Según un reciente descubrimiento, la Ciudad Prohibida, el palacio que alguna vez fue el hogar de los emperadores de China, fue construida utilizando carreteras de hielo resbalosas a través de las cuales se desplazaban los bloques de piedra gigantes.

forbidden-city

Por casi 500 años, los emperadores chinos vivieron en la Ciudad Prohibida, localizada en el corazón de Beijing. Un vasto número de piedras de grandes proporciones fueron extraídas y transportadas hacia el lugar de construcción durante los siglos 15 y 16 de nuestra era. Se calcula que las rocas más pesadas del complejo llegaron alguna vez a pesar la estrafalaria cifra de 300 toneladas.

Muchos de los bloques de construcción más grandes de la Ciudad Prohibida vienen de una cantera a 70 kilómetros del sitio. Debido a que la gente en China ha utilizado la rueda desde el 1.500 a.C., hasta el presente se creía que las piedras colosales habían sido transportadas sobre ruedas y no deslizadas hasta allí.

Ahora, Jiang Li, una ingeniera de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Beijing, dice que no fue así. Al traducir un documento de 500 años de antigüedad, la ingeniera se encontró con una parte del texto en donde se relataba como una piedra de 9.5 metros de largo que pesaba 123 toneladas fue deslizada sobre una ruta de hielo hasta la Ciudad Prohibida, con la ayuda de un enorme trineo tirado por un equipo de hombres durante 28 días en el invierno de 1557.

Este hallazgo es corroborado por otras pistas que indican que los trineos ayudaron a construir el palacio imperial.

A fin de saber por qué los trineos eran aún usados para mover grandes rocas 3,000 años después del desarrollo de la rueda, Li y sus colegas calcularon cuánta energía hubiera sido necesaria para que los trineos cumplan con su tarea.

El ancestral documento traducido por Li da cuenta que los trabajadores cavaron pozos cada 500 metros con el objetivo de tener agua suficiente para lubricar la carretera de hielo. Esto volvía al hielo más resbaloso y, por ende, más eficiente a la hora de utilizarlo para deslizar rocas.

Los investigadores calcularon la fuerza necesaria de trabajo para mover la roca de 123 toneladas en tan solo 50 hombres, desde la cantera hasta la Ciudad Prohibida y sobre un trineo a través del camino de hielo lubricado. En contraste, para mover el mismo peso pero sobre terreno de tierra, la fuerza necesaria requerida habría sido superior a los 1,500 hombres.

Pero aún hay más, también se estimó la velocidad promedio para desplazar este bloque de piedra mediante el método mencionado anteriormente. Los resultados indican que la velocidad hubiera sido de 8 centímetros por segundo. Esto hubiera sido suficiente para deslizar la roca sobre el hielo mojado antes que el agua se congelara.

En el texto traducido se hace mención de los debates que se dieron en la época para decidir cómo transportar las pesadas piedras hacia la Ciudad Prohibida, o se hacía sobre trineos o sobre ruedas. Y aunque los trineos demandaban un mayor presupuesto y hombres, fueron considerados más seguros y confiables para transportar lentamente objetos pesados.

“Es fascinante pensar cómo este gran proyecto se llevó a cabo hace 500 o 600 años, y el nivel de planeamiento y coordinación necesarios para lograrlo”, dijo Howard Stone, co-autor de la investigación e ingeniero de la Universidad de Princeton.

Li, Stone, y su colega Haosheng Chen, detallaron sus descubrimientos en la edición online de esta semana de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario