Un grupo de físicos y astrónomos, liderados por John J. Matese, de la Universidad de Louisiana, acaba de publicar un estudio en el que apunta la inquietante posibilidad de que en las fronteras de este Sistema Solar exista un planeta gigante desconocido, con una masa entre una y cuatro veces la de Júpiter.

doomsday_planet_x

De acuerdo a la página abc.es, el enorme compañero del Sol se encontraría en las zonas exteriores de la nube de Oort, a cerca de un año luz de distancia de nosotros, la extensa región esférica de escombros que rodea el Sistema Solar y de la que proceden la mayor parte de los cometas conocidos.

Fue precisamente realizando un análisis dinámico y estadístico de esa remota región cuando los investigadores se encontraron con una serie de anomalías que podrían explicarse con la presencia de un gran cuerpo planetario, con una masa que podría llegar a multiplicar por cuatro la de Júpiter, el gigante del sistema solar.

Para darse una idea de las dimensiones de este cuerpo aún no observado, basta decir que Júpiter tiene una masa 318 veces superior a la de la Tierra, y dos veces y media superior a la suma de todos los planetas del Sistema Solar.

La posibilidad de la existencia de un cuerpo similar en nuestro vecindario inmediato ya fue apuntada por este mismo científico en 1999.

Sin embargo, tal y como expone en su estudio, desde entonces la base de datos de cometas conocidos se ha duplicado, lo que permite realizar análisis mucho más precisos.

Según los cálculos de Matese, las anomalías detectadas en la distribución de la población de cometas en la zona externa de la Nube de Oort sugiere que por lo menos un 20% de ellos está sufriendo los efectos del tirón gravitatorio de un cuerpo enorme.

Para evitar cualquier tipo de confusión, Matese especifica que no se está refiriendo en absoluto a la hipótesis de Némesis, propuesta en 1984 y según la que existiría una pequeña y oscura estrella (quizá una enana marrón) acompañando al Sol, sino a un mundo desconocido hasta ahora y que nada tiene que ver con las hipótesis catastrofistas alrededor de esa hipotética compañera.

“Un objeto así -escribe Matese- sería incapaz de crear tormentas de cometas.

Para ayudar a mitigar la confusión popular con el modelo de Némesis, usaremos el nombre sugerido recientemente por Kirkpatrick y Wright (2010), Tycho (en mitología, la hermana buena de Némesis), para referirnos a este nuevo e hipotético compañero.

En su artículo, Matese asegura que, usando el recientemente lanzado (2009) satélite WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer), sería relativamente fácil detectar el nuevo planeta y despejar así las dudas que sobre su existencia aún tiene la comunidad científica.

7 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 7 comentarios
Comentarios
Abr 30, 2010
19:05
#1 joas:

No podria estar relacionado con Hercólubus ??

Reply to this commentResponder

May 1, 2010
17:39
#2 kev:

Pues parece Hercólobus, pero si esta a un año luz de distancia, sería posible, tal vez, que se acerque un poco mas a nuestro sistema solar, haciendo los estragos que se han dicho se hace un tiempo, estará preparandose todo para el 2012, casi imposble pero fuertemente sugestionable.

Reply to this commentResponder

May 1, 2010
20:21
#3 joas:

Esta aproximadamente a 1 año luz que e serian 9.460.000.000.000km,
faltan 2 años y 7 meses para el 2012. Debería recorrer por año unos 3638461538461 km o 303205128205 km x mes o 25267094017 por dia o 1052795584 Km/h. Eso seria 9913 la velocidad de traslación de la tierra o 53387 la de pluton

PD: Si mis cálculos no fallan esa es la velocidad que debiera ir para llegar al sol si fuera en linea recta( es decir que no sirvieron de nada mis cálculos :P )

Reply to this commentResponder

May 2, 2010
14:21
#4 Increible:

Los astrologos son los que se ban a poner las botas. Ellos estaban buscando hace rato un planeta más para completar el juego astrologico.

Reply to this commentResponder

May 3, 2010
11:22
#5 Nibiru:

¿No sera Nibiru?

Reply to this commentResponder

May 9, 2010
1:01
#6 Pablo:

joas eres un caso aparte jajajajajaja. ¿Que si es niburu?, quien sabe tal vez!. En fin ya no importa mucho, traten de vivir bien y respetar y no faltar al respeto a nadie, no mientan y vivan bien. No lean tantas teorias conspiranoicas por que los pueden volver paranoicos y un poco loquitos!!!!. ;)

Reply to this commentResponder

Abr 21, 2011
14:07
#7 Juan Andres:

Esta noticia esta manipulada por los cientificos porque esto ya lo saben hace mucho tiempo, lo están empezando a revelar de a poco…. lean esto “Todo empezó en Diciembre de 1974, cuando fue descubierto por el satélite de rayos X holandés ANS un astro de lo más raro, se encontraba a 1.200 millones de kms más allá de la órbita de Plutón. En Enero de 1975 el octavo Observatorio Solar Orbital, y los satélites SAS-3, Vela, y el de rayos X Uhuru, confirmaron el hallazgo. En los años siguientes, tanto los satélites HEAO-1 como el HEAO-2 y varios telescopios entre ellos los de Harvard, Palomar y Arecibo lo fueron siguiendo para ver a donde se dirigía. El 27 de Enero de 1984, diez años después de su descubrimiento, el astro rebasaba la órbita de Plutón en una órbita perpendicular y enorme con respecto a la del plano de las órbitas de los planetas, dirigiéndose paralelamente hacia el centro del Sistema Solar, es decir, hacia el Sol. Se encontraba en dirección a la constelación de Orión, y a 29,66 U.A. Este descubrimiento fue publicado en su momento por la prensa mundial, pero nadie le prestó atención a la noticia. El País de Madrid notificó en 1984:

AGENCIAS, Washington. 1984

EL DESCUBRIMIENTO DE UN CUERPO CELESTE FRÍO CERCA DEL SISTEMA SOLAR INTRIGA A LOS CIENTÍFICOS

“Los astrónomos norteamericanos están fascinados por el descubrimiento de un cuerpo celeste, al parecer de un tamaño similar al de Júpiter, y tan próximo a la Tierra que podría formar parte del sistema solar. El misterioso cuerpo fue descubierto por el telescopio espacial norteamericano, montado sobre un satélite de infrarrojos, que dejó de funcionar en noviembre al agotarse su reserva de helio, que le permitía detectar los objetos más fríos en el espacio, según ha informado el diario The Washington Post.

El telescopio detectó en dos ocasiones al objeto espacial, que se encuentra en la dirección de la constelación de Orión.

Los astrónomos desconocen si se trata de un planeta, un cometa gigante, una protoestrella (las que no alcanzan una temperatura suficientemente alta para convertirse en estrella) cercana, una galaxia remota tan joven que sus estrellas no están formadas del todo o tan envuelta en polvo cósmico que la luz de éstas no pueden atravesar la capa de polvo. -No sabemos lo que es-, declaró el astrónomo Gerry Neugebauser, del observatorio Monte Palomar de California y jefe del proyecto del satélite de infrarrojos. El cuerpo espacial está tan oscuro que no emite luz y nunca ha sido detectado por telescopios en tierra. Los telescopios ópticos más poderosos del mundo están intentando detectar el objeto.

La teoría más fascinante, según el diario (The Washington Post), es que el cuerpo puede ser un planeta gaseoso gigante, situado a unos 90.000 millones de kilómetros de la tierra aproximadamente, lo que, en términos espaciales, es muy próximo. En este caso, sería el cuerpo celeste más próximo a la tierra más allá de Plutón. También es posible que se trate de casi una estrella, al estilo de Júpiter, que nunca llegó a alcanzar la temperatura suficiente para ser estrella encendida”.
(Hemeroteca de El País: http://www.elpais.es/articulo/elpepisoc/19840102elpepisoc_2/Tes/El%20descubrimiento%20de%20un%20cuerpo%20celeste%20fr%EDo%20cerca%20del%20sistema%20solar%20intriga%20a%20los%20cient%EDficos)

Lo que se sabe hasta ahora (extraoficialmente) es que este astro pertenecería a un probable sistema solar vecino cuya estrella es una “enana marrón”, o sea una estrella apagada o en proceso, la cual emite todo tipo de energía, calor, radiación, etc, pero no luz. Esta estrella sería la famosa “Némesis” o sea lo que los astrónomos de principio de siglo calculaban era la gemela del sol, debido a las anomalías que presentaba el sistema solar solo explicable por la existencia de una estrella gemela relativamente cercana, que luego se negó su existencia pero que ahora sale a luz en otra nueva perspectiva. A finales del siglo XX un holandés lo publicó y luego un dominicano llamado Rabulú escribió un libro llamado “Hercólubus el planeta rojo” y publicó una advertencia. Sin embargo este autor es un místico y sus afirmaciones manifestó le fueron “reveladas por los Annunaki” lo que le quitó transcendencia, pero es probable que tuviera acceso a otras fuentes no tan esotéricas.

1. Los astrónomos sabrían de su existencia pero no lo dicen públicamente, si esta protoestrella tiene planetas orbitando, algunos piensan que sería este planeta, el llamado Hercóbulus, Níburu, Marduk o Ajenjo, según la mitología, griega, sumeria, babilónica o incluso bíblica, respectivamente, el cual, en su órbita muy excéntrica y enorme, se allega al sistema solar cada 3600 años dicen unos, cada 6000 años dicen otros, causando todo tipo de desastres naturales sobre los planetas del sistema solar que estén más cercanos ( en términos astronómicos) a su pasaje, entre ellos la Tierra. Otros estiman que no habría planeta sino que sería la propia Némesis que es a la vez planeta gaseoso enorme o enana marrón, o estrella negra como se le dice también.

Este planeta o protoestrella se comportaría muy extrañamente, pues sería un planeta gaseoso del orden de Júpiter pero entre 3 y 6 veces más masivo. Viajaría por el espacio en una órbita enorme pero muy rápida por lo que en vez de tener lunas o material girando alrededor de él como es usual, éste los “arrastra” en una “cola” como un cometa. Presentaría un color rojizo oscuro, debido a que también arrastra una nube de material cósmico de ese color, que influye en su ocultamiento absorbiendo la luz. Los antiguos sumerios ya lo tenían incluido en sus cálculos astronómicos y en su mitología, agregándole poderes míticos y relacionando a sus dioses. Sin embargo a pesar de todo lo escrito en los últimos años por místicos, esotéricos, videntes, etc., este texto transcribe lo “oficial” y científico que existía, antes que la Nasa y los organismos astronómicos internacionales prohibieran toda publicación oficial, negaran todo y llamativa mente, a consecuencia, no hay nada posterior a lo que se publicó en 1984. Nada, solo lo que sale en Internet, mucho sin base y utilizado por místicos. A continuación transcribimos los últimos documentos al respecto: “NASA finalmente reconoce que los informes sobre Némesis son verídicos y que efectivamente la perturbación de Sagitario fue y es una de las mayores preocupaciones del programa WISE. (Némesis tradicionalmente la “gemela del sol” una estrella enana marrón, o sea una estrella no encendida que por su masa y calor e irradiación es el equivalente de una estrella, pero que no emite luz o sea no alcanzó la gravedad y fuerza necesaria para encenderse, que por mucho tiempo se pensó que existía pero no se pudo encontrar). Este tipo de estrella funciona como un sol apagado o como un enorme planeta gaseoso en su etapa pre-encendido. Debido a que viajaría por el espacio a gran velocidad y con una masa enorme arrastraría tras de si todo tipo de materia. En el diario “The Sun”, con fecha de 12 de Marzo de 2010, PAUL SUTHERLAND, escribe:

Una estrella invisible podría circular el Sol y haber sido la causante de bombardeos mortales de cometas hacia la Tierra, dijeron ayer científicos. La enana marrón – hasta cinco veces el tamaño de Júpiter – podría ser la culpable de las extinciones en masa que se producen aquí cada 26 millones de años. La estrella – apodado Némesis por científicos de la NASA – sería invisible, ya que sólo emite luz infrarroja y es increíblemente lejana. Némesis se cree que orbita de nuestro sistema solar a una distancia equivalente a 25.000 veces la distancia de la Tierra al Sol. Al girar a través de la galaxia, su fuerza gravitatoria arrastra los cuerpos de hielo de la nube de Oort – una vasta esfera de roca y polvo dos veces tan lejos como Némesis. Estas “bolas de nieve”, se lanzan hacia la Tierra como los cometas, causando una devastación similar a la del asteroide que acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años.

Varios investigadores de la NASA creen ahora que podrán encontrar Némesis con un nuevo sistema de búsqueda de calor con un telescopio, que comenzó explorando el cielo en enero. The Wide-Field Infrared Explorer espera encontrar miles de enanas marrones dentro de 25 años luz del Sol (ya ha enviado una foto de un cometa, posiblemente, desplazado de la Nube de Oort).

La primera pista real de los científicos de la existencia de Némesis fue la extraña órbita de un planeta enano llamado Sedna. Varios investigadores creen que su inusual órbita oval de 12.000 años de tiempo podría ser explicado por la influencia gravitacional de un cuerpo celeste masivo. Mike Brown, quien descubrió a Sedna en 2003, dijo: “Sedna es un objeto muy extraño – no debería estar allí.“La única manera de conseguir ese tipo de órbita excéntrica es tener un cuerpo de gigante que le de una patada – Entonces, ¿qué es lo que hay ahí?”El profesor John Matese, de la Universidad de Luisiana en Lafayette, dijo que la mayoría de los cometas proceden de la misma parte de la Nube de Oort.

Como verán. La verdad no puede esconderse ya por más tiempo. Star Viewer Team Internacional 2010. (http://starviewerteam.org/).

diario “The Sun”,
Publicado por BOSS en 13:06
Etiquetas: INVESTIGACIÓN

NOTA DEL REDACTOR: Coincide con muchos presagios y profecías incluso bíblicas. Varios presagios antiguos de muchas fuentes sobre el tema hablan de la aparición de dos soles, y de un planeta rojo oscuro misterioso, y también escrituras bíblicas y otras, como el Corán, por ejemplo, hablan de grandes desastres astronómicos, por ejemplo, éste último explica la partición de la luna en el final de los tiempos por un fenómeno astronómico y se plasma en el signo musulmán de la Media Luna. También en la Biblia existe una escritura muy significativa, que transcribimos a continuación:

Apocalipsis 12:3, “Y fue vista otra señal en el cielo, y he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, …. y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo ….”
Si bien este texto, que es interpretado generalmente como una imagen del diablo arrastrando tras de si a la tercera parte de los hijos de Dios, y seguramente es así, también en la forma dual de interpretación que debe tener la Biblia porque era la forma de profetizar de los judíos, que aplicaban cosas físicas y simbólicas a la vez, (por ejemplo “los cielos lloran por los hijos de Dios” también se refería a la vez la tristeza de nuestro Padre Celestial por los pecados de los hijos y al diluvio físico) la imagen en el cielo no puede entenderse por otra cosa que por eso mismo y el dragón como un astro con cola color rojo oscuro arrastrando material que dañaría de alguna forma la tierra, es una imagen simbólica, espiritual y física a la vez.

Existen otras más claras aún como la de Mateo:24:29-30:

“Y luego después de la aflicción de aquellos días, el sol se obscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas.”

“Y entonces se mostrará la señal del Hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria.”

Existen otras escrituras relacionadas, vean Apocalipsis, en referencia a Ajenjo, etc. ¿Será esta la causa del terrible aumento de terremotos, desastres naturales y otros, y el fin de los tiempos?

Nibiru en sumerio quería decir el “planeta del cruce” o “planeta cruz” ¿La señal del Hijo del Hombre……….?”

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario