Un agujero negro recién hallado podría ser el más cercano a nuestro mundo. Y su hogar cósmico puede ser avistado en el firmamento nocturno sin necesidad de telescopio.

Ubicado a 1.000 años luz de distancia, en la pequeña constelación austral de Telescopium, el agujero negro pertenece a un sistema con dos estrellas que son lo suficientemente brillantes como para ser observadas a simple vista.

A diferencia de estas estrellas, los agujeros negros son literalmente invisibles, empero, al ser objetos masivos con una enorme fuerza gravitacional de la que nada —ni siquiera la luz— puede escapar, lo que sucede a su alrededor puede delatar su presencia.

Al estudiar lo que pensaban era solo un sistema estelar binario (dos estrellas que orbitan un centro de masa en común) por medio del telescopio MPG/ESO de 2.2 metros en el Observatorio La Silla, Chile, los astrónomos notaron que el binario, conocido como HR 6819, estaba siendo influenciado por un tercer objeto oculto.

Al observar el sistema por varios meses, pudieron deducir que una de las estrellas orbitaba el objeto invisible cada 40 días, mientras que la otra lo hacía a una distancia mucho mayor. Asimismo, calcularon que el objeto en cuestión era un agujero negro con una masa cuatro veces superior a la de nuestro Sol.

«Un objeto invisible con una masa de al menos cuatro veces la de nuestro solo solo puede ser un agujero negro», dijo Thomas Rivinius, científico del ESO y autor principal del nuevo estudio. «Este sistema contiene el agujero negro más cercano a la Tierra conocido».

Esta imagen de amplio campo muestra la región del cielo, en la constelación de Telescopium, donde se encuentra HR 6819, un sistema triple que consta de dos estrellas y el agujero negro más cercano a la Tierra jamás detectado. Esta vista fue creada a partir de imágenes que forman parte del sondeo Digitized Sky Survey 2. Mientras que el agujero negro es invisible, las dos estrellas de HR 6819 se pueden ver desde el hemisferio sur en una noche oscura y despejada sin binoculares o telescopio. Crédito: ESO/Digitized Sky Survey 2. Acknowledgement: Davide De Martin.

El próximo de estos monstruos cósmicos se encuentra a 3.000 años luz en la constelación de Monoceros. Pero podrían haber otros pululando más cerca de nuestro hogar y que aún no han sido detectados. De hecho, los astrónomos estiman que hay millones de agujeros negros solo en la Vía Láctea.

El de HR 6819 es uno de los primeros agujeros negros de masa estelar hallados en nuestra galaxia que no libera rayos-X al interactuar violentamente con sus estrellas compañeras, y el actual descubrimiento podría ayudar a los investigadores a encontrar más de este tipo de  objetos «silenciosos».

«Debe haber cientos de millones de agujeros negros allí fuera, pero solo conocemos unos pocos», concluye Rivinius. «Saber a dónde mirar debería ponernos en una mejor posición para encontrarlos».

¿Cómo ver HR 6819?

Los observadores del cielo en el hemisferio sur pueden ver el sistema HR 6819 en el firmamento nocturno sin la asistencia de binoculares o telescopios.

«Nos sorprendió darnos cuenta que este es el primer sistema con un agujero negro que podemos ver a ojo desnudo», señaló Petr Hadrava, científico emérito de la Academia de Ciencias de la República Checa en Praga y coautor del estudio.

Este gráfico muestra la ubicación del sistema triple HR 6819, que incluye el agujero negro más cercano a la Tierra, en la constelación de Telescopium. En este mapa se pueden ver la mayoría de las estrellas que son visibles a ojo desnudo bajo buenas condiciones; el sistema en sí está marcado con un círculo rojo. Mientras que el agujero negro es invisible, las dos estrellas de HR 6819 se pueden ver desde el hemisferio sur en una noche oscura y despejada sin binoculares o telescopio. Crédito: ESO, IAU and Sky & Telescope.

El dúo estelar aparece como una sola estrella en la constelación de Telescopium, cerca del borde de la constelación del Pavo. En la escala de magnitud, en la que números menores denotan más brillo, los objetos más tenues visibles al ojo humano tienen una magnitud de 6.5. Actualmente brillando con una magnitud de 5.4 —apenas algo más que Urano, el planeta más tenue visible— HR 6819 es lo suficientemente luminoso para poder ser apreciado desde nuestro planeta.

Fuente: ESO/Live Science.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario