Hay 450 años luz entre la Tierra y LkCa 15, una joven estrella con un disco de transición a su alrededor, un remolino cósmico, un lugar de nacimiento de planetas. A pesar de la distancia considerable entre el disco y la Tierra y su gaseoso ambiente polvoriento, investigadores de la Universidad de Arizona han capturado la primera imagen de un planeta en formación, un planeta que reside en un hueco en el disco de la futura anfitriona.

Interpretación artística.

Interpretación artística.

De los aproximadamente 2.000 exoplanetas conocidos —que orbitan alrededor de una estrella distinta de nuestro Sol— sólo alrededor de 10 han sido fotografiados, y eso fue mucho después de que se hubieran formado, no cuando estaban en proceso.

«Esta es la primera vez que hemos fotografiado un planeta que podemos decir que todavía se está formando», dijo Steph Sallum, un estudiante graduado de la UA, que llevó a cabo la investigación, publicada en Nature.

Los discos protoplanetarios alrededor de estrellas jóvenes se forman utilizando los escombros sobrantes de la formación de la estrella. Se sospecha que los planetas se forman entonces en el interior del disco, barriendo el polvo y escombros a medida que el material cae sobre los planetas en lugar de permanecer en el disco o caer sobre la estrella. Una brecha se forma a continuación, en la que los planetas pueden residir.

Fotografía que muestra planetas en formación alrededor de la estrella LkCa 15.

Fotografía que muestra planetas en formación alrededor de la estrella LkCa 15.

Para poder llevar a cabo esta difífil observación, los investigadores contaron con instrumentos que incluyen el Gran Telescopio Binocular (LBT), el telescopio más grande del mundo, situado en el Monte Graham en Arizona, y Telescopio Magallanes y su sistema de óptica adaptativa, MagAO, ubicado en Chile.

La captura de imágenes nítidas de objetos distantes es difícil, debido en gran parte a la turbulencia atmosférica terrestre, la mezcla de aire caliente y frío, que hace que las estrellas brillen. Sin embargo, usando el sistema de óptica adaptativa del LBT y una novedosa técnica, Sallum y sus colaboradores lograron imágenes infrarrojas de LkCa15. Luego, se corroboraron con MagAO.

Los científicos observaron emisiones a diferentes longitudes de onda provenientes del disco alrededor de LkCa 15.  H-alfa (azul), banda-L (rojo), y banda-K (verde), estuvieron entre las frecuencias observadas.

Los científicos observaron emisiones a diferentes longitudes de onda provenientes del disco alrededor de LkCa 15. H-alfa (azul), banda-L (rojo), y banda-K (verde), estuvieron entre las frecuencias observadas.

«Resultados de este tipo sólo han sido posibles con la aplicación de una gran cantidad de nueva tecnología muy avanzada en el ámbito de las imágenes de las estrellas», señaló el profesor Peter Tuthill de la Universidad de Sydney y uno de los co-autores del estudio, «y es realmente genial verlos dando resultados tan impresionantes».

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 19, 2015
10:18
#1 xavier:

impresionante! El Universo está plagado de maravillas…

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario