AQUÍ. Luego recibirán fotografías en alta resolución de la inscripción.

Cientos de personas ya han expresado interés. Cuando cierre el plazo para recibir las propuestas, en noviembre, un panel escogerá la interpretación más plausible del misterio.

Fuente: BBC.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario