LOS INELUDIBLES PARADIGMAS

Excepto la ausencia de suturas craneanas, la de Mitchell-Hedges es una reproducción casi perfecta de una calavera de mujer. He aquí la reconstitución establecida con la ayuda de expertos americanos en medicina forense:

Reconstrucción del rostro de la calavera.

Pesa 5 kilos. Se compone de dos partes, la mandíbula inferior ajustándose perfectamente con la parte superior.

Las propiedades ópticas de la calavera son sorprendentes: Alumbrada por debajo, la luz sale por las cuencas. Alcanzada por detrás por los rayos del sol, un intenso haz luminoso (capaz de encender fuego) sale por las cuencas, la nariz y la boca.

Segura de su autenticidad, Anna acepta confiar la calavera a un equipo de científicos especializados en cristalografía de la sociedad Hewlett-Packard. Al cabo de 6 meses de pruebas, las conclusiones caen:

  • Está hecha con cuarzo natural sumamente puro, de dióxido de silicio “piezoeléctrico” anisótropo, de gran estabilidad física, química y térmica. Posee una polaridad, reacciona con la luz y la electricidad, directa o por presión física, su eje piezoeléctrico es vertical y sus propiedades son diferentes en cada dirección ; ¡¡¡material utilizado como oscilador o resonador en electrónica e informática!!!
  • Las dos partes están talladas en el mismo bloque de cristal de roca, según su eje de simetría molecular, lo que le otorga sus asombrosas propiedades ópticas.
  • Ninguna huella de instrumento, ni siquiera rastro microscópico. Se supone que los escultores pulimentaron el objeto con la mano, lenta y meticulosamente, con una mezcla de arena de río y agua, a partir de un gran bloque anguloso de cristal de roca aproximadamente tres veces mayor que su tamaño. Al suponer esto, se hubieran necesitado varias generaciones de obreros, la estimación emitida es de ¡300 años-hombres!
  • Sin señal de fabricación, resulta imposible fecharla (el cristal no envejece).
  • Con una tecnología moderna con diamante haría falta un año de trabajo para conseguir el aspecto exterior (con huellas de fabricación, ¡lo que no lleva la calavera!), en cuanto a los efectos prismáticos, su reproductibilidad resulta aún más dificultosa.

Existen otras calaveras de cristal, cuyo descubrimiento o adquisición tampoco fueron claramente asentados.

Nick Nocerino, posesor de una calavera de cristal llamada “Sha-Na-Ra” fundó un instituto de investigación parapsicológica con el fin de estudiar sus propriedades “psi”.

Jo Ann Parks detiene “Max” y Norma Redo es la propietaria de la calavera de la cruz relicario.

En el año 1996, los tres aceptaron prestar su calavera al British Museum con fin de peritaje.

Cinco calaveras han sido estudiadas, las tres citadas antes, la del British Museum y también la del Smithsonian Institute.

Un cubilete de cristal fechado por lo menos en 500 años antes de Jesucristo, y una calavera moderna fabricada en 1993 en Alemania por Hans-Jürgen han sido utilizados como muestras.

La calavera del British Museum y la del Smithsonian Institute llevan huellas de fabricación.

En cuanto a la calavera de la cruz relicario, los dientes han sido retocados así que, claro, el agujero que los españoles perforaron para introducir la cruz.

Y… ¡silencio! Para “Max” y “Sha-Na-Ra”: “¡No Comment!”

Desde entonces, las autoridades del British Museum se niegan con empeño no sólo a revelar sus conclusiones sino también en decir el por qué. Aquí tenemos un nuevo ejemplo de la dimisión de los científicos ante un objeto imposible.

Max.

Sha-Na-Ra.

Una leyenda Maya se refiere a esas calaveras de cristal: cuando las trece calaveras estén reunidas, revelarán el secreto de la vida. Según su tradición, esas calaveras les han sido transmitidas por los Atlantes quienes las habían recibido de ¡iniciadores llegados del cielo!

¿Serían estas calaveras los antepasados de las bolas de cristal? ¿Una clase de soporte de información, llegado de tiempos remotos, capaz de entrar en resonancia con el cerebro humano? ¿Un mechero sofisticado? ¿O un sencillo objeto decorativo para honrar a los antepasados?

Fuentes: Fabio Zerpa, “La Calavera de Cristal: Un objeto de acabada tecnología que llena de estupor a los científicos”; Marc ANGEE, “Les Découvertes Impossibles”;Otras.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jun 12, 2014
14:33
#1 Abimael:

Grupo Elron aporta el dato de que estas calaveras fueron obsequios de los ET a los pueblos antiguos. Recientemente un documental del History (o fue Nat Geo?? o Discovery??) revelaba la existencia de un recibo por la compra de esa calavera antes de ser “descubierta” en territorio Maya. Es muy probable que los fenómenos paranormales alrededor de ella no sean más que las bromas normales de los espíritus chocarreros que no pierden oportunidad para jugarle bromas a los encarnados.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario