Las regiones de la selva amazónica ahora están liberando más dióxido de carbono a la atmósfera del que pueden absorber. Eso, advierten los expertos, podría significar que nos estamos acercando a un «punto de inflexión» en el que la región de selvas más grande del planeta comenzará a contribuir —en lugar de salvarnos— al cambio climático.

Selva del Amazonas. Crédito: Renting C.

Según un nuevo estudio publicado en la revista Nature, los patrones climáticos cambiantes están reduciendo la capacidad del Amazonas para absorber carbono. Es probable que estos patrones se vuelvan cada vez más comunes gracias al calentamiento global, liberando aún más dióxido de carbono en el futuro, un ciclo de retroalimentación sombrío que podría significar aún más problemas para el medio ambiente global.

El estudio examinó las mediciones del aire tomadas durante cientos de vuelos entre 2010 y 2018 sobre las selvas tropicales del Amazonas.

La deforestación, la creciente quema de madera y las sequías severas solo han empeorado el efecto.

«Encontramos que las emisiones totales de carbono son mayores en la Amazonía oriental que en la parte occidental, principalmente como resultado de las diferencias espaciales en las emisiones de incendios derivadas del monóxido de carbono», escribió el equipo internacional de investigadores en su artículo. «El sureste de la Amazonía, en particular, actúa como una fuente neta de carbono para la atmósfera».

Reforestación

Sin embargo, los expertos argumentan que puede que no sea demasiado tarde para revertir la tendencia. Thomas Lovejoy de la Universidad George Mason, que no participó en la investigación, dijo al New York Times que nuestra «capacidad para reconstruir un margen de seguridad» mediante la reforestación es muy real. «No creo que vuelva a ser lo que era, pero ciertamente puede mejorarlo».

Árboles ardiendo cerca de Porto Velho, en el estado de Rondônia, Brasil, en 2019. Crédito: Victor Moriyama.

Por ahora, el fenómeno solo puede empeorar gracias a la creciente deforestación que está ocurriendo en el Amazonas. A pesar de la presión política para reducir la tendencia, las tasas de deforestación han aumentado significativamente, particularmente durante la pandemia de COVID-19.

Es un momento delicado y peligroso que requiere una acción inmediata. En un editorial de la revista Science Advances, los investigadores advirtieron que «la preciosa Amazonía se tambalea al borde de la destrucción funcional y, con ella, nosotros también».

«Hoy estamos exactamente en un momento clave de nuestro destino: el punto de inflexión está aquí, es ahora», concluyeron.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jul 15, 2021
20:54
#1 HORACIO:

Es un momento delicado y peligroso que requiere una acción inmediata._¿¿¿¿????? y estos nabos recien ahora lo concideran.???? El Premio Nobel de la Paz 2007 fue atribuido al ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, y al Panel de las Naciones Unidas sobre el Clima (IPCC) por sus esfuerzos en contra del calentamiento climático.12 oct. 2007….sus documentales dieron la vuelta al mundo y nadie se preocupo.!!!!! ya dije para esta banana de generacion lo importante saber que sustancias tiene el polvo de Marte…!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario