El Gobierno español, desde finales de la dictadura, ha tenido un especial interés sobre los Objetos Voladores No Identificados. Actualmente es competencia del Ministerio de Defensa que, a través del Ejército del Aire y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), tiene asignada una treintena de efectivos dedicada exclusivamente a estudiarlos. Ahora, nuestro colaborador Pablo Moreira, del sitio hermano Mundo Parapsicológico, entrevista a un agente en activo, quien nos relata el esquema y las diligencias que se toman ante los avistamientos ovni en España.

4 años detrás de una información aparentemente inocente

Madrid, otoño del año 2016. Por alguna razón algo empujó a mi compañero Jesús Rojo y a quien esto escribe a adentrarnos en los archivos del Ejército del Aire para revisar ciertos datos relativos a los informes de ovnis en España, desclasificados desde comienzos de 1991 y que se encuentran custodiados y accesibles en su sede de Moncloa (Madrid).

Cuartel General del Aire, donde se encuentran los archivos desclasificados por Defensa respecto al tema de los OVNIs en España.

Aquella mañana solicitamos el acceso específico a dicha información, y parece que, providencialmente, la persona encargada del primer puesto de control, quizá sorprendida por nuestro interés, nos envió a un despacho donde se encontraban algunos militares trabajando como lo harían en su día a día rodeados de papeles. En un momento dado, uno de ellos nos preguntó la causa de nuestro interés, y nos comentó algo que, al menos a mí, me dejó intrigado y que fue el detonante de esta aventura: nos hizo referencia a un archivo general situado en unas instalaciones que el Ejército del Aire tiene al sur de Madrid, pero eso sí, nos dijo que no podíamos ir por libre. Cuando dijo esto, que pudiera parecer banal, uno de sus compañeros le «recriminó» y continuó la charla distendida que hasta el momento íbamos manteniendo.

Aquel día ojeamos Jesús y yo toda la información que pudimos, pero a mí no se me quitaba de la cabeza aquella localización que, quizá involuntariamente, nos comentó el militar.

Importante cuidar la fuente de información

No voy a entrar en detalles de como llegué a la fuente que me sirvió toda la información para publicar este trabajo. Aun así quiero hacer un inciso para agradecer a todos los intermediarios, ya que si no llega a ser por su extrema confianza, esta información no hubiera podido salir a la luz. Desgraciadamente, al ser militares y agentes en activo, no podemos revelar sus identidades.

Aunque apenas he mantenido en este último año tres encuentros con mi fuente, agente del CNI activo en la zona de Cataluña, he podido ver, oír y poseer variada documentación, documentos y procedimientos que, por motivos de seguridad, y dado que son secreto oficial, no podemos publicar. Por ello, pido perdón a todos los lectores, dado que todas las entrevistas que he hecho en mis 20 años de trayectoria como divulgador las he hecho con luz y taquígrafos, pero dada la sensibilidad para la seguridad de mi fuente, no podemos ni debemos exponerla por riesgo a ser reconocida.

Dicho esto, deseo aclarar así mismo que, dado que nuestros lectores valoran la absoluta credibilidad de este medio con respecto a estos temas, vamos a publicar todo por escrito y sin fotografías, aunque las poseemos, así como las entrevistas grabadas y la documentación que sustenta lo afirmado por nuestra fuente, en adelante llamada Rafael.

Así pues, y sentados en un restaurante de comida rápida, muy típico de este tipo de situaciones para no llamar la atención, Rafael comienza a contarme pormenores de su trabajo y su conocimiento de las unidades destinadas a la investigación del fenómeno ovni en España:

P: ¿Cuando se empieza a interesar el Gobierno por el tema de los ovnis en España?

Rafael: Comienza a interesarse a finales de los 60, ya en la época tardía del régimen, principalmente por la influencia americana en nuestras bases. Se crea un observatorio (entiéndase como un punto de observación y control aéreo), ultra top (secret) todo. Una vez se han ido los americanos, antes, pusieron una condición: que fuese el ejército quien exclusivamente se encargase de estos asuntos.

P: Y dentro del ejército, ¿quién se encarga de ello?

R: Todo lo concerniente a la seguridad del espacio aéreo español es competencia del Ejército del Aire, pero siempre ha estado colaborando, digamosló, en B, el CNI (el Centro Nacional de Inteligencia), el CESID en su día. Hay una ley no escrita, una nota que se les mandaba y se manda a los cuartelillos de toda España y comisarías, diciendo que si hay vecinos, si hay alertas de avistamientos, etc… se llamase, en el acto, a un teléfono dedicado a este tipo de situaciones.

Digamos que el ejército CAPTA y el CNI INTERPRETA el avistamiento. El personal dedicado a tiempo completo son 6 en el CNI y otros 20 en el ejército.

P: ¿Qué teoría maneja el Estado con respecto al fenómeno?

R: Cuando le dan tanta importancia, es que hay algo. Cuando crees que hay algo, organizas una estructura como la que hay, destinas recursos… Repito, es por algo. Donde si informan de todos los incidentes es a EE.UU., nuestro padre en estos asuntos, el que nos enseñó e introdujo en este tipo de investigaciones y es, además, al que más le preocupa esto en el mundo. En cierto modo, y para matizar, somos un satélite de EE.UU. en este sentido.

«Somos un satélite de EE.UU. en este sentido».

Se intenta hacer ver a la población que no es tan importante, que es algo de películas. Cierto es que en este momento nos preocupa más las situación política en este país y las injerencias extranjeras en el devenir. Esto no quiere decir que lo dejemos de lado, pues año a año se mantienen dichas unidades cada vez con más medios.

P: El CNI, ¿visita con sus agentes a testigos de ovnis en España?

Rafael nos dice, como ejemplo, un caso ocurrido en Cuenca en el año 2014. Un vecino acude al cuartel de su demarcación a denunciar el avistamiento de unas luces extrañas en el cielo. Los agentes recogen los datos, pasan el atestado a su central, presentándose a las pocas horas dos agentes del CNI a recabar más datos y entrevistar al testigo y llevarse todo rastro de información del incidente depositado en el cuartel. Es, según me cuenta, un procedimiento habitual siempre que los datos posean ciertos detalles que llamen la atención.

P: Y… ¿dónde se depositan dichos informes sobre ovnis en España?

R: En el ejército hay un archivo enorme situado en Villaviciosa de Odón. Se puso enfrente del cuartel de la Guardia Civil de la localidad aposta para tenerlo 24 hs activamente vigilado. Se van haciendo visitas en muy contadas ocasiones y con muchísimo enchufe.

Nuestra fuente sitúa en este enclave el archivo secreto de OVNIs del Gobierno de España. Credito: Zarateman [CC0].

Los archivos clasificados se encuentran en un búnker subterráneo en dichas instalaciones, fuertemente custodiados.

P: ¿Qué me puedes contar con respecto a la Base Aérea de Torrejón?

R: Tiene mucho que ver con el fenómeno. Ten en cuenta que la Base de Torrejón es un punto muy central y, por lo tanto, muy caliente. Existe allí una torre desde la que monitorizan todos los vuelos activos en ese momento, ya sean civiles, militares, de transporte… todo, absolutamente todo. Tienen acceso a las identificaciones de todos los pasajeros e incluso pueden decidir si dar o no pista para aterrizar.

Ten en cuenta que en España hay muchísimas antenas. Centenares incluso desconocidas, el cielo está controlado al milímetro siempre y cuando la tecnología sea terrestre…

Torrejón es el Área 51 de España: tiene un hangar subterráneo, ¡un inmenso búnker que tiene incluso vías de tren!

P: ¿Tecnología enemiga?

R: Hoy en día la guerra en occidente se libra cibernéticamente con un pendrive. El realizar una incursión en un país enemigo es realmente difícil, y de hecho en cuanto a esta fenomenología está descartado. El miedo que tienen los gobiernos, incluido el de España, es ¿qué se mete?, si no es de ningún país… ¿Qué es?

P: ¿Desinformación?

R: Por supuesto, y además muchas de las fake news sobre ovnis en España salen del propio gobierno y sus organismos para despistar hechos y situaciones, y esto no es menos.

Cuando un caso ovni lo amerita, dos agentes del CNI se presentan ante el testigo «para recabar más datos» y entrevistarlo.

Poseemos más declaraciones interesantes y material, pero por desgracia, y con el fin de no poner en peligro a nuestra fuente, debemos mantener, por ahora, convenientemente guardados. No obstante, hemos conseguido una vez más ir más allá y desvelar las infraestructuras y procedimientos con los que cuenta el Estado de cara a investigar el fenómeno ovni. Otros compañeros en su momento obtuvieron información complementaria, como es el caso de Manuel Carballal, investigador gallego y director de la veterana publicación El Ojo Crítico, que en su día obtuvo información relativa al CESID y los ovnis.

Es evidente que, y como decía antes, la relación del Gobierno con los ovnis es estrecha. Y para los que llevamos toda una vida detrás de lo extraño era un secreto a voces. Quizá por ello me fue fácil interpretar detalles en mi primera visita a la sede del Ejército del Aire en Moncloa que me llevaron hasta nuestro testigo fundamental.

Nuestra fuente del Servicio Secreto promete volver en un futuro a contactarnos para autorizarnos nuevas publicaciones respecto a ovnis en España. Por esta razón auguro un futuro muy interesante con respecto a este tema, dado que aun queda mucho por contar…

Por Pablo Moreira/MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Ene 11, 2020
18:29
#1 Javier Pérez Carrió:

Somos un satélite de EE.UU. en todos los sentidos!

Reply to this commentResponder

Ene 11, 2020
20:10
#2 HORACIO:

TODOS LOS TOREROS SON EXTRATERRESTRES….POR ESO NADIE PUEDE ELIMINAR LAS FIESTAS TAURINAS……EL ALIGENA SE ALIMENTA DE LAS OREJAS DEL TORO…….de ahi viene que se las cortan despues del rodeo ;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario