Un ingrediente químico esencial para la vida quizás tenga mayor presencia en un Marte ancestral que en la Tierra primigenia. El nutriente en cuestión, es fosfato, el cual sirve como espina dorsal del ADN y es también parte fundamental de las células moleculares. Los científicos piensan que también fue de suma importancia para las reacciones que llevaron al origen de la vida en nuestro planeta.

Cristales sintéticos de fosfato de calcio del mineral whitloquita, similares a aquellos utilizados para producir el mineral extraterrestre merrilita. Si la vida surgió alguna vez en Marte, la merrilita fue seguramente una fuente biológica indispensable de fosfato.

Marte es rico en fosfato, de 5 a 10 veces más que la Tierra, de acuerdo a los análisis llevados a cabo en meteoritos marcianos estrellados y a los datos suministrados por los rovers Spirit y Oportunity de la NASA desde la superficie del planeta rojo. Este último hallazgo suma más evidencias que indican que Marte tuvo vida en el pasado y existe la probabilidad que aún la tenga.

No obstante, la presencia de fosfato por sí misma no implica necesariamente su disponibilidad para reacciones químicas favorables a la vida. Por ejemplo, los minerales que poseen fosfato en la Tierra se disuelven muy lentamente, limitando su disponibilidad en ambientes acuáticos, lo que los científicos creen que quizás en el pasado constituyó un obstáculo para la proliferación de la vida en la Tierra.

Para conocer más sobre las dificultades que pudo afrontar Marte en cuanto al fosfato, el geoquímico planetario Christopher Adcock y sus colegas de la Universidad de Nevada, Las Vegas, examinaron cómo los minerales cargados de fosfato más comunes en Marte se disolvieron a diferentes niveles de acidez.

Los investigadores encontraron que los minerales marcianos más dominantes que poseen este elemento son más solubles, y por lo tanto liberan mayor cantidad de fosfato en el agua, más que aquellos comunes en la Tierra.

“La lucha por el origen de la vida en la Tierra se limitó a la cantidad de fosfato disponible en el ambiente. Los resultados sugieren que dicha lucha pudo ser no tan significante cuando hablamos de la posibilidad de vida en Marte”, aclaró Adcock.

Los hallazgos experimentales indican que el fosfato es liberado 45 veces más rápido que en nuestro planeta durante las interacciones entre agua y roca en Marte.

“Es excitante cuando encuentras evidencia positiva que implica la posibilidad de vida fuera de la Tierra”, agrega Adcock.

Superficie de Marte, enero 2013.

Algunos estudiosos de la exobiología afirman que la vida en la Tierra pudo provenir directamente desde nuestro vecino cósmico a causa de impactos estelares que lanzaron meteoritos hacia nuestro planeta.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario